Así se castiga la jubilación anticipada

El dinero que cobrarás de pensión con la reforma de Escrivá: puede caer un 21%

Escrivá plantearía premiar a quienes retrasen su jubilación con un cheque de hasta 12.000 euros y castigar a quienes se jubilen antes reduciendo su pensión hasta en un 21%.

Así se verá afectada la cuantía de la pensión con la reforma de Escrivá.
Así se verá afectada la cuantía de la pensión con la reforma de Escrivá.
©[Stanislav Sablin de Getty Images] a través de Canva.com.

La incertidumbre sobre las pensiones sigue siendo motivo de preocupación para los futuros pensionistas. La falta de eficiencia del sistema actual supone la necesidad de realizar reformas sobre las pensiones públicas, unas reformas con las que el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, mira muy de cerca a la jubilación anticipada.

Según la propuesta presentada en la Comisión del Pacto de Toledo en el Congreso la semana pasada, Escrivá plantearía premiar a quienes retrasen su jubilación con un cheque de 12.060,12 euros por cada año de retraso y castigar a quienes se jubilen antes reduciendo su pensión hasta en un 21%. ¿Pero qué suponen este cheque y este castigo para la pensión?

¿Cuánto me quitarán con la jubilación anticipada?

Una de las finalidades de la reforma es desincentivar la jubilación anticipada para conseguir que la edad media de retiro, que se sitúa en los 64,4 años, se acerque a la edad legal, que está fijada en 2021 en los 66 años para aquellos con menos de 37 años y 3 meses cotizados. Para ello, la propuesta de Escrivá plantea que los coeficientes reductores, que son el porcentaje con el que se penaliza la jubilación anticipada, sean mensuales, en lugar de trimestrales como hasta ahora y que dichos coeficientes se apliquen directamente sobre la cuantía de la pensión. Dichos coeficientes, en algunos casos, como en las carreras laborales más largas, pueden llegar a suponer una menor penalización, pero para el resto pueden influir negativamente.

A modo de ejemplo, si un trabajador quiere jubilarse con 64 años y menos de 38 años y seis meses cotizados, en la actualidad su pensión se vería penalizada en un 16%. No obstante, tras la reforma, su pensión podría verse recortada en un 21%. Esto, para la pensión media de jubilación, que en el mes de marzo se situó en los 1.185,81 euros, supondría perder unos 249 euros. Ahora bien, si este trabajador tuviera más de 38 años y seis meses cotizados su pensión actual se vería recortada un 15% y la rebaja se elevaría hasta el 19% si se implantara la reforma. Es decir, dejaría de cobrar unos 225 euros.

¿Y qué ocurre con aquellos trabajadores con cotizaciones superiores a los 41 años y seis meses y menores a los 44 años y seis meses? En este caso, la pensión por jubilarse con 24 meses de antelación se recortaría un 17% con el nuevo modelo, frente al 14% del actual, lo que supondría dejar de percibir unos 201 euros. Y, si se ampliaran los años de cotización por encima de los 44 años y medio, el coeficiente reductor se quedaría exactamente igual e incluso no habría reducción para jubilaciones menos tempranas. Por ejemplo, con 20 meses de anticipo su pensión se vería recortada en un 9,2%, frente al 11,4% actual.

El cheque de 12.000 euros, en cifras

En el otro lado de la balanza, la propuesta de Escrivá incluye tres tipos de incentivos, entre los que el trabajador podría elegir para retrasar aún más su jubilación. La primera opción sería un porcentaje adicional a la pensión del 4% por cada año de demora. Esto supondría unos 600 euros anuales para quienes reciben la pensión media actual de alrededor de los 15.000 euros.

La segunda opción pasaría por realizar un pago único de casi 11.000 euros por año de demora para las carreras inferiores a los 44 años y medio y mayor para las carreras que superen dicha extensión. De este modo, si se solicita la jubilación con menos de 44 años y medio quienes cobren la pensión media tendrían un pago único al año de 6.285,14 euros. Esta cuantía se podría incrementar para los trabajadores con más de 44 años y medio de cotización hasta los 6.913,65 euros.

Por último, también habría una tercera opción que supondría combinar ambas opciones. En cualquier caso, estas alternativas supondrían tener que trabajar más años para recibir el cheque, ya que si se opta por la jubilación anticipada la prestación se reducirá considerablemente. Por este motivo, resulta imprescindible empezar a ahorrar para la jubilación desde edades tempranas y disponer de un pequeño colchón para poder complementar el recorte de la pensión y tener la capacidad de retirarse anticipadamente sin perder poder adquisitivo.

Mostrar comentarios