Dos semanas buscando un paquete de arroz: la triste crónica de la escasez en Venezuela

    • Leche o pañales se han convertido en productos de lujo en el país con las mayores reservas de petróleo del mundo.
    • En el hashtag #CrónicasDeUnaCola recoge los testimonios del doloroso calvarºio de los venezolanos que día tras día hacen filas para poder alimentarse.
Escasez en Venezuela
Escasez en Venezuela

De mal en peor. La situación de desabastecimiento en Venezuela se recrudece y los venezolanos no paran de hacer colas, incluso si los supermercados están cerrados, "La gente hizo filas desde la tarde para garantizar un puesto para este sábado", cuentan las crónicas que llegan desde el municipio de Caroní, en el norte del país.

Imágenes en la red muestran una multitud tratando de entrar a la fuerza en el supermercado para hacerse supuestamente con varios productos que escasean en las estanterías. Leche o pañales se han convertido en productos de lujo en el país con las mayores reservas de petróleo del mundo

Venezuela sufre desde hace más de un año una profunda escasez de productos, sobre todo básicos, exacerbada por la abrupta caída de los ingresos a raíz del desplome del precio del petróleo.

Los venezolanos se ven obligados a destinar muchas horas cada semana recorriendo supermercados y tiendas para abastecerse de productos básicos, cuyo precio está regulado por el gobierno, o para venderlos en el mercado negro a un precio muy superior, una forma de vida para algunos conocida como "bachaqueo".

En el hashtag #CrónicasDeUnaCola se aglutinan el doloroso calvario de los venezolanos que día tras día hacen filas para poder alimentarse.

Es el caso de una abuelita de 82 años que rompe a llorar al tener que hacer colas tan largas. No busca nada concreto en las estanterías, comprará "lo que haya", cuenta a una periodista que le pregunta. Lleva cinco horas haciendo cola en el supermercado y rompe a llorar, al reconocer que el alimento es "lo más difícil" de conseguir en el país. "Es triste hacer colas y colas, con la edad que tengo", dice, entre sollozos. "Si uno viene de madrugada, a uno le matan aquí", dice esta abuelita, testigo de las peleas que se desencadena por la comida en los establecimientos del país.

"Dos semanas buscando arroz y no lo consigo"

Los compradores hacen cola, entre la desesperación y la necesidad. "Esto es horroroso, desgarrador, triste. Lo que estamos viviendo es la realidad, mi compadre. Tengo dos semanas buscando para comprar arroz y no consigo. Yo le dije a la cajera: hija, ve, ¿cómo es posible que yo con dos harinas voy a comer ocho días, donde hay siete, ochos personas?", se quejaba uno de los compradores en la cola.

Prescisamente, el senador del PNV Iñaki Anasagasti, nacido y residente durante años en Venezuela, que viajó entre el 22 y 25 de julio a Venezuela para visitar a los presos políticos encarcelados en el país bolivariano en declaraciones a este medio apuntó que los venezolano hablan constantemente del desabastecimiento: "viven una tragedia porque están hasta cuatro horas haciendo cola y al final no consiguen pañales para su bebé".

El Banco Central de Venezuela no difunde las cifras de escasez desde marzo de 2014, cuando era de 29,4% de los productos básicos. Según algunas encuestadoras, la escasez llega casi a 60% en algunos productos en Caracas.

Mostrar comentarios