El gobierno congela el recibo de la luz


El Ministerio de Industria ha decidido no subir el recibo de la luz durante el último trimestre del año para aquellos consumidores que estén acogidos a la Tarifa de Último Recurso (TUR) de electricidad, es decir, para la mayoría de hogares y pymes.
Según informaron a Servimedia fuentes del departamento que dirige Miguel Sebastián, el Ejecutivo ha adoptado esta decisión pese a que, tras la subasta de ayer, el coste de la energía eléctrica que será suministrada en los próximos tres meses a los clientes acogidos a dicha tarifa ha subido un 9% para el producto base y un 11% para el de punta respecto al trimestre anterior.
Los precios de esta subasta suponen la mitad de la Tarifa de Último Recurso (TUR), a la que están acogidos la inmensa mayoría de los consumidores domésticos y pymes.
Ello se debe a que la subasta Cesur tiene un peso cercano al 50% en la subida o bajada del recibo de la luz . El otro 50% se refiere a los llamados peajes, que decide el Gobierno.
Dichas fuentes indicaron que el Gobierno tiene margen de maniobra al modificar la cuantía que impone en los llamados peajes y que ello "no va a suponer un aumento del déficit (tarifario) previsto para este año", gracias a unos "mecanismos técnico-financieros" que permiten estos movimientos.
Esta es la tarifa de la luz que rige para la gran mayoría de consumidores domésticos y pymes -unos 24 millones de hogares-, que entrará en vigor el próximo 1 de octubre.

Mostrar comentarios