Moscovici dice que la crisis existencial del euro pasó, pero la crisis sigue

París, 23 ene (EFE).- El ministro francés de Finanzas, Pierre Moscovici, consideró hoy que la amenaza de la desaparición de la zona euro ha quedado atrás, pero la crisis económica se mantiene y señaló el crecimiento y el empleo como prioridades.

El Foro Económico Mundial observa que persisten riesgos importantes

París, 23 ene (EFE).- El ministro francés de Finanzas, Pierre Moscovici, consideró hoy que la amenaza de la desaparición de la zona euro ha quedado atrás, pero la crisis económica se mantiene y señaló el crecimiento y el empleo como prioridades.

"La crisis existencial de la zona euro ha quedado atrás, pero la crisis sigue ahí", señaló en un encuentro con la prensa Moscovici, que también reiteró su oposición a una "austeridad generalizada" y a adaptar los objetivos de reducción de los números rojos a la situación financiera de cada país.

El responsable francés de Finanzas subrayó que "nos seguimos negando a la austeridad generalizada para Europa" y aseguró que aunque en 2013 habrá que hacer un esfuerzo en la consolidación presupuestaria, habrá que llevarlo a cabo de una forma "adaptada a la situación financiera nacional".

"Este año trabajaremos sobre todo en el relanzamiento de la zona euro", lo que significa que "el crecimiento y el empleo estarán como las prioridades para Europa", argumentó.

El ministro francés se marcó tres objetivos para este ejercicio, "defender la integridad de la zona euro", lograr "un equilibrio entre la consolidación presupuestaria a medio plazo y el crecimiento", y la puesta en marcha de la unión bancaria.

Se felicitó de que la situación en la zona euro haya marcado una inflexión, en el sentido de que ya no se habla de la salida de Grecia de la moneda única ni se especula contra ella.

"El año 2013 -afirmó- se abre con una zona euro por fin estabilizada", lo que significa que "hemos salido de la crisis existencial" y que el reto ahora es volver a crecer.

Moscovici reiteró su previsión de que la economía francesa crecerá este año un 0,8 %, por encima de las estimaciones de los principales institutos de estudios y de las organizaciones internacionales, así como el objetivo de reducir el déficit público al 3 % del Producto Interior Bruto (PIB).

Ahora en portada

Comentarios