Lunes, 22.07.2019 - 03:56 h
Previsiones de otoño

El FMI pierde toda ilusión de repunte y tilda de decepcionante la marcha de la UE

El Fondo Monetario rebaja en dos décimas, hasta el 2%, su previsión de crecimiento para la zona euro y alerta del Brexit y la productividad.

FMI advierte de los riesgos de subir las pensiones con el IPC
El FMI advirtió la semana pasada de los riesgos de subir las pensiones con el IPC en España. / EFE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) no deja de advertirlo y de ponerle reproches a la marcha de la economía en el primer mundo. A las tensiones comerciales en las que Estados Unidos anda enfrascado con medio mundo, Europa tampoco supondrá excepción alguna a la atonía económica. El organismo insistió ayer en su última batería de previsiones: el crecimiento económico en la zona euro es "decepcionante", como constata el  2% de avance que pronostica para este año. Para el futuro, prevé que se frene aún más ante la "persistente incertidumbre" debido al Brexit y a la baja productividad. En resumen, la zona euro terminará este año dos décimas menos de lo previsto en julio y un 1,9 % en 2019, en principios sin cambios.

"Entre las economías avanzadas, el crecimiento ha sido decepcionante en la zona euro y en el Reino Unido. El menor crecimiento en las exportaciones tras un fuerte aumento en el último trimestre de 2017 ha contribuido notablemente a la ralentización de la zona euro", señala el informe "Perspectivas Económicas Globales", presentado por el Fondo y recogido por Efe. España, de la que el FMI ya adelantó las cifras la pasada semana, seguirá a la cabeza de las grandes economías del euro, con un crecimiento previsto del 2,7% este año y del 2,2 % en 2019.

Sin embargo, la economía española empeora en las previsiones de deuda, déficit y paro para los próximos ejercicios, y el Fondo subraya la necesidad de dar un nuevo impulso a las reformas estructurales.

De acuerdo con el pronóstico de la institución, la deuda pública alcanzará el 97,1% del PIB en 2018 (cuando en abril esperaba un 96,7%), para bajar al 95,8% el próximo año y al 94,6% en 2020, frente al 93,9% estimado anteriormente. En 2022 se situará en el 93% y un año después en el 92,5%, frente al 90,9% de las previsiones de abril.

La revisión del cuadro macroeconómico para España también contempla una peor trayectoria del déficit, que acabará este año en el 2,7% del PIB, dos décimas por encima de lo contemplado en abril, y se situará en el 2,3% en 2019, cuando previamente se esperaba una reducción al 2%, para volver al 2,7% en 2023, medio punto porcentual por encima del déficit del 2,2% del PIB anticipado con anterioridad.

Esta desaceleración de la economía tendrá su reflejo en el mercado laboral, con un debilitamiento de la reducción del desempleo, que cerrará 2018 en el 15,5%, en línea con las previsiones de abril, aunque al final del horizonte analizado la tasa de paro de España será del 13,84%, frente al 13,61% de los anteriores pronósticos. "En España, la agenda de reformas estructurales que pretende aumentar la eficacia de las políticas activas y reducir la segmentación del mercado laboral, necesita un nuevo impulso", señala la institución internacional.

Las grandes economías, a la baja

El documento, divulgado en el arranque de la Asamblea Anual del FMI y el Banco Mundial que se celebra esta semana en Bali (Indonesia), revisa a la baja las perspectivas de Alemania hasta un 1,9% estimado para este año y el próximo, lo que supone una reducción de 3 décimas y de 2 décimas, respectivamente. También recorta las de Francia, para la que espera un crecimiento del 1,6% en cada uno de esos años, dos décimas y una menos de lo previsto en julio. "Los altos precios de la energía han ayudado a frenar la demanda" en los importadores de estos productos, mientras que otros países "también se han visto afectados por la incertidumbre política", recalca el informe del Fondo. Italia, por su lado, mantendrá su baja tasa de crecimiento, con una estimación del 1,2% para 2018 y del 1% para 2019,

Asimismo, el economista jefe del FMI, Maurice Obstfeld, remarcó en rueda de prensa que "el posible fracaso" en las negociaciones para la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), proceso conocido Brexit, supone un riesgo elevado, La prolongación de las conversaciones en marcha entre Bruselas y Londres sin acuerdo a la vista ha creado también "una persistente incertidumbre" sobre futuros costes comerciales La economía del Reino Unido se prevé que crezca por debajo de la de la zona euro: con un expansión del 1,4% para este año y 1,5% para el próximo.

Como viene haciendo en sus últimos informes, el Fondo avisa de que el crecimiento en la zona euro seguirá frenándose hasta el potencial del 1,4% anual debido al envejecimiento de la población y a que el crecimiento de la productividad se modera. Para la institución financiera internacional, cualquier aumento en las barreras comerciales entre el Reino Unido y la UE "implicaría importantes perdidas para la economía británica y, en menor medida, para sus socios comerciales, con impacto negativo concentrado en países con los mayores vínculos comerciales". Entre ellos, el Fondo sitúa a Bélgica y Holanda.

El acuerdo de salida incluirá aspectos como la factura que debe abonar el Reino Unido a la UE, de unos 39.000 millones de libras (44.000 millones de euros), los derechos de los ciudadanos en el Reino Unido y los países del bloque, así como el estatus de la frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda. Está previsto que el Brexit sea abordado este mes en la cumbre europea, aunque se espera que las negociaciones sobre un eventual acuerdo se prolonguen hasta el próximo noviembre.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios