Jueves, 21.11.2019 - 21:43 h
Empleo

Del SMI a la jornada de trabajo: las diferencias laborales entre España y la UE

El salario, la jornada laboral o las vacaciones a las que tiene derecho los trabajadores varían según el país europeo en el que esté contratado. 

Trabajador, oficina, teclado, ordenador
Estas son las diferencias laborales entre España y el resto de Europa / Ep

Buscar trabajo en otros países europeos cada vez es más común gracias a libre movilidad de personas que existe dentro de la Unión Europea. Según los datos del Padrón de españoles residentes en el extranjero que elabora el INE, de los más de 2,5 millones de españoles que residen en el extranjero el 35% están registrados en Europa. Según qué países las condiciones laborales pueden ser más o menos beneficiosas y muchos españoles buscan una oportunidad laboral fuera de las fronteras.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que los entre los diferentes países de la UE todavía existen cuestiones muy diferentes en el aspecto laboral: los derechos del trabajador pueden variar, el salario mínimo interprofesional o las horas de trabajo exigidas no son los mismos, además de otros factores. A continuación revisamos los temas principales en los que no hay homogeneización.

Salario

El salario mínimo interprofesional en España se sitúa en los 900 euros al mes, una cifra intermedia frente a los 286 euros que como mínimo ganan en Bulgaria, el SMI más bajo de la zona Euro, y los 2.071 euros al mes de Luxemburgo, el más alto. Según los datos de Eurostat, el SMI español se encuentra por encima de países como Portugal, Grecia, Malta o Eslovenia, pero e inferior al de Francia, Alemania, Bélgica, Holanda o Irlanda. 

Sin embargo, estas cifras muestran el salario mínimo que se debe pagar al trabajador de acuerdo a la legislación, pero no cuál es la media de los salarios. Si tenemos en cuenta la media, el orden de los países varía ligeramente según el informe Monitor Anual Adecco sobre Salarios publicado en 2018. La media de la UE se sitúa en los 2.000 euros mensuales, por encima del salario medio español que alcanza los 1.639 euros.

A la cabeza de este listado se encuentra Dinamarca, con una media salarial de 3.807 euros al mes, y le siguen Luxemburgo, Irlanda, Holanda y Finlandia. Entre los países con menor salario de media, Bulgaria también se encuentra a la cola con 407 euros, otros países con los menores sueldos también se encuentran Rumanía, Lituania, Letonia y Hungría.

Jornada laboral

El horario de trabajo es diferente en función de la ubicación, sobre todo debido a cuestiones culturales de cada lugar. No obstante, respecto al número de horas totales que destinan los trabajadores de cada país también hay variación. Según el Estatuto de los Trabajadores, las horas de trabajo semanales no pueden superar las 40 y según datos de Eurostat, en España los empleados trabajan de media 37,7 horas a la semana. Así, los españoles empleamos más horas que, por ejemplo, los franceses, belgas, italianos o irlandeses. Pero, sobre todo, estamos por encima de la media europea, que se encuentra en las 37,1 horas semanales.

No obstante, existen países en los que las jornadas laborales son aún más largas que en nuestro país. Por ejemplo, en Grecia los trabajadores dedican 42 horas a la semana a su trabajo, en Bulgaria 40,7 o en Polonia 40,4.

Vacaciones

Las vacaciones retribuidas son otro de los factores que afectan al ámbito laboral. En España, por ley a los trabajadores le corresponden, como mínimo, 30 días naturales al año, o 22 hábiles. Esta última cifra está por debajo de países como Francia o Finlandia, con 30 días hábiles de descanso, Italia, con 26, o Dinamarca, Austria, Suecia y Eslovaquia, con 25 días.

En el lado contrario, entre los países europeos con menos días hábiles de vacaciones anuales se encuentran Bélgica, Grecia, Hungría, Chipre, Irlanda, Lituania, Irlanda y Macedonia, todos ellos con una media de 20. No obstante, si se tienen en cuenta los festivos o fines de semana, días naturales, España, con un período de 30 días, se sitúa ligeramente por encima de la media europea (28 días naturales), aunque el número varía en función del convenio colectivo aplicable.

Costes laborales

Las mejores o peores condiciones de los trabajadores también variarán según los costes laborales que pueda asumir el empleador, es decir, los gastos en personal. En la Unión Europea, de media, el coste laboral se estimó en 27,4 euros en 2018. No obstante, este dato que engloba a los 28 países miembros no refleja las diferencias significativas existentes. Mientras Bulgaria registra los costes laborales más bajos, 5,4 euros, en Dinamarca ascienden a 43,5 euros.

España se sitúa justo por debajo de Italia y Reino Unido y por debajo de la media, aunque los costes salariales superan los 20 euros por trabajador. Por detrás de nuestro país se encuentran otros como Eslovenia, Chipre o Grecia.

Todos los factores anteriores hay que tenerlos en cuenta en conjunto para valorar la situación de los trabajadores en cada país. Para tener un enfoque más global, en 2017 el European Trade Union Institute publicó un informe sobre las condiciones laborales y, aunque los datos referencian al año 2015 y el mercado laboral español ha cambiado desde entonces, es reseñable destacar que España se situó en el tercer puesto de países con peores condiciones.

La lista la encabezaban Grecia y Rumanía, a los que seguía nuestro país con una nota de 3 sobre 10 tras valorar los salarios, las formas de empleo y seguridad laboral, la jornada y conciliación laboral, las condiciones de trabajo, las habilidades y el desarrollo en la carrera laboral de los trabajadores y la representación sindical.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING