Lunes, 23.09.2019 - 18:40 h
Arranca la temporada alta

El empleo crece en 211.752 cotizantes en el peor mes de mayo de los últimos 3 años

El paro se reduce en 84.075 personas, apenas 337 más que en 2018 y muy por debajo de los registros en esta misma época entre los años 2013 y 2017.

paro mayo
 

Arranca la temporada alta en el mercado laboral. Y el pistoletazo de salida ha dejado un sabor de boca más bien agridulce. El pasado mes de mayo el paro se redujo en 84.075 personas, un dato ligeramente mejor al registrado hace un año, si bien inferior a los de este periodo en todos los años desde 2013 a 2017. Por su parte, el empleo creció en 211.752 cotizantes, por debajo de lo que lo hizo en el quinto mes de 2017 y 2018.

Un año después de la triunfante moción de censura de Pedro Sánchez, el mercado de trabajo resiste, si bien empieza a mostrar ya síntomas de flaqueza. Por el lado del empleo, porque los afiliados a la Seguridad Social crecen menos que en el último mes de Gobierno de Mariano Rajoy, mayo de 2018, cuando se registraron 237.207 nuevos cotizantes, y también es menor la cifra que hace dos años, cuando fueron 223.192. Por el lado del paro, porque aunque la reducción es mayor que el año pasado, apenas lo es en 337 personas y se queda muy lejos de los registros de los años de recuperación económica 2014 a 2017, cuando en esta época del año abandonaban la cola del paro más de 110.000 personas de media.

En la comparación interanual también se percibe este agotamiento. Si se observa la evolución del mercado laboral en los últimos doce meses, desde la salida de la ministra Fátima Báñez, ahora hay 172.639 desempleados menos, lo que supone un descenso del 5,31%. Tanto la cifra global como la tasa anual son inferiores a las anotadas en esta época del año desde 2014 hasta 2018. Esto es, el paro se sigue reduciendo, pero menos. Y lo mismo con la afiliación: se crea empleo, pero a menor ritmo. Si ahora hay 526.446 cotizantes más que hace un año, en mayo de 2018 eran 570.254 más y en 2017 llegaron a ser 683.575. Así, la tasa interanual cae por debajo del 3% en mayo por primera vez en tres años.

Ante estas cifras, en su análisis Randstad Research, empresa líder en recursos humanos, constata que "mayo, el mejor mes del año para el empleo, ofrece ligeras señales de debilidad". Coincide con esta valoración el presidente de IMF Business School, Carlos Martínez, quien asegura que con estos datos "se confirma la ralentización del mercado laboral" y, a la espera de que se forme Gobierno y de que pase el verano, cuando la estacionalidad suele tirar del empleo, sobre todo temporal, "habrá que esperar para observar el impacto de la incertidumbre y de la menor contratación pública y gasto público en las decisiones de los empresarios".

Rozando el récord de julio de 2007

Con todo, de acuerdo con los datos que acaba de publicar el Ministerio de Trabajo, el total de ocupados se sitúa ya en 19.442.113 afiliados, la cifra más alta en un mes de mayo y el segundo mejor registro histórico en cualquier mes, sólo superado por julio de 2007 (19.493.050 cotizantes). Y otra buena noticia: por primera vez desde que existen registros la cifra de mujeres inscritas en el sistema ha superado los 9 millones, con un total de 9.043.749 afiliadas. 

Como es habitual en esta época del año, la hostelería fue el sector que más empujó la afiliación, al sumar 76.591 ocupados (+5,7%), seguido de las actividades administrativas, que ganaron 23.157 afiliados. Por regiones,  la afiliación ha subido en casi todas las comunidades autónomas, y con especial intensidad en las Islas Baleares, donde se sumaron 52.528 personas (un 10,40%). Únicamente baja en Canarias (-478 afiliados).

El Régimen General, el más mayoritario del sistema, ganó 200.386 afiliados en mayo en relación al mes anterior, hasta totalizar 16.097.438 ocupados, la cifra más alta de la serie histórica. Por su parte, el de Autónomos registró 11.114 cotizantes más, hasta sumar 3.277.855.

Del otro lado del mercado laboral, tras el descenso de mayo, el volumen total de parados se situó en 3.079.491 desempleados, su nivel más bajo en este mes en los últimos diez años. De nuevo, fiel a este arranque de la temporada alta, el sector servicios fue el que más recortó el número de parados en mayo, con un descenso de 54.762 desempleados, seguido de la construcción (-9.040 parados); la industria (-8.085 desempleados); la agricultura (-7.864 parados) y el colectivo sin empleo anterior (-4.324).

El paro bajó en mayo en todas las comunidades autónomas, con las mayores caídas en Andalucía (-17.981 parados), Cataluña (-10.507 desempleados) y Comunidad Valenciana (-8.744 desempleados). Se redujo más entre los hombres (47.896 desempleados menos) que entre las mujeres (-36.179 paradas) y entre los mayores de 25 años (72.788 desempleados menos) que entre los jóvenes (11.287 parados menos).

Caen los indefinidos

En cuanto a la contratación, en el quinto mes del año se realizaron 2.075.741 contratos, apenas un 0,8% más que en mayo de 2018, de los que solo 184.161 fueron indefinidos, el 8,9% del total, con un descenso del 7,9% respecto al mismo mes del año pasado. Martínez se fija en que "nos encontramos ante el cuarto mes consecutivo de caída de la contratación indefinida", lo cual, a su juicio, es una "mala señal", íntimamente relacionada con la merma de la confianza de los empresarios, que "necesitan estabilidad para contratar".

Por contra, en mayo se efectuaron más de 1,8 millones de contratos temporales, de los que el 26,2% eran de obra o servicio con jornada a tiempo completo y el 28,5%, eventuales por circunstancias de la producción, también a jornada completa. Los contratos temporales a tiempo parcial representaron el 31,4%.

Ahora en Portada 

Comentarios