Sábado, 19.10.2019 - 20:28 h
Consejo de Ministros

El Gobierno cuela su reforma laboral en una 'Agenda del cambio' con 60 medidas

Calviño apuesta por simplificar los contratos de trabajo, elaborar un nuevo Estatuto de los trabajadores y abordar la reforma de la Seguridad Social.

Nadia Calviño, en el Consejo de Ministros / Pool Moncloa

Con los Presupuestos Generales del Estado en el limbo a apenas cinco días del debate en el Congreso, el Consejo de Ministros ha presentado hoy su hoja de ruta económica paralela. La 'Agenda del cambio' había generado una gran expectativa en los últimos días y, finalmente, hoy ha visto la luz de la mano de la ministra de Economía, Nadia Calviño. El documento contiene hasta sesenta medidas y recoge la propuesta de reforma laboral que tiene entre manos el Gobierno de Pedro Sánchez.

La 'Agenda del cambio' es, en boca de la responsable de la cartera económica, "el tercer eje de política económica del Gobierno", que busca "garantizar un crecimiento sostenible e inclusivo, desde el punto de vista económico, pero también social y medioambiental".

En este documento, que contiene más de sesenta medidas para seis áreas distintas, adquieren especial relevancia las reformas que se centran en "avanzar hacia un mercado laboral eficiente y justo". El objetivo del Gobierno, según ha explicado Calviño, es reducir la tasa de paro estructural y combatir la dualidad y la precarización que afecta especialmente a mujeres y jóvenes. 

Para ello, la ministra ha señalado tres prioridades que serán el núcleo de la reforma del mercado laboral que pretende implantar el Ejecutivo: "simplificar y reordenar el menú de contratos de trabajo, elaborar un nuevo Estatuto de los trabajadores y abordar la reforma del sistema de la Seguridad Social".

En el documento remitido por el Ministerio de Economía se contemplan hasta 15 medidas a introducir en el mercado laboral y un calendario de implantación. Solo dos de ellas están ya en marcha, el Plan de choque por el empleo joven 2018-2021 y la subida del salario mínimo a 900 euros. Otras once, entre las que se incluye el impulso al contrato fijo discontinuo o la introducción del registro horario obligatorio, se prevén aplicar entre 2019 y 2020. Para el año que viene se considera también la "implantación gradual de un sistema de cuentas individuales de capitalización para la movilidad a través del Fondo correspondiente", lo que sería la conocida como 'mochila austriaca'. Y se dan cinco años, hasta 2024, para finiquitar la reforma del sistema de Seguridad Social en el marco del Pacto de Toledo.

El Gobierno ha deslizado así por dónde podría ir la contrarreforma laboral que busca derogar los aspectos que consideran más lesivos de la anterior legislación del PP. Así se lo prometió Sánchez a los sindicatos nada más aterrizar en Moncloa, sin embargo, la agenda política, marcada por el conflicto catalán, y su debilidad parlamentaria han torpedeado sus intenciones tras ocho meses al mando del Gobierno. 

Esta misma mañana, el flanco sindical CCOO-UGT ha convocado una macroreunión en la que han pedido al Gobierno menos hablar y más actuar. Según ha asegurado el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, en la mesa del diálogo social ya se han producido bastantes avances en cuestiones concretas que podrían salir adelante por la vía del Boletín Oficial del Estado (BOE), como es la prevalencia del convenio de empresa, la ultraactividad y el registro horario obligatorio. 

Además de las medidas en materia laboral, el amplio documento en el que han participado todos los ministerios del área económica incluye otros cinco ámbitos de actuación: formación de capital humano, transición ecológica, promoción del avance científico y tecnológico, reducción de la desigualdad y consecución de una administración más eficiente.

Será la agenda que vertebre la acción del Gobierno durante el resto de la legislatura (dure lo que dure). Por eso, en una coyuntura favorable, en la que España se ralentiza pero muestra una especial fortaleza en un entorno europeo muy debilitado, la ministra de Economía ha pedido "aprovechar el momento para adoptar una política económica proactiva" y asumir "una agenda ambiciosa y realista". Algunas de las medidas, ha dicho Calviño, ya han sido aprobadas, y el resto "serán puestas en marcha en las próximas semanas y meses", ha avanzado. 

Ahora en Portada 

Comentarios