El Ejecutivo galo se reúne en pleno para preparar los presupuestos hasta 2015

  • El Gobierno francés se reunió hoy en pleno para comenzar la preparación del presupuesto del año que viene, que se formalizará en septiembre, y diseñar el programa de finanzas hasta 2015, con los que busca alcanzar el equilibrio presupuestario a finales del quinquenio.

París, 25 jun.- El Gobierno francés se reunió hoy en pleno para comenzar la preparación del presupuesto del año que viene, que se formalizará en septiembre, y diseñar el programa de finanzas hasta 2015, con los que busca alcanzar el equilibrio presupuestario a finales del quinquenio.

Los compromisos del Ejecutivo para alcanzar ese objetivo, según indicó en un comunicado el gabinete del primer ministro, Jean-Marc Ayrault, son "claros" y persiguen reducir el déficit al 3 por ciento en 2013 y eliminarlo en 2017.

Los 38 ministros y ministros delegados participaron en esa reunión que se prolongó durante tres horas, al término de la cual no se detalló lo abordado pero se indicó que "el equilibrio presupuestario no es un fin en sí, sino un medio al servicio de la recuperación del país".

La "misión" que el Gobierno de Ayrault se ha marcado para lograr ese propósito final, según la nota, pasa por "la recuperación de la producción, la reconstrucción del dispositivo de educación y formación, una reforma fiscal, eficacia económica y ecológica y la transición energética".

Tal y como adelantó la semana pasada desde Roma el presidente, François Hollande, "eficacia y justicia" serán los dos criterios que guiarán las decisiones gubernamentales.

Entre ellas se había avanzado anteriormente la intención de aplicar subidas de impuestos, que de seguir lo previsto comenzarán por un incremento del tipo que se aplica en la tasa sobre la fortuna y una elevación de los derechos de sucesión.

Los presupuestos para 2013 y el proyecto plurianual hasta 2015 serán presentados ante el Parlamento "antes de principios de octubre", y según el comunicado, se inscribirán en esa estrategia de control de las cuentas públicas.

El Gobierno adelantó hoy que las orientaciones que los definirán se basan sobre un esfuerzo "justo, equilibrado y compartido", porque "no se reparte de manera uniforme, tiene un equilibrio entre gastos suplementarios y ahorros, y se comparte entre el conjunto de los actores públicos".

Así por ejemplo, la creación de empleo se reservará a la enseñanza, la Policía, la gendarmería y la Justicia, mientras que el en el resto de ministerios serán necesarios "esfuerzos adicionales" para respetar ese objetivo de estabilidad.

Mostrar comentarios