Minijobs, por qué en España se confunde temporalidad con trabajo a tiempo parcial

7,5 millones de alemanes se ganan la vida actualmente trabajando en esta modalidad,  y para cerca de 5 millones es su único empleo.

Los sindicatos no debieran incluir en sus críticas a la temporalidad del empleo los contratos a tiempo parcial, que son diferentes a los contratos temporales.

Minijobs, por qué en España se confunde temporalidad con trabajo a tiempo parcial

La tasa de temporalidad mide en España la proporción de contratos temporales respecto al total de contratos existentes. Según la Encuesta de Población Activa (EPA) relativa al último trimestre de 2015, cerrada a 30 de marzo de este año, este índice se sitúa en el 25,7 por ciento, porque casi tres cuartas partes de los contratos son temporales, frente al 74,3 de indefinidos.

Sin embargo, desde hace unos años, coincidiendo en especial con los de la crisis, se han firmado muchos más contratos temporales que indefinidos, prácticamente en proporción de 9 a 1.

Los datos de paro registrado conocidos esta mañana reflejan la misma tendencia. De los 1,5 millones de contratos firmados en marzo, el 10 por ciento (exactamente el 9,9%), fueron indefinidos y el 90 por ciento temporales.

En cifras absolutas, sólo 150.726 del total fueron empleos de carácter indefinido, lo que representa un incremento de 6.435, el 4,46 por ciento del total, sobre el mismo mes del año anterior.

Dentro de los contratos indefinidos de marzo, 86.226 fueron a tiempo completo, un 5,2% más que en marzo de 2015, y 64.500 lo fueron a tiempo parcial (+3,5%).

En efecto, las cifras y los porcentajes varían si se tiene en cuenta si el trabajo es a jornada completa ó a tiempo parcial. El Ministerio de Empleo informa que la contratación indefinida a tiempo completo aumentó un 5,2 por ciento en relación a marzo de 2015, lo que supone un 4,8 por ciento menos que la tasa del 10 por ciento.

¿Cuándo crecen más los contratos indefinidos? La estadística señala que cuando se trata de contratos a tiempo parcial. No a jornada completa. Por ejemplo, en los datos de la EPA correspondientes al último trimestre de 2015, de los 3,8 millones de contratos temporales, 2,7 fueron a tiempo completo y 1,1 a tiempo parcial. Una proporción que cambia en la contratación indefinida: de los 14,1 millones de contratos en ese trimestre, 9,7 millones se firmaron a tiempo completo, y tan solo 1,4 a tiempo parcial.Fomentar el tiempo parcial

Una conclusión que se obtiene de estos datos es que, de modo independiente a la alta tasa de contratos temporales que se firman estos años, el fomento y la bonificación de los que son a tiempo parcial sería una buena idea para impulsar el empleo.

Así sucedió en Alemania con los ‘minijobs’, empleos a tiempo parcial. Según un reciente informe de la UE, 7,5 millones de alemanes se ganan la vida actualmente trabajando en esta modalidad, y para cerca de 5 millones es su único empleo. El éxito de la implantación de los minijobs se produjo gracias a distintos apoyos: el empleado no paga impuestos, tiene derecho a vacaciones pagadas y a baja por maternidad.

Los sindicatos no debieran incluir en sus críticas a la temporalidad del empleo los contratos a tiempo parcial, que son diferentes a los contratos temporales.

Es cierto que, según la última EPA, un 62% de los ocupados a tiempo parcial preferiría un empleo a jornada completa, pero si no lo hay, la cuestión es elegir entre algo a tiempo parcial o nada. Y la mayoría prefiere ocuparse, aunque sea a media jornada, entre otros motivos porque es posible que encuentre otra ocupación de cuatro horas.

En marzo se realizaron en España más de 1,3 millones de contratos de carácter temporal, de los que el 25,6% eran eventuales por circunstancias de la producción a tiempo completo y el 25,99% de obra o servicio, también con jornada completa.

Pero los que más aumentaron, incluso considerablemente, fueron los contratos temporales con jornada a tiempo parcial, que supusieron el 31,88 del total.

El porcentaje de quienes tienen un contrato temporal porque no pueden firmar otro indefinido subía casi 30 puntos más el año pasado, concretamente al 91,5%, según Eurostat, la oficina europea de estadísticas.

Ahora en portada

Comentarios