El valor contable de los edificios de CACSA supera los 934 millones

El valor contable de los edificios de CACSA supera los 934 millones

El valor contable de los edificios de la Ciudad de las Artes y las Ciencias (CACSA) supera los 934 millones, tal y como consta en la memoria de este organismo referente a 2015 a la que hace referencia la Sindicatura de Comptes en su Informe de Fiscalización de la Cuenta General de la Generalitat.

El informe de la Sindicatura sobre el ejercicio 2015, que el Síndic Major de la Sindicatura de Comptes, Vicent Cucarella, ha entregado a los presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y de las Corts, Enric Morera, dedica un apartado a CACSA.

En él, señala que la memoria de 2015, a diferencia de la de ejercicios anteriores, sí informa del valor contable al cierre del ejercicio de los diferentes edificios que integran la Ciudad de las Artes y las Ciencias, por un importe global de 934.864.000 euros.

También indica que como resultado de la decisión de no instalar las lamas y mecanismos que conforman la cubierta móvil del Ágora, CACSA ha contabilizado un deterioro de 12.957.413 euros.

El informe, que subraya que al igual que en ejercicios anteriores, CACSA no ha obtenido ingresos suficientes para cubrir sus gastos e inversiones, destaca que a 31 de diciembre de 2015, el patrimonio neto del complejo, por importe de 298.332.640 euros, es inferior a las dos terceras partes de la cifra de capital social de 527.824.000 euros, por lo que la sociedad tiene la obligación de reducir su capital social para equilibrar su patrimonio.

Asimismo, hace referencia a la "importancia" del nuevo modelo de gestión y explotación de los edificios e instalaciones del Oceanogràfic y del Ágora y apoyo a CACSA para "dinamizar" el complejo, mediante el contrato suscrito con una sociedad operadora. También recuerda que existe un procedimiento judicial en curso, a fecha de elaboración del informe --julio de 2016--, derivado de la demanda interpuesta por la anterior sociedad operadora del Oceanogràfic.

La Sindicatura de Comptes señala en su informes que CACSA ha cumplido "de forma razonable" con los principios y normas generales de contratación. No obstante, existen algunas "excepciones o salvedades por incumplimientos de la normativa".

En concreto, en la contratación del servicio de vigilancia y seguridad se ha observado una "insuficiente transparencia" de los criterios de valoración. Asimismo, los pliegos de condiciones de la contratación de la campaña de publicidad de 2015 deberían contener la forma de reparto de la puntuación asignada a los criterios subjetivos de valoración de las ofertas presentadas y, por otro lado, durante 2015 se acordaron prórrogas de los contratos de limpieza, mantenimiento y vigilancia y seguridad, cuando los contratos originarios estaban ya vencidos.

La Sindicatura de Comptes también ha realizado el seguimiento de la fiscalización efectuada sobre las cuentas anuales de 2014, y ha comprobado que en las de 2015 CACSA "ha corregido las incorrecciones materiales destacadas en el informe del ejercicio anterior" que, a su vez, "provenían de ejercicios anteriores".

CULTURARTS

Por otra parte, respecto a CulturArts Generalitat, el órgano fiscalizador ha realizado una auditoría financiera sobre el área de ingresos de la cuenta de pérdidas y ganancias del ejercicio 2015 y considera que se ha preparado, en general, conforme a las normas vigentes.

Sin embargo, señala que no se ha recibido respuesta a la solicitud de confirmación enviada a la Abogacía de la Generalitat, por lo que no se ha podido verificar la posible existencia de demandas o litigios que se encontraran abiertos a 31 de diciembre de 2015 y que pudieran afectar a las cuentas anuales de CulturArts.

En el ámbito del cumplimiento de la legalidad, el trabajo de fiscalización ha puesto de manifiesto un "incumplimiento significativo" de la normativa aplicable a la gestión de los fondos públicos al determinar las cuantías de los precios públicos.

Según la Sindicatura, se ha comprobado que no existe documento alguno que justifique la cuantía de los precios públicos, fundamentalmente porque CulturArts no ha elaborado las preceptivas memorias económico-financieras que han de acompañar las propuestas de establecimiento o modificación de la cuantía de precios públicos, justificando el importe de los mismos y el grado de cobertura financiera de los costes correspondientes.

PALAU DE LES ARTS

En otro apartado, sobre la Fundació Palau de les Arts Reina Sofía, el Síndic de Comptes indica que, en general y en relación con la contratación, las actividades realizadas y la información reflejada en las cuentas anuales resultan "conformes con la normativa vigente".

No obstante, se han puesto de manifiesto algunos "incumplimientos significativos" de la normativa aplicable a la gestión de la contratación . Así, dos contratos de servicios formalizados en el año 2006 --uno relativo a vigilancia y seguridad, y otro a limpieza de las instalaciones del edificio-- han seguido vigentes en el ejercicio 2015, en virtud de unas prórrogas que han superado ampliamente el plazo máximo de vigencia de los contratos de servicios, que la ley establece en seis años.

Asimismo, en la medida en que la Fundación no ha actuado "con diligencia" en la tramitación de dos expedientes del ejercicio 2015, se ha visto obligada a formalizar un contrato menor y una prórroga no previstas en los contratos originales, de forma que se ha actuado "al margen de la legalidad vigente".

Ahora en portada

Comentarios