El IRPF, a escena

Ahorra más de 4.000 € en la declaración de la renta en estos gastos deducibles

Fotografía de una pareja haciendo la declaración de la renta. Existen gastos deducibles para ahorrar más de 4.000 euros.
Fotografía de una pareja haciendo la declaración de la renta. Existen gastos deducibles para ahorrar más de 4.000 euros.
Canva.

El coronavirus lleva copando la información de los principales medios de comunicación semanas, y lo seguirá haciendo. Pero, inevitablemente tendrá que dejar espacio a otro tema que influye en la economía de todos los españoles: la declaración de la renta. Desde el próximo miércoles 1 de abril y hasta el 30 de junio, si no se dice lo contrario, todos deberemos poner orden en nuestras cuentas de cara a Hacienda.

Revisar bien el borrador -El Consejo General de Colegios de Gestores Administrativos advierte que se pueden perder hasta 300 euros al aceptar el borrador sin revisar-, y estar al tanto de todas las novedades puede suponer un importante ahorro fiscal para el bolsillo. Bien es cierto, que muchas de las medidas que pueden contribuir a esa rebaja fiscal deberíamos haberlas llevado a cabo durante 2019. Es el caso de la relacionada con los planes de pensiones. Solo su contratación puede reducir nuestra base imponible hasta 8.000 euros. Hay que tener en cuenta que no se puede superar el 30% de los rendimientos del trabajo y actividades económicas.

En cuanto a la vivienda, si compraste un inmueble antes del 1 de enero de 2013, podrás deducirte hasta el 15% de las cantidades que hayas invertido, con un límite de 9.040 euros, lo que permite deducirse hasta un máximo de 1.356 euros. Si el préstamo está a nombre de dos personas, ambas pueden incluir este descuento en su declaración. Lo que mucha gente no sabe es que a la hora de llegar a esos 9.040 euros no solo cuenta la hipoteca, también lo hacen los seguros que se tengan contratados para ese inmueble.

[Te interesa leerEl simulador con el que ya puedes calcular si la Renta 2019 te saldrá a pagar o a devolver]

De igual modo, también cuentan las inversiones que se hayan realizado antes del 1 de enero de 2013 para rehabilitar o ampliar la vivienda o para realizar obras e instalaciones de adecuación para personas con discapacidad, siempre que las obras finalizaran antes del 1 de enero de 2017. Si aún así te quedas muy lejos, estudia amortizar parte de la hipoteca de cara a la declaración de 2020.

Deducciones en el ámbito del hogar

Ahora bien, aunque para llegar a rebajarnos importantes cantidades en la declaración deberíamos haber hecho los deberes antes del 31 de diciembre de 2019, hay otras deducciones más desconocidas que aún teniéndose que haber realizado durante el pasado ejercicio no suponen un esfuerzo tan importante. Sin dejar de lado la vivienda, si tenemos contratado un empleado del hogar, y éste está dado de alta en la Seguridad Social -algo que ya debe hacerse de manera obligatoria-, hay ciertas comunidades que permiten deducir parte de la cuota de la cotización anual. Por ejemplo, Andalucía permite una reducción del 15%, hasta un límite máximo de 250 euros. En Madrid, la deducción es del 20%, con un límite de 400 euros, siempre que en el hogar haya un niño menor de tres años. Las familias numerosas deducen el 30%, con un límite de 500 euros.

Dentro de los hogares las desgravaciones no se quedan aquí. En regiones como Murcia es posible desgravarse el 20% de las inversiones realizadas en dispositivos domésticos de ahorro de agua, con un límite de 600 euros anuales. Algo similar ocurre en Galicia, donde podemos deducirnos el 5% de las inversiones destinadas a la instalación de sistemas de climatización o agua caliente que empleen fuentes de energía renovables en la vivienda habitual, con un límite de 280 euros.

En el ámbito familiar, dependiendo de la comunidad, también podemos encontrar importantes rebajas fiscales. Por tener o haber adoptado un hijo, en Castilla y León a deducción es de 710 euros, de 1475 para el segundo hijo, y de 2.351 si se trata del tercero o sucesivos. Bien es cierto, que se trata de la comunidad con mayores bonificaciones por este motivo, pero hay en otras donde la cantidad también supone una rebaja importante. Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid la cuantía es de 600 euros, si se trata del primer hijo, de 750 euros, en el caso del segundo, y de 900 euros para el tercero y sucesivos.

El que los niños estudien también tiene bonificaciones. Por ejemplo, en Baleares podremos deducirnos entre 50 y 200 euros por la compra de libros de texto, y un 40%, hasta un límite de 400 euros, por los gastos derivados de escuelas infantiles, guarderías, servicios de custodia, comedor, actividades extraescolares en centros educativos, o por contratación laboral de una persona para cuidar al menor. En el caso de Canarias, la desgravación por cada hijo menor de 25 años que esté estudiando asciende hasta los 1.500 euros. Además, si tras terminar los estudios el contribuyente debe marcharse a vivir a otra isla del archipiélago, éste puede disfrutar de una deducción de 300 euros.

Bonificaciones por solidaridad

Ser solidario también tiene premio. Por ejemplo, si hemos destinado dinero a una ONG, fundación o a cualquier entidad acogida a las Leyes estatal o forestales de incentivos al mecenazgo, podemos desgravarnos hasta el 75% en los primeros 150 euros donados y un 30% en el resto de las aportaciones. Si se trata de donaciones con finalidad ecológica, podemos desgravarnos un 20% de su importe, con el límite del 10% de la cuota íntegra autonómica. No obstante, en estos casos no se aplica a nivel estatal, sino que se limita a algunas comunidades autónomas como Aragón (20% con el límite del 10%), Islas Baleares (25%, con un límite del 15% de la cuota íntegra autonómica), Canarias (10% con un límite del 10%), Cataluña (15% con un límite del 5%), Murcia (10% sobre un límite de 1.000 euros para energías renovables) o Comunidad Valenciana (20%).

Estar afiliado a un partido político también tiene premio. En concreto, podremos reducirnos un 20% de un límite máximo de 600 euros, lo que supone un total de 120 euros. Y si nuestro interés se dirige más hacia el terreno cultural, podemos desgravarnos un 15% del importe de las inversiones realizadas si, por ejemplo, se adquieren bienes de Patrimonio Histórico Español (siempre que estos sean declarados de interés cultural) o se rehabilitan edificios situados en un entorno declarado como Patrimonio Mundial por la UNESCO y situados en España.

¿Cuánto me puedo desgravar en la renta por el alquiler?:

Mostrar comentarios