La 'mochila austriaca': el fin de la temporalidad y las indemnizaciones

Ya son varios los partidos y entidades que han planteado un modelo similar al austriaco, que elimina cualquier coste de despido.

Lo que propone es acumular todos los meses el 1,53% del salario, por lo que un trabajador que cobra 1.000 euros acumulará cada mes 15,3 euros.

La 'mochila austriaca': acabar con la temporalidad eliminando las indemnizaciones

Con una tasa de paro superior al 20% y una cifra de contratos temporales que ronda el 27% -aunque los dirigentes miren hacia otro lado-, el paro sigue siendo la mayor preocupación de los españoles.

Una de las medidas que ha ido ganando popularidad en los últimos meses ha sido la conocido como 'mochila austriaca'. Una política que ha llevado al país cetroeuropeo a alcanzar unas cifras envidiables: un 5,7% de paro y en torno al 9% de trabajadores temporales.

Un modelo ya propuesto por entidades como el BBVA Research, que pidió un contrato indefinido con indemnización creciente y un fondo de ahorro individual, o por partidos como Ciudadanos, que también incluyó la 'mochila austriaca' entre sus medidas económicas. E incluso en el pacto entre PSOE y Ciudadanos una de las medidas en materia laboral establecía un modelo similar.¿Qué es la mochila austriaca?

Esta política entró en vigor en el año 2003, cuando Austria pretendía reducir la rigidez del mercado laboral. Este modelo elimina los costes de despido, pero a cambio ofrece una indemnización creciente que va aumentando con el trabajador a lo largo de los años. 

No hay indemnización por ser despedido, sino que se acumula cada mes en una 'mochila' un porcentaje del salario bruto. Lo que se pretende conseguir con este modelo es eliminar las diferencias entre contratos temporales e indefinidos y fomentar el número de los segundos, ya que significa la creación de un contrato único. Aunque existen excepciones para crear contratos temporales.

En Austria, las empresas aportan un 1,53% del salario bruto de cada empleado a un fondo de capitalización o caja de prevención laboral. Un dinero que el trabajador se lleva consigo cuando cambia de compañía o se queda en paro. Entonces, un trabajador que cobra 1.000 euros acumulará cada mes 15,3 euros.

Lo que hace con esta 'mochila' lo decide el trabajador. Puede escoger entre acumularlo para su posterior jubilación o si lo capitaliza para afrontar la nueva situación del paro. Para el trabajador puede servir como indemnización o como una especie de plan de pensiones.

Este modelo significa una mayor facilidad de despido, aunque los expertos alegan que los producidos por baja productividad de algunos trabajadores se facilitarían. No se despediría al que menos tiempo lleva, sino al que menos produce.

Ahora en portada

Comentarios