El BBVA prevé una demanda de 400.000 viviendas cuando termine el ajuste

  • Madrid.- La demanda potencial de vivienda ascenderá a 400.000 al año, una vez termine el ajuste del sector inmobiliario y se recupere la normalidad en el mercado, según las previsiones del Servicio de Estudios del BBVA.

El BBVA prevé una demanda de 400.000 viviendas cuando termine el ajuste
El BBVA prevé una demanda de 400.000 viviendas cuando termine el ajuste

Madrid.- La demanda potencial de vivienda ascenderá a 400.000 al año, una vez termine el ajuste del sector inmobiliario y se recupere la normalidad en el mercado, según las previsiones del Servicio de Estudios del BBVA.

El informe sobre la Situación Inmobiliaria presentado hoy por la economista jefe de Escenarios Económicos y Financieros del BBVA, Mayte Ledo, señala que en el periodo 2001-2008 la demanda de vivienda se acercaba a las 600.000 al año, en tanto que en los diez años anteriores se mantuvo ligeramente por encima de las 200.000.

Detalla que, en los próximos años, cada vez habrá menos natalidad y también menos inmigración, aunque se crearán más hogares, eso sí, más pequeños, por el aumento de emancipaciones o divorcios, lo que reducirá a 2,5 por ciento el número de los miembros de cada hogar.

De esta forma, se generarán 300.000 nuevos hogares anuales, a los que habrá que sumar las segundas residencias que también demandará una sociedad con un cierto poder adquisitivo.

El estudio recuerda que el ajuste del sector aún no ha tocado fondo, dado que todavía no se ha absorbido la sobreoferta de cerca de un millón de viviendas que hay en la actualidad, proceso que comenzará en el primer trimestre de 2010.

"La sobreoferta de vivienda se ajustará progresivamente en los próximos 3 o 4 años, y se verá ya en próximos meses una caída del excedente de vivienda".

Por otro lado, el informe indica que la corrección de los precios "ha sido reducida hasta ahora" tanto en términos de magnitud (con una caída acumulada del 10 por ciento desde el máximo) como en duración (apenas seis meses).

Por ello, prevé que el precio de la vivienda caerá un 7 por ciento al cierre de 2009 y un 8 por ciento adicional en 2010, de forma que desde los precios máximos obtenidos en plena fase expansiva del ciclo la caída acumulada alcance un 30 por ciento en 2012, año en el que se estabilizará el precio.

La economista jefe del área de Análisis Sectorial, Ana Rubio, alertó de que "si no hay un ajuste en los precios, éste se producirá vía actividad".

En este sentido, valoró el buen comportamiento que tiene la rehabilitación de vivienda en la actualidad, gracias a las políticas del Gobierno, al tiempo que señaló que la iniciativa pública en el sector irá sustituyéndose por la privada.

Mostrar comentarios