Viernes, 19.10.2018 - 13:52 h
Sancionará a la aerolínea si no cumple la normativa

Fomento garantizará servicios mínimos a los afectados por la huelga de Ryanair

El ministerio supervisará que se cumpla la normativa europea y protegerá los derechos de los afectados, que ascienden a cerca de 75.000 pasajeros. 

Ryanair
Ryanair

La cancelación de vuelos con motivo de la huelga de tripulantes de cabina de Ryanair es legal, según ha testificado el Ministerio de Fomento. El Gobierno pondrá en marcha un dispositivo de "servicios mínimos" y solo podrá supervisar que la aerolínea cumple toda la normativa europea y protege los derechos de los viajeros. 

"La huelga no depende del ministerio, es un conflicto de la compañía con sus trabajadores", ha indicado Ábalos en una entrevista en Radio Nacional, "lo que nosotros tenemos que hacer es procurar unos servicios mínimos y velar por los derechos de los pasajeros". En este sentido, ha avanzado que, al tratarse de un servicio que se presta en España, intentarán establecer mañana mismo los servicios mínimos.

Fomento se limita a procurar que el servicio público "no se vea del todo afectado" y a velar por los derechos de los pasajeros. Eso sí, en caso de incumplimiento de las condiciones marcadas por Europa, el Ministerio sí denunciaría e iniciaría los correspondientes expedientes sancionadores a la aerolínea.

En un comunicado con motivo de la huelga convocada por los sindicatos de tripulantes de cabina, el Ministerio de Fomento ha anunciado que solicitará a la compañía "información detallada" sobre sus planes en la programación de vuelos con origen o destino España con el objetivo de que "los usuarios sepan a qué atenerse cuanto antes y puedan reclamar compensaciones o reprogramaciones". 

Por su parte, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea publicará en su página web una nota divulgativa informando de sus derechos a todos los pasajeros de Ryanair que se vean afectados por las cancelaciones de la compañía en España.

La huelga está convocada para los días 25 y 26 de julio y ha provocado que tengan que cancelarse 200 vuelos diarios, lo que equivale al 24% del total previsto. Esto afectará a aproximadamente de 75.000 pasajeros, según las estimaciones de la compañía. A ese número se suman otros 50 vuelos cancelados en Portugal (27%), 50 en Bélgica (31%) y 300 en el resto de Europa (12%).

Ahora en Portada 

Comentarios