La cerveza más cara del mundo cuesta 20.000 dólares… y se sirve en una ardilla

El producto de la empresa BrewDog, denominado 'El Fin de la Historia' se sirve en un envase de ese animal disecado y está elaborado con ortigas de las tierras altas escocesas y bayas frescas de enebro. Tiene 55% de alcohol y es de las más fuertes.

Conoce cuáles son las otras nueve marcas de cerveza más caras del mundo, desde una que se fabrica en el espacio a otra que utiliza hielo de la Antártida para su elaboración. ¿Sabías que los españoles ya prefieren la cerveza al vino?

La cerveza de BrewDog se sirve en este envase.
La cerveza de BrewDog se sirve en este envase.

Todo parece muy simple de escribir en un puñado de párrafos, pero... ¿pagarías 20.000 dólares (unos 18.754 euros) por una caña? BrewDog, una empresa escocesa con sede en Ellon (Aberdeenshire), ofrece en el mercado la cerveza más cara del mundo, que tiene ese desorbitado precio. 

Te puede interesar: En el mundo se bebe más cerveza que vino y refrescos

Su producto, denominado 'El fin de la Historia', es servido en una ardilla disecada... Sí, como lo lees. La cerveza de esta firma, fundada en 2007 por los escoceses James Watt y Martin Dickie, está infusionada con ortigas de las tierras altas escocesas y con bayas frescas de enebro. Cuenta con un 55% de contenido alcohólico, lo que la convierte en una de las más fuertes de la Tierra.

Te puede interesar: Estas son las 10 mejores cervezas que se pueden comprar en España, según la OCU

En realidad, esto es parte de una campaña que 'invita' a potenciales inversores de BrewDog a invertir en la firma, para que ésta se expande y abra filiales y una fábrica en Estados Unidos. Quien paga los 20.000 dólares requeridos está invitado a la caña.

Los interesados, después de preguntar por el número de cuenta corriente bancaria de la empresa y de transferir la correspondiente suma de dinero, podrán reclamar su 'premio': llevarse a casa una cerveza en un envase cuanto menos excéntrico y peculiar. 'El Fin de la Historia’ está envuelta en una ardilla disecada.

Los mentores de la idea han expresado que nada mejor podría combinar la excentricidad, arte y la rebelión que quiere expresar el concepto de su producto. Para ello han apelado a una rara mixtura de taxidermia y artesanía, al confeccionar botellas tan exóticas como inquietantes (y exclusivas, teniendo en cuenta su precio). Lo más increíble de todo es que la primera tanda de 100 botellas ya está agotada en el mercado.

Las marcas, el marketing y las estrategias empresariales a veces suelen pasar cualquier límite con tal de llamar la atención y vender, como en este caso. Pero no es el único. Recientemente, la compañía sueca St. Erik’s, por ejemplo, sacó a la venta una caja con ¡cinco patatas fritas! al precio de 59 euros. Es decir, a casi 12 euros la patata. La primera línea de productos a la venta también se agotó en pocas semanas.

De todas formas, volviendo al tema de las cervezas, la de BrewDog obviamente es la más cara del mundo, pero en el mercado le siguen otras nueve marcas que tienen los precios más caros del planeta a la hora de vender este producto y completan el 'top ten'. Son éstas:Antartic Nail Ale (Australia)

Para su fabricación se requiere exclusivamente hielo del continente antártico. La elabora la empresa Nail Brewing Company. Por ahora han aparecido en el mercado 30 botellas a 800 dólares cada una (750 euros).Carlsberg Jacobsen Vintage (Dinamarca)

Esta cerveza danesa ha tenido una producción de 600 botellas y la gran mayoría están en los restaurantes de lujo situados en Copenhague. Su precio oscila los 400 dólares la botella (375 euros).Schorschbräu Schorschbock 57 (Alemania)

Con un 57% de graduación alcohólica es la única que supera en intensidad a la escocesa de BrewDog. Por ahora solo se han producido 36 botellas y cada una se vendió en 275 dólares (257 euros).Crown Ambassador (Australia)

También tiene origen australiano y llegó al mercado en 2008. El envase que tiene se asemeja al diseño de las botellas de vino. Se puede adquirir en 90 dólares cada unidad (84 euros).Sink the Bismarck (Escocia)

Esta cerveza escocesa se caracteriza por tener hasta 41% de alcohol, lo que la convierte en una de las más fuertes del mundo. Una botella puede costar 80 dólares (75 euros).Tutankhamun Ale (Inglaterra)

Se elabora dentro de un laboratorio de Cambridge con una receta que descubrió el arqueólogo Barry Kemp en el Templo del Sol (de la reina Nefertiti), en 1990. Su precio es de 75 dólares la botella de 50 cl. (70 euros).Samuel Adams Utopias (Gran Bretaña)

La particularidad que tiene esta bebida es que se produce cada dos años y su comercialización es en edición limitada. Se define como cerveza negra y se sirve sin gas. Una botella cuesta 70 dólares (65 euros).Pabst Blue Ribbon 1844 (China)

La Pabst Blue Ribbon 1844 solo se comercializa dentro del mercado chino. Una botella de esta marca no baja de los 44 dólares (41 euros). Space Barley (Japón)

La marca japonesa Sapporo es la encargada de fabricarla. Para producirla se requeiren semillas que pasaron cerca de cinco meses de fermentación en la Estación Espacial Internacional. Una botella cuesta 20 dólares (18 euros).

Todo parece muy simple de escribir en un puñado de párrafos, pero... ¿pagarías 20.000 dólares (unos 18.754 euros) por una caña? BrewDog, una empresa escocesa con sede en Ellon (Aberdeenshire), ofrece en el mercado la cerveza más cara del mundo, que tiene ese desorbitado precio. 

Te puede interesar: En el mundo se bebe más cerveza que vino y refrescos

Su producto, denominado 'El fin de la Historia', es servido en una ardilla disecada... Sí, como lo lees. La cerveza de esta firma, fundada en 2007 por los escoceses James Watt y Martin Dickie, está infusionada con ortigas de las tierras altas escocesas y con bayas frescas de enebro. Cuenta con un 55% de contenido alcohólico, lo que la convierte en una de las más fuertes de la Tierra.

Te puede interesar: Estas son las 10 mejores cervezas que se pueden comprar en España, según la OCU

En realidad, esto es parte de una campaña que 'invita' a potenciales inversores de BrewDog a invertir en la firma, para que ésta se expande y abra filiales y una fábrica en Estados Unidos. Quien paga los 20.000 dólares requeridos está invitado a la caña.

Los interesados, después de preguntar por el número de cuenta corriente bancaria de la empresa y de transferir la correspondiente suma de dinero, podrán reclamar su 'premio': llevarse a casa una cerveza en un envase cuanto menos excéntrico y peculiar. 'El Fin de la Historia’ está envuelta en una ardilla disecada.

Los mentores de la idea han expresado que nada mejor podría combinar la excentricidad, arte y la rebelión que quiere expresar el concepto de su producto. Para ello han apelado a una rara mixtura de taxidermia y artesanía, al confeccionar botellas tan exóticas como inquietantes (y exclusivas, teniendo en cuenta su precio). Lo más increíble de todo es que la primera tanda de 100 botellas ya está agotada en el mercado.

Las marcas, el marketing y las estrategias empresariales a veces suelen pasar cualquier límite con tal de llamar la atención y vender, como en este caso. Pero no es el único. Recientemente, la compañía sueca St. Erik’s, por ejemplo, sacó a la venta una caja con ¡cinco patatas fritas! al precio de 59 euros. Es decir, a casi 12 euros la patata. La primera línea de productos a la venta también se agotó en pocas semanas.

De todas formas, volviendo al tema de las cervezas, la de BrewDog obviamente es la más cara del mundo, pero en el mercado le siguen otras nueve marcas que tienen los precios más caros del planeta a la hora de vender este producto y completan el 'top ten'. Son éstas:Antartic Nail Ale (Australia)

Para su fabricación se requiere exclusivamente hielo del continente antártico. La elabora la empresa Nail Brewing Company. Por ahora han aparecido en el mercado 30 botellas a 800 dólares cada una (750 euros).Carlsberg Jacobsen Vintage (Dinamarca)

Esta cerveza danesa ha tenido una producción de 600 botellas y la gran mayoría están en los restaurantes de lujo situados en Copenhague. Su precio oscila los 400 dólares la botella (375 euros).Schorschbräu Schorschbock 57 (Alemania)

Con un 57% de graduación alcohólica es la única que supera en intensidad a la escocesa de BrewDog. Por ahora solo se han producido 36 botellas y cada una se vendió en 275 dólares (257 euros).Crown Ambassador (Australia)

También tiene origen australiano y llegó al mercado en 2008. El envase que tiene se asemeja al diseño de las botellas de vino. Se puede adquirir en 90 dólares cada unidad (84 euros).Sink the Bismarck (Escocia)

Esta cerveza escocesa se caracteriza por tener hasta 41% de alcohol, lo que la convierte en una de las más fuertes del mundo. Una botella puede costar 80 dólares (75 euros).Tutankhamun Ale (Inglaterra)

Se elabora dentro de un laboratorio de Cambridge con una receta que descubrió el arqueólogo Barry Kemp en el Templo del Sol (de la reina Nefertiti), en 1990. Su precio es de 75 dólares la botella de 50 cl. (70 euros).Samuel Adams Utopias (Gran Bretaña)

La particularidad que tiene esta bebida es que se produce cada dos años y su comercialización es en edición limitada. Se define como cerveza negra y se sirve sin gas. Una botella cuesta 70 dólares (65 euros).Pabst Blue Ribbon 1844 (China)

La Pabst Blue Ribbon 1844 solo se comercializa dentro del mercado chino. Una botella de esta marca no baja de los 44 dólares (41 euros). Space Barley (Japón)

La marca japonesa Sapporo es la encargada de fabricarla. Para producirla se requeiren semillas que pasaron cerca de cinco meses de fermentación en la Estación Espacial Internacional. Una botella cuesta 20 dólares (18 euros).

Ahora en portada

Comentarios