Sábado, 04.04.2020 - 14:52 h
Será la segunda fase de la contrarreforma laboral

Díaz prepara el terreno para endurecer el despido con un dossier sobre el coste real

El Ministerio de Trabajo ultima un informe sobre el 'quantum' indemnizatorio en España y su comparativa con los países de la Unión Europea.

YOLANDA DÍAZ
Díaz prepara el terreno para endurecer el despido con un dossier sobre el coste real / EP

El Ministerio de Trabajo ultima un informe sobre el coste del despido en España y su comparativa con los países del entorno europeo. El debate estalló a finales del año pasado, cuando la ahora vicepresidenta de Asuntos Económicos Nadia Calviño cuestionó que la indemnización de 20 días prevista para los despidos objetivos en nuestro país fuera particularmente baja, como consideran los sindicatos y gran parte de la izquierda política. A modo de réplica, el anterior equipo del área laboral empezó a elaborar una nueva estadística sobre los costes del despido que no llegó a terminar y que ha seguido desarrollando la nueva ministra Yolanda Díaz, según confirman fuentes de su entorno.

El dossier está a punto y servirá para preparar el terreno de cara a la revisión de las causas de despido que tiene previsto hacer el Gobierno en el marco de la derogación por fases de la reforma laboral del PP. Según explican fuentes del área laboral del Ejecutivo, la intención es poner el foco en las causas de la extinción de la relación laboral y no tanto en las indemnizaciones monetarias porque consideran que ahí está la clave para garantizar la protección del trabajador. El cambio de enfoque es el siguiente: las empresas deben pasar de pagar por despedir a no despedir a un trabajador si no existe una causa.

Por tanto, el Gobierno no quiere por ahora hablar de elevar la indemnización por despido para volver al marco anterior a la reforma laboral del PP, pero sí poner sobre la mesa el coste real del despido. ¿Cuánto cuesta despedir a un trabajador en España? El problema es que este debate jamás se ha basado en datos tangibles, más allá de los días de indemnización previstos en la ley: 45 días por año para los contratos fijos firmados antes de la entrada en vigor de la reforma (12 de febrero de 2012); 33 días para los indefinidos suscritos después de esa fecha; 20 días para los fijos despedidos por causas objetivas, y 12 por año para temporales. Por eso el Ministerio de Trabajo está a punto de acabar con esa zona de sombra del sistema estadístico.

Pero, ¿qué piensa el área económica? Preguntada en una entrevista radiofónica por los planes del Gobierno para incrementar la indemnización por despido en el marco de la revisión de la reforma laboral de 2012, Calviño sostuvo que considerar barato el pago de 20 días por año trabajado es "relativo" si se compara con el resto de Europa. En efecto, los datos respaldan la afirmación de la titular de Economía: España tiene el despido más caro de toda la Unión Europea, con una media de 28 semanas de sueldo para un trabajador con 10 años de antigüedad, tal y como se observa en este gráfico elaborado a partir de los datos del Banco Mundial:

Sin embargo, tanto los sindicatos como Unidas Podemos vienen defendiendo que el despido en España sale muy barato a los empresarios como consecuencia de la reforma laboral de 2012, que redujo las indemnizaciones de 45 a 33 días por año trabajado en el caso del despido improcedente y hasta 20 días en el procedente. Pero no solo eso. Más allá del coste económico, critican que la legislación es menos restrictiva en nuestro país que en el entorno europeo a la hora de despedir porque las causas son más laxas, de manera que las empresas recurren al despido de manera sistemática para ajustar plantillas o tiempos de trabajo.

Por eso el actual equipo del Ministerio de Trabajo está dispuesto a revisar las causas del despido para mejorar la protección de los trabajadores, por ejemplo, en el caso del despido objetivo por baja médica, que se derogará mañana mismo en el Consejo de Ministros, tal y como adelantó este medio. Será el primer golpe a la normativa laboral que diseñaron Mariano Rajoy y Fátima Báñez, que modificó las condiciones de este tipo de despido, si bien hay que recordar que existe en la legislación española desde la primitiva versión del Estatuto de los Trabajadores de 1980.

La derogación del despido objetivo por absentismo no ha pasado por la mesa del diálogo social porque así lo ha querido la Ministra de Trabajo. Eso sí, en una segunda fase de modificaciones en la reforma laboral, Díaz y su secretario de Estado de Empleo Joaquín Pérez Rey van a trasladar a los interlocutores de la patronal y los sindicatos una completa revisión de las causas del despido objetivo, con el fin de acotar la definición de las causas económicas, técnicas, organizativas o de producción que permiten rebajar a 20 días el coste del fin de la relación laboral. En definitiva, se trata de endurecer el despido para que no salga tan barato al empresario finalizar un contrato unilateralmente. 

Está por ver si se negociará en el diálogo social la indemnización por despido. Díaz ha evitado aclarar en público si es partidaria de recuperar los 45 días de la anterior legislación y ha asegurado que pondrá este asunto en manos de un grupo de expertos. Lo que sí ha comentado en alguna ocasión es su intención de igualar la indemnización de los contratos temporales a la de los indefinidos y reforzar la causalidad de las relaciones laborales eventuales. Eso sí, primero va a poner en conocimiento público un informe que refleje exactamente cuánto cuesta despedir a un trabajador en estos momentos.

Para ello el servicio estadístico del Ministerio de Trabajo ya ha cruzado los datos fiscales necesarios con Hacienda para elaborar la 'Estadística de Despidos y su Coste', que contendrá la indemnización que perciben de sus empresas los trabajadores despedidos en nuestro país con el detalle de la compensación media abonada por sexo, grupo de edad, sector de actividad, duración del último periodo en alta en la Seguridad Social y también tipo de contrato y de jornada. Esta nueva estadística, que en este primer informe aportará datos del periodo 2015-2018, permitirá conocer, por ejemplo, cuáles son las provincias dónde se despidió más, si hubo más despidos de fijos que de temporales o de trabajadores a tiempo completo o a tiempo parcial en el ejercicio de referencia.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING