El imperio económico de Nadal tras los diez Roland Garros: de hoteles a yates

El tenista español ha ganado 76 millones de euros en premios deportivos, pero la mayor parte de su fortuna la ha amasado gracias a los acuerdos publicitarios.   

En los últimos años también ha mostrado su faceta de empresario. Tiene negocios inmobiliarios, hoteleros y de restauración, además de una academia de tenis en Manacor.

Le interesa leer: Nadal, el tenista con mejor porcentaje de victorias en 1.000 partidos.

El imperio económico de Nadal tras los diez Roland Garros: de hoteles a yates

Justo un año antes de ganar su 10º Roland Garros, Rafael Nadal estrenaba junto a su pareja un lujoso yate de 23 metros de eslora valorado en 3 millones de euros, el 'Beethoven', de la firma Monte Carlo Yachts. Intentaba olvidar su retirada del torneo parisino por una lesión de muñeca descansando en este ‘capricho’ que había comprado semanas antes. Una mínima parte de su fortuna valorada en unos 300 millones de euros, según Forbes, porque además de vivir pegado a la raqueta, Rafa es empresario e imagen publicitaria de varias marcas de reconocimiento mundial. Es, junto a Pau Gasol y Fernando Alonso, la imagen más conocida de un deportista español en todo el planeta.

El mallorquín hizo historia este domingo al ganar Roland Garros por décima vez, una cifra que ningún otro tenista ha alcanzado en un Grand Slam en la Era Open. Un éxito que le mantiene en la cúspide del deporte y que le permite sumar otros 2,1 millones de euros más a su imperio económico. A lo largo de su carrera ha ganado 73 títulos, 15 de ellos de Grand Slam. Su palmarés lo adornan otro Abierto de Australia, dos Wimbledon y dos Abiertos de EEUU (ha perdido siete finales de Grand Slam). Más más allá del circuito ATP ha ganado cuatro Copa Davis y un oro olímpico en Pekín 2008. Además, suma 11 títulos de dobles, entre ellos otro oro olímpico junto a Marc López en Río 2016.Sólo Djokovic y Federer ganan más que él en la pista

Todos estos éxitos le han reportado un total de 76,6 millones de euros desde su debut en 2002, según los datos de la ATP. Tan solo dos tenistas en la historia le superan: Novak Djokovic (97,6) y  Roger Federer (92,8). Porque con su décimo triunfo en París, ha superado a Serena Williams (75,4). Pero donde Rafa ha amasado la mayoría de su fortuna ha sido fuera de las pistas.

"No sé exactamente cuánto dinero tengo. De eso se encarga mi familia. Sí sé que el dinero no será un problema si hago una buena carrera", afirmó un joven Nadal allá por 2008, cuando ya había ganado cinco Grand Slam y un oro olímpico. Por entonces, las marcas deportivas ya habían comenzado a fijarse en él, especialmente Nike, que le vestía con aquellos piratas por debajo de las rodillas y las camisetas sin mangas.No sé exactamente cuánto dinero tengo. De eso se encarga mi familia"

Años después y a pesar de sus números de récord dentro de las pistas, la mayor parte de sus ganancias anuales proceden de sus patrocinios. Rafa es imagen de las marcas más potentes, que valoran su capacidad de sacrificio y su competitividad. Cuando solo tenía 14 años firmó con IMG, la empresa que monetiza su imagen. Fernando Soler, director general en España, afirmaba en 2006 que la agencia se encargaba de "capitalizar el carisma del deportista y tratar de convertirlo en ingresos".

Nadal es el reclamo, entre otros, de Nike, Tommy Hilfiger, Kia, Mapfre, Banco Sabadell, embajador de Telefónica (telecomunicaciones), Nestlé, Babolat (tenis), Richard Miller (relojería), Drasanvi (complementos alimenticios) y United Postcode Lotteries (apuestas). Según los datos de Forbes, Nadal fue el número 76 entre las 100 celebridades que más dinero se embolsaron en el mundo en 2016. Sus ingresos desde que es profesional rozan los 300 millones de euros, y eso que no existen datos de sus ingresos publicitarios hasta 2007.

"Soy un superprivilegiado a todos los efectos y en lo económico las cosas me han ido mejor de lo que hubiera soñado nunca. Claro que hago por incrementar mi patrimonio, pero siempre y cuando tener más no me cause infelicidad. Tengo la inquietud por tener más, pero siempre que me compense", afirmaba Rafa en un coloquio en abril de 2016 después de unos meses en los que estuvo lejos de su mejor rendimiento en las pistas. La vida le había sonreído en lo deportivo y años antes de alcanzar la treintena se convirtió en empresario.Negocios de lujo

Rafa Nadal y su entorno se han encargado de asegurar el futuro del tenista gracias a otros negocios empresariales más allá de la raqueta. Su padre, que era constructor, pasó a formar parte de 10 sociedades mercantiles en España en 2006, según informaba Interviú hace casi una década. Una de ellas, Goramendi Siglo XXI (dedicada a la gestión de los derechos de imagen de deportistas), le reporta 180.000 euros anuales desde 2016 hasta 2050, cuando cumplirá 64 años. El tenista cedió su imagen de explotación a cambio de seis millones de euros, que le serán abonados en 34 plazos.

Además, Nadal se ha adentrado en el mundo de la construcción en los último meses, según informó El Confidencial. Junto a Abel Matutes Prats, forma parte del grupo de empresarios que ha comprado por unos 25 millones de euros el edificio donde se van a construir los pisos más caros por metro cuadrado de Madrid, en el barrio de Salamanca. 

Rafa también participó en la promoción de dos complejos hoteleros en el caribe mexicano, Secrets Aura y Sunscape Sabor; hace unos cuatro años invirtió 10 millones de euros y aseguró en Facebook que lo hizo allí porque le recordaba a su Mallorca natal.

En el mundo de la restauración, Nadal 'se ha puesto las pilas' en los últimos meses. De la mano de Abel Matutes Prats y junto a otros rostros conocidos como los de Enrique Iglesias y Pau Gasol, han abierto cuatro restaurantes llamados Tatel. Están situados en Miami, Ibiza y Madrid.

Además, inauguró en 2016 una academia que lleva su nombre en Manacor. Un espectacular recinto deportivo para que jóvenes tenistas de 10 a 18 que pueden “entrenar con el método que ha llevado a Rafa a ser el número uno”. Su tío Toni es el director de una escuela donde los niños continúan con sus estudios mientras mejoran su tenis y pueden disfrutar de todos los lujos.

Además, de todo esto, la página web de Rafa Nadal también es un filón. Allí vende los productos de sus marcas deportivas que él utiliza, además de otros cuyo importe va destinado a su fundación.

Ahora en portada

Comentarios