Martes, 19.03.2019 - 21:01 h
Medio punto menos que en 2017

El FMI deja en 2,5% el PIB de España en 2018 pero la salva de más recortes futuros

El Fondo considera que la economía española será de las que más crezca en la zona euro en un entorno de ralentización global.

Pedro Sánchez y Christine Lagarde
El FMI deja en 2,5% el PIB de España en 2018 pero la salva de más recortes futuros. / L.I.

A toro pasado, las cosas no fueron tan bien como se esperaban. Pero el futuro no es tan malo. Esa es la principal conclusión para el Fondo Monetario Internacional, para quien el Producto Interior Bruto español creció un 2,5% en 2018, lo que representa una desaceleración de medio punto porcentual respecto de la expansión del 3% un año antes y queda dos décimas por debajo de su anterior previsión. Por otra parte, y en cuanto al año que acaba de empezar y el próximo, el organismo sitúa a España entre las economías que mejor resistirán, ya que mantiene sin cambios sus últimos pronósticos del 2,2% y del 1,9% de avance para 2019 y 2020, respectivamente.

De este modo, la estimación más reciente de crecimiento de la economía española en 2018 por parte de la institución internacional resulta inferior en una décima a la previsión de crecimiento del 2,6% manejada por el Gobierno de España, que proyecta un ritmo de expansión del 2,2% para 2019, coincidiendo en este caso con el FMI.

A pesar de incumplir las expectativas, el crecimiento de España en 2018 se situó por encima de la media del 1,8% estimada por el FMI para el conjunto de la zona euro y superó ampliamente las tasas de actividad observadas en las demás grandes economías del bloque, puesto que Alemania y Francia crecieron un 1,5% e Italia un 1%.

Los pronósticos del FMI mantienen a España como la gran economía del euro que mejor desempeño seguirá demostrando en los próximos años, puesto que en el caso de Alemania la institución prevé una expansión del PIB del 1,3% en 2019 y del 1,6% en 2020, mientras que para Francia proyecta un crecimiento del 1,5% y del 1,6%, respectivamente, según informa Ep.

En el caso de Italia, el FMI prevé un crecimiento del 0,6% en 2019 y del 0,9% en 2020. En el caso del conjunto de la eurozona, la institución dirigida por Christine Lagarde calcula una expansión del PIB del 1,6% este año y del 1,7% el siguiente.

Por otra parte, y en el conjunto del mundo, la economía global crecerá menos de lo previsto en 2019 y 2020 y se anticipa una expansión global del 3,5% este año y del 3,6% el siguiente, lo que representa una rebaja de dos y una décima, respectivamente, en comparación con los pronósticos de la institución del pasado mes de octubre como reflejo del peor desempeño durante el tramo final de 2018, así como del deterioro de la confianza y sus implicaciones para el crecimiento ante los elevados niveles de deuda pública y privada.

"Los riesgos para la economía global se inclinan a la baja", señala el FMI en su actualización del informe 'Perspectivas Económicas Mundiales', donde advierte de que una escalada de las tensiones comerciales sigue siendo una fuente clave de riesgo para las perspectivas y constata un endurecimiento de las condiciones financieras desde el pasado otoño. Entre los factores al margen de las tensiones comerciales que pueden desencadenar un deterioro mayor de lo previsto del crecimiento, el FMI señala una potencial salida sin acuerdo del Reino Unido de la UE, así como una dsesaceleración más pronunciada de lo previsto de la economía china.

La organización con sede en Washington proyecta una expansión de las economías desarrolladas del 2% en 2019, una décima menos que en ocubre, y mantiene su previsión del 1,7% para 2020. En el caso de las economías emergentes y en desarrollo, el FMI contempla ahora un crecimiento medio del 4,5% en 2019, dos décimas por debajo de su anterior pronóstico, y del 4,9% en 2020, en línea con la previsión de octubre.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios