El Banco CCM gana 37,9 millones en el primer semestre del año

  • Toledo.- El Banco de Castilla-La Mancha, surgido de la integración del negocio bancario de Caja Castilla La Mancha (CCM) en el Banco Liberta, del grupo Cajastur, cerró el primer semestre del año con un beneficio de 37,9 millones de euros.

El Banco CCM gana 37,9 millones en el primer semestre del año
El Banco CCM gana 37,9 millones en el primer semestre del año

Toledo.- El Banco de Castilla-La Mancha, surgido de la integración del negocio bancario de Caja Castilla La Mancha (CCM) en el Banco Liberta, del grupo Cajastur, cerró el primer semestre del año con un beneficio de 37,9 millones de euros.

Así consta en el primer balance de resultados consolidados que el Banco remite a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) después del inicio de sus operaciones el pasado 30 de septiembre, cuando terminó la intervención del Banco de España en la entidad castellanomanchega.

El grupo Cajastur es propietario del 75 por ciento del Banco y la Fundación CCM -creada para gestionar la antigua Obra Social de CCM- posee el 25 por ciento restante, según la información remitida a la CNMV, que habla de una "operación singular y sin precedentes".

El acuerdo de integración establecía que desde el 1 de enero de 2010 el Grupo Cajastur asumía los riesgos y beneficios del negocio bancario de CCM -entonces intervenida por el Banco de España-, si bien el Esquema de Protección de Activos del Fondo de Garantía de Depósitos, dotado con 2.475 millones de euros, cubre las pérdidas asociadas a los riesgos directos desde enero de 2010.

El informe advierte de que las cuentas no pueden ser comparadas, pues hasta el 1 enero de 2010 no se llevó a cabo la integración.

Así, al término del primer semestre, los saldos dudosos eran de 3.044 millones de euros, con una ratio de morosidad del 16,06 por ciento, aunque gracias a los activos dudosos cubiertos por el Esquema de Protección de Activos la mora se reduce al 1,6%, muy por debajo de la media del sector.

El margen de intereses de la entidad era de 155,4 millones de euros y el margen bruto de 219 millones, con un resultado de la actividad de explotación de 54,5 millones.

Los activos totales del Banco ascendían a 24.437 millones de euros, con un descenso de 1.700 millones sobre el inicio del ejercicio (un 6,51%), sobre todo por las caídas del crédito a la clientela y de la renta fija.

El crédito a las administraciones públicas fue de 708 millones de euros, con un crecimiento del 2,53 por ciento, mientras que el crédito a los sectores privados cayó un 4,62 por ciento, en total 706 millones de euros.

El Banco explica que ese descenso está "muy por encima de los incrementos de la morosidad y de los activos fallidos, con lo que la entidad demuestra el importante esfuerzo realizado para reducir el "gap" comercial y mejorar su liquidez.

El pasivo presentaba un saldo de 23.630 millones, con una caída semestral del 6,55%, en este caso producida por la reducción del saldo de los depósitos de los clientes, la reducción de las provisiones y la caída de los débitos representados por valores negociables.

El Banco terminó el semestre con un patrimonio neto de 807 millones, 45 menos que al arranque del ejercicio.

La causa es que los beneficios (37,9 millones) no han compensado las minusvalías registradas en la cartera de activos financieros disponibles para la venta, que fueron de 82 millones de euros.

Mostrar comentarios