Las empresas pagan un 10% menos por el mismo empleo tras la reforma laboral

Una investigación de Funcas concluye que a igualdad de perfil laboral, jornada y puesto de trabajo las empresas pagan hoy un sueldo muy inferior.

Investigadores de la UPV desarrollan tecnología que permitirá comunicaciones más rápidas y eficientes energéticamente

En la España post-crisis y creadora de empleo las empresas pagan a sus nuevos empleados un 10% menos de lo que abonaban justo antes del 'crack económico' de 2008 por hacer exactamente el mismo trabajo. Ésta es el principal hallazgo del estudio 'Los salarios en la recuperación económica', elaborado por el investigador del IE Business School Daniel Fernández Kranz e incluido por Funcas en la última edición de sus Cuadernos de Información Económica.

El trabajo disecciona los factores que han operado en el fuerte proceso de devaluación salarial experimentado en España en los últimos años, singularmente a partir de la reforma laboral de 2012, y ofrece una perspectiva sin precedentes sobre la naturaleza de la rebaja salarial vivida en los últimos años.

Fernández Kranz somete al microscopio las características de los nuevos contratos firmados en 2008 y de los suscritos en 2015 y se encuentra con que la igualdad de características del trabajador (edad, formación), del puesto del trabajo, del tipo de contrato, de la jornada e incluso del nivel profesional las empresas pagan tras la crisis un 9,9% menos de lo que abonaban por la misma tarea en el año 2008.

Te interesa leer: Los salarios más bajos cayeron un 28% desde el inicio de la crisis

Esta 'parte no explicada de los salarios', como la define el investigador, es el principal componente de la diferencia salarial general del 12% que encuentra entre los nuevos salarios firmados tras la crisis y la aplicación de la reforma laboral, frente a las nóminas que se pactaban justo antes. El acortamiento de la jornada (más empleo a tiempo parcial), la reducción de la jornada anual incluso con contratos a tiempo completo y el perfil sectorial del empleo influyen también a la baja en los sueldos de los nuevos contratos.

El estudio revela la profunda huella en la carrera laboral de millones de personas dejada por la crisis, que les ha condenado a cobrar un sueldo un 12% inferior al que percibían en 2008 cuando por su experiencia y su mejor nivel formativo deberían estar cobrando como mínimo un 3,9% más.Más desigualdad en la sociedad...y en las empresas

El fenómeno ha ahondado en la profunda dualidad del mercado de trabajo español, tradicionalmente dividido entre temporales y fijos, pero para la que el investigador propone una nueva clasificación entre 'stayers' (personas que se mantuvieron en su empresa y en su puesto de trabajo durante la crisis) y 'movers' (trabajadores que tuvieron que buscar un futuro en otras empresas el tremendo ajuste de plantillas abordado por las empresas de 2008 en adelante).

El informe desvela que los trabajadores que permanecieron en su empresa durante la crisis perciben de media un 4,5% más superada esta que en 2008. Los 'movers', por el contrario, han sufrido una pérdida salarial del 4,1%, aumentando así la brecha salarial entre ambos grupos. Entre los muchos factores que han influido en este fenómeno es significativo que un 7,4% de los trabajadores que se han cambiado de empresa hayan pasado de tener un contrato fijo a tenerlo a tiempo parcial.

Consecuencia directa de esto ha sido el incremento no explicado de las diferencias salariales en el seno de la empresa, que el informe relaciona con la aprobación de la reforma laboral.

Te interesa leer: El Banco de España acusa a la reforma laboral de afianzar el empleo por horasUna condena para toda una generación

Otro de los colectivos que han sufrido los nuevos rangos salariales del mercado laboral son los jóvenes. El estudio publicado por Funcas concluye que el primer contrato que consigue un joven de la España post-crisis tiene una nómina un 14% inferior que el que conseguían los jóvenes de la España anterior a la crisis.

De nuevo una parte de esa diferencia se explica porque muchos son a tiempo parcial, pero la mayoría se debe a que las empresas pagan hoy menos por realizar el mismo trabajo. En el caso de los menores de 26 años esa diferencia es del 9%.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios