El fiscal considera falsa la carta de Urbanor y víctimas de ella a "Albertos"

  • Madrid.- La Fiscalía consideró hoy "claro y evidente" que la carta que usaron "los Albertos" para intentar que el Tribunal Supremo revisara su condena en el caso Urbanor fue falsificada por los hermanos Arnaiz y la documentalista Gloria Álvarez, sin concertación con los dos primos, "víctimas de una confabulación".

El fiscal considera falsa la carta de Urbanor y víctimas de ella a "Albertos"
El fiscal considera falsa la carta de Urbanor y víctimas de ella a "Albertos"

Madrid.- La Fiscalía consideró hoy "claro y evidente" que la carta que usaron "los Albertos" para intentar que el Tribunal Supremo revisara su condena en el caso Urbanor fue falsificada por los hermanos Arnaiz y la documentalista Gloria Álvarez, sin concertación con los dos primos, "víctimas de una confabulación".

El fiscal Lorenzo Bernal pidió al tribunal de la Audiencia Provincial de Madrid que juzga el caso que condene a los Arnaiz y a Gloria Álvarez por los delitos de falsedad en documento privado, denuncia falsa e intento de estafa, con penas de dos años y cinco meses de cárcel, al considerar acreditado que diseñaron una trama para falsificar la carta y engañar a los empresarios Alberto Cortina y Alberto Alcocer y a sus abogados Ramón Hermosilla e Ignacio Peláez.

"Valiéndose de un escrito con una firma auténtica, los acusados vieron la posibilidad de obtener un beneficio y para ello intentaron ponerse en contacto con Cortina y Alcocer y elaboraron un contrato que intentaron llevar a su ejecución, después de haber intentado impulsar el procedimiento e instar el pago", relató Bernal.

El Ministerio Fiscal insistió en la falsedad de la misiva al destacar que "con la mera lectura (de la carta) se constata su falsedad".

En esa misiva, fechada el 2 de octubre de 2000, Sentieri y San Martín -socios de "los Albertos" en Urbanor- admitían supuestamente que conocían la existencia de dos precios para la compra de terrenos de la sociedad Urbanor, lo que implicaba un delito de falso testimonio al ser lo contrario de lo que afirmaron ante los tribunales y que facilitó la condena de los primos.

"Es carente de toda lógica y verosimilitud que se enviara una carta en ese momento, con ese contenido", señaló el representante de la Fiscalía Provincial de Madrid, que hizo referencia a que los socios minoritarios de Urbanor Pedro Sentieri y Julio San Martín hablaban habitualmente por teléfono en el año 2000, antes del juicio del caso Urbanor, y no necesitaban comunicarse por carta.

Además, el Ministerio Fiscal insistió en que las pruebas periciales "constatan las irregularidades del interlineado, tamaño de la letra e impresión" de la misiva, que junto con las circunstancias del contexto (el Supremo acababa de condenar a "los Albertos" por el caso Urbanor) "nos tiene que llevar indudablemente a la conclusión de que esa carta es falsa".

El fiscal también considera un indicio de falsedad "la manera tan extraña y bastarda" en la que apareció la carta, que la documentalista Gloria Álvarez mantiene que llegó de forma anónima al buzón de su oficina en Collado Villalba (Madrid).

Por ello, el Ministerio Fiscal entiende que José María y Javier Arnaiz y Gloria Álvarez cometieron un delito de falsedad de documento privado por la falsificación de la carta y otro de denuncia falsa por "llevar a cabo el inicio y prolongación del procedimiento", que la documentalista intentó impulsar a través de varias actuaciones.

"Todo ello obedece a la tentativa de estafa, a conseguir en esa situación en la que se encuentran Cortina y Alcocer intentar llevar a cabo un engaño para obtener una cantidad de dinero", concluyó el fiscal.

En cualquier caso, el fiscal admitió la dificultad del caso por la "amalgama de posiciones realmente antagónicas que plantean problemas sobre cómo acaecieron los hechos".

Por ello, pidió al tribunal, presidido por la magistrada Ángela Acevedo, que valore la actitud de los acusados y su predisposición a responder a las preguntas de las acusaciones, formadas por los socios minoritarios de Urbanor.

Mostrar comentarios