Una recuperación débil

La economía de la Eurozona deja atrás la contracción tras avanzar un 0,3% a marzo

Eurostat ha confirmado que el PIB de los países que comparten el euro creció pese a la incertidumbre geopolítica y a que los tipos permanecen elevados y sitúa a Letonia, Hungría y Lituania como las economías más dinámicas

Eurostat registra un descenso del 0,1% en la eurozona y un estancamiento en la UE
Eurostat registra un descenso del 0,1% en la eurozona y un estancamiento en la UE
Europa Press

La economía de la Eurozona logró dejar atrás la contracción registrada al cierre del año pasado e inició este año con un avance del 0,3% trimestral entre enero y marzo, pese al entorno de fuertes tensiones geopolíticas y a que el efecto de unos tipos de interés en máximos desde 2001 se hizo sentir en la actividad. La segunda lectura del dato publicada este miércoles por Eurostat confirma su estimación previa y sitúa el avance del conjunto de la Unión Europea a Veintisiete también en el 0,3%, después del estancamiento observado tanto en el tercer como en el cuarto trimestre del pasado ejercicio.

Estaos datos se han hecho públicos al mismo tiempo que la Comisión Europea ha presentado sus nuevas previsiones económicas, que mantienen el escenario previsto en febrero para la Eurozona, pero que mejoran los cálculos para España. En términos interanuales el crecimiento del PIB tanto de la zona euro como de los Veintisiete fue del 0,4% entre enero y marzo, esto es, por encima de los incrementos del 0,1% (zona euro) y del 0,2% (UE) registrados en el mismo periodo del año pasado. 

De este modo, el comportamiento de la economía de la eurozona entre enero y marzo fue sensiblemente peor que el observado en Estados Unidos, donde el PIB aumentó un 0,4% trimestral y un 3% comparado con el primer trimestre de 2023. Entre los países de la UE, las mayores tasas de crecimiento trimestral entre enero y marzo correspondieron a Letonia (0,8%) Hungría (0,8%) y Lituania (0,8%), mientras que los peores datos fueron los de Estonia (-0,4%) Países Bajos (-0,1%) y Suecia (-0,1%).

España, entre las economías más dinámicas

Entre las principales economías del euro destaca España, que volvió a mostrar uno de los mayores ritmos de expansión, con un alza del PIB en el primer trimestre del 0,7%, igual que el 0,7% de los tres meses anteriores, según evidenció el avance de los datos de la Contabilidad Nacional publicado recientemente por el Instituto Nacional de Estadística (INE). 

En el caso de Alemania, la mayor economía de la región, avanzó un 0,2% tras venir de contraerse un 0,5% en el cuarto trimestre del año pasado, mientras que Francia se expandió al 0,2% desde el 0,1% e Italia se impulsó un 0,3% desde el 0,1% de finales del año pasado. Estos datos, unidos a una inflación que sigue la senda de moderación prevista, dan más margen en principio al Banco Central Europeo (BCE) para que pueda iniciar las bajadas de tipos en junio, como descuenta el mercado y han venido apuntando distintos miembros de su consejo de gobierno. 

En lo que respecta al mercado de trabajo, la oficina estadística comunitaria ha informado de que la ocupación aumentó en el primer trimestre un 0,3% en la Eurozona, mientras que entre los Veintisiete subió un 0,2%, mismos porcentajes en ambos casos respecto al cuarto trimestre de 2023. En comparación con el primer trimestre de 2023, el empleo aumentó en la eurozona un 1% anual, mientras que en la UE creció un 0,7%.

La Comisión Europea ha decidido mantener en el 0,8% su previsión de crecimiento para el conjunto del área del euro este año, un avance que se producirá gracias a que la actividad aceleró en el arranque del ejercicio y que, pese a todo, dependerá de cómo evolucionen unos riesgos que "han aumentado en los últimos meses". Entre ellos destaca los conflictos en Ucrania y Gaza, pero también el hecho de que una inflación más persistente de lo previsto en Estados Unidos impida a la Reserva Federal bajar los tipos de interés y arrastre a otros bancos centrales. 

Mostrar comentarios