El Gobierno belga celebrará una reunión de urgencia sobre Dexia

  • El Gobierno belga celebrará esta noche una reunión restringida de urgencia para tratar la situación del banco Dexia, con problemas de liquidez debido a su exposición a la crisis de la deuda griega.

Bruselas, 4 oct.- El Gobierno belga celebrará esta noche una reunión restringida de urgencia para tratar la situación del banco Dexia, con problemas de liquidez debido a su exposición a la crisis de la deuda griega.

La reunión de los principales miembros del Ejecutivo comenzará a las 18.00 GMT, según confirmó a la prensa el portavoz del primer ministro en funciones, Yves Leterme.

El propio Leterme no descartó esta mañana, en unas declaraciones a la radio pública flamenca VRT, que el Estado dé una garantía al banco franco-belga "si fuera necesario".

El ministro de Finanzas, Didier Reynders, aseguró desde Luxemburgo, donde asiste a un Consejo de Ministros de la Unión Europea (UE), que Francia y Bélgica actuarán si fuera necesario para no dejar caer la entidad.

"Estudiaremos todas las propuestas del Consejo de Administración, pero repito: los ahorradores del banco están cubiertos hasta 100.000 euros" por cuenta de los estados francés y belga, recalcó Reyders.

El ministro explicó que "también cabe una posible acción de los dos gobiernos, el francés y el belga, pero primero tenemos que leer todas las propuestas del banco y si fuera necesario actuaremos".

La Comisión Europea recordó que cualquier ayuda pública de ambos países debe ser consultada previamente para asegurar que cumple con el plan de reestructuración aprobado en 2010, y que incluía las ayudas acordadas en 2008 y 2009 a la entidad.

La celebración de la reunión de urgencia obligará a suspender, al menos por un día, las negociaciones que mantienen ocho partidos políticos belgas para intentar forjar un acuerdo de Gobierno.

Las acciones de Dexia, que iniciaron la jornada en caída libre hasta perder algo más del 33 % en menos de media hora en la bolsa de Bruselas, se estabilizaron durante la mañana de forma que hacia las 11:30 GMT perdían un 14 %.

Las acciones ya habían caído un 10,16 % en la jornada del lunes, lo que forzó a la celebración de una reunión extraordinaria del consejo de administración, al término de la cual se encargó al consejero delegado, Pierre Mariani, preparar medidas necesarias para "resolver los problemas estructurales" de la entidad, según un comunicado.

La nota señala que "en el contexto actual, el volumen de la cartera de activos no estratégicos pesa estructuralmente sobre el grupo a pesar de la buena calidad del crédito y de sus activos".

Sin embargo, varias filtraciones publicadas por medios belgas apuntan a que el comunicado sólo esboza un plan para desmembrar los activos de la entidad y venderlos por partes.

Aunque también se dedica a la banca comercial, Dexia es una entidad especializada en el crédito a las entidades locales y provinciales, así como en la gestión de sus fondos, por lo que sus problemas pueden afectar a municipios y provincias de Bélgica y Francia.

Mostrar comentarios