Viernes, 15.11.2019 - 10:42 h

El CEO de Dia se embolsa 1,1 millones con un ‘rally’ estival de venta de acciones

Ricardo Currás ha vendido más de 205.000 títulos del grupo entre el 31 de julio y el 24 de agosto y rebaja su participación en Dia a casi la mitad.

Exterior de un establecimiento de Dia.
Exterior de un establecimiento de Dia.

Mientras media España está de vacaciones, el consejero delegado de Dia, Ricardo Currás, ha vendido casi la mitad de sus acciones del grupo de supermercados. En total, ha traspasado más de 205.000 títulos entre el 31 de julio y el 24 de agosto, según los registros que figuran en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La venta se produce, además, después de la entrada en el accionariado del magnate ruso Mikhail Fridman.

[Te puede interesar: Ricardo Currás, su CEO hasta hoy, ha sido cesado y el grupo de distribución ha optado por designar a Antonio Coto Gutiérrez como nuevo consejero delegado del grupo]

En total, el directivo ha realizado cinco transacciones durante ese mes. Entre las tres primeras, en jornadas consecutivas, colocó algo más de 75.000 títulos por valor de 435.595 euros, según el supervisor bursátil. Los precios de venta, entre 5,65 y 5,87 euros por acción.

Los dos movimientos más relevantes fueron los siguientes. El 23 de agosto vendió otras 70.000. Un día después, 60.000 acciones más. En ellas, los precios fueron ligeramente más bajos, 5,56 y 5,46 euros por título, respectivamente. Así, con estas dos operaciones, el directivo se embolsó 715.400 euros. En total, en este ‘rally’ vendedor estival, Currás ha logrado más de 1,15 millones de euros.

A cambio de hacer caja, el ejecutivo que lleva las riendas del grupo de distribución reduce su peso dentro del accionariado hasta, prácticamente, la mitad. Ha pasado de controlar el 0,069% del capital a tener el 0,036%. No es una participación alta pero, dado que Dia carece de inversores de referencia con vocación de permanencia, cualquier movimiento tiene calado.

Ricardo Currás ha aprovechado el alza de las acciones de Dia tras el desembarco en el capital del magnate ruso Mikhail Fridman. El inversor, considerado la segunda mayor fortuna de Rusia, aterrizó el 28 de julio en la empresa madrileña con el 10% del accionariado. Un 3% lo tiene directamente y otro 7% mediante instrumentos financieros, según figura en la CNMV. Ambos, a través de la sociedad Letterone Investment Holdings. Con ese paso, el inversor ruso se ha convertido en el segundo mayor accionista, sólo por detrás de la gestora de fondos Baillie Gifford, que tiene un 10,028%.

La operación del magnate ha sido un revulsivo para la cotización de la empresa de supermercados. Desde que entró el 28 de julio, las acciones se han apuntado un alza del 2,5%. Ayer cerró a 5,35 euros por acción. Sin embargo, en el día de su desembarco, Dia llegó a dispararse un 15% y alcanzar los 6 euros, una cifra que no rozaba en casi dos años.

La otra derivada bursátil es la salida del capital de los inversores bajistas, los que apuestan por la caída de un valor en bolsa. Básicamente, se fijan en una cotizada con expectativas de caer en el parqué, piden acciones prestadas y las venden. Luego las recompran cuando la acción ha caído, las devuelven, y la diferencia entre el precio de venta y de compra es su rentabilidad.

A principio de julio, los bajistas llegaron a rozar el 25% del accionariado de Dia. Desde la llegada de Friedman, se han tomado un respiro y han bajado hasta el 19%. Sin embargo, su elevada presencia hace pensar que los movimientos en la empresa de distribución aún no han terminado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios