El Gobierno no revalorizará las pensiones para evitar pagar 3.800 millones

  • El Gobierno ha decidido no revalorizar las pensiones contributivas con el dato de la inflación de noviembre para no tener que desembolsar una cantidad que rondaría los 3.800 millones de euros.

Madrid, 30 nov.- El Gobierno ha decidido no revalorizar las pensiones contributivas con el dato de la inflación de noviembre para no tener que desembolsar una cantidad que rondaría los 3.800 millones de euros.

No obstante, el Ejecutivo se ha comprometido a subirlas en 2013 un 2 % a los pensionistas que perciban menos de 1.000 euros, según lo ha avanzado hoy la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Esta medida beneficiará a 6,6 millones de pensionistas, que suponen el 70 % del total, y supone un coste de 1.513 millones de euros.

Mientras, el resto de las pensiones se incrementarán el 1 %, como establecen los Presupuestos Generales del Estado para 2013.

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, durante su intervención en la rueda de prensa, ha explicado que este año se ha suspendido la actualización de las pensiones por una cuestión de "excepcionalidad" motivada por la gravedad de la crisis económica.

Situación que también ha obligado al Ejecutivo a cambiar "temporalmente" (hasta 2015) la ley que regula el fondo de reserva de la Seguridad Social (la "hucha' de las pensiones") y así poder disponer de 4.000 millones de euros este año para abonar las pagas ordinaria y extraordinaria de diciembre, que suponen un gasto de 15.000 millones de euros.

Hasta ahora, la ley sólo permitía utilizar un máximo del 3 % de la denominada "hucha de las pensiones" cada año, porcentaje que ya se ha utilizado en 2012 después de que el pasado 27 de septiembre el Gobierno autorizara -por primera vez desde que se creó el fondo- el uso de 3.063 millones.

La decisión de no actualizar las pensiones conforme a la inflación ha sido "muy difícil", según Báñez, quien ha dicho ser consciente del esfuerzo que se pide a los jubilados, que son en estos momentos la "columna vertebral" y sostienen a muchas familias.

El PSOE ha calificado de "cruel" y "especialmente grave" la medida porque afecta a los mayores, según su secretario de Organización, Óscar López, quien ha anunciado que solicitará hoy la comparecencia urgente del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Congreso de los Diputados para que explique su decisión.

También CCOO y UGT se han mostrado en contra de la decisión.

Para el secretario general de UGT, Cándido Méndez, es "muy mala noticia" y ha adelantado que estudiará junto con CCOO y la plataforma social si se movilizan contra la medida.

El secretario confederal de Seguridad Social de CCOO, Carlos Bravo, en declaraciones a Efe, ha dicho que la no revalorización de las pensiones repercutirá negativamente en el consumo que actualmente ya está "deprimido".

Sin embargo, la mayoría de analistas consultados, están a favor de que las pensiones no se revaloricen con la inflación.

El director de la cátedra de Relaciones Laborales del IESE, Sandalio Gómez, ha dicho a Efe que ve bien que, en estos momentos, no se actualicen las pensiones, y ha calificado de "prudente y acertado" que en 2013 suban el 1 % -un 2 % las inferiores a 1.000 euros-.

Para el economista jefe de Intermoney, José Carlos Díez, "no tiene sentido" recortar el gasto en Educación y gastarlo en pensiones y, según ha dicho a Efe, cuando todos los ciudadanos pierden capacidad adquisitiva, también deben perderla los pensionistas.

También el director de análisis económico del IE Business School, Rafael Pampillón es contrario a la revalorización, y considera que sería "una locura" y haría "inviable e insostenible" el gasto de la Seguridad Social.EFECOM

lgp/br

Mostrar comentarios