El banco central indio inyecta capital pero deja intactos principales tipos

  • El banco central de la India (RBI) decidió hoy inyectar capital en el sistema para reanimar el crecimiento económico del país, aunque mantuvo intactos los principales tipos de interés bancario.

Nueva Delhi, 30 oct.- El banco central de la India (RBI) decidió hoy inyectar capital en el sistema para reanimar el crecimiento económico del país, aunque mantuvo intactos los principales tipos de interés bancario.

El banco ha recibido en los últimos meses presiones de sectores industriales para que desarrollara una política decidida de bajadas de tipos, en vista de que el crecimiento económico indio se ha ralentizado a causa de la crisis internacional.

El único índice que registrará variación es el ratio de reservas al contado, o porcentaje de dinero que los bancos deben mantener en las arcas del banco central: el tipo baja un cuarto de punto, hasta situarse en el 4,25 %, según anunció la institución.

La medida supone una inyección de capital en el sistema estimada, de acuerdo con el banco, en 175.000 millones de rupias (unos 3.230 millones de dólares), con vistas a impulsar el crecimiento sin poner en peligro el objetivo de mantener la inflación bajo control.

"La reducción busca adelantarse las perspectivas de una menor liquidez, de forma que esta liquidez esté en un rango cómodo que apoye el crecimiento", afirmó en rueda de prensa el gobernador del Banco Central, Duvvuri Subbarao.

Lo demás sigue igual: el tipo de interés que se aplica a los préstamos solicitados por la banca comercial continúa fijado en el 8 %, y la tasa a la que estas entidades prestan al banco central seguirá siendo del 7 % tras la revisión económica de hoy.

"La persistencia de presión inflacionaria, incluso con un crecimiento más moderado, sigue siendo un desafío. A este respecto, la India es una excepción a la tendencia global", añadió Subbarao.

Este lunes, el banco central había revisado cuatro décimas al alza su previsión de inflación (hasta el 7,7 %), a la vez que bajó ocho décimas su pronóstico para el crecimiento económico de este año, que situó en el 5,7 %.

El país había crecido un 6,5 % en el año fiscal pasado, muy por debajo del 8,4 logrado en los dos ejercicios anteriores.

Mostrar comentarios