Auge del mercado inmobiliario

El Gobierno reactiva la macrooperación inmobiliaria de la venta del Parque Móvil

Hacienda inicia los contactos con el Ayuntamiento de Madrid para desbloquear la enajenación de los 26.700 metros cuadrados de la sede del organismo

Parque Móvil del Estado
Imagen rampa y bóveda protegidas del Parque Móvil del Estado.

Es la joya de la corona. Un activo del Estado que allá por 2013, cuando el mercado inmobiliario español era prácticamente un zombie y no se movía ni una hoja, se valoró en 300 millones de euros. Hablamos de los 26.700 metros cuadrados ubicados en la madrileña calle de Cea Bermúdez, en pleno barrio de Chamberí, de la actual sede del Parque Móvil del Estado, unos terrenos premium que el Estado ya intentó enajenar sin éxito hace cuatro años y que ahora quiere volver a poner en el mercado aprovechando el momento del sector inmobiliario.

Los terrenos suponían una de las principales operaciones previstas en el plan de enajenación de viviendas y terrenos públicos que el Ministerio de Hacienda puso en marcha allá por el año 2013.

Según fuentes gubernamentales, el Ministerio de Hacienda, a través de la Dirección General de Patrimonio, ya ha comenzado los trabajos para recomponer la propuesta de plan parcial de ordenación urbana de la finca para presentarla ante el Ayuntamiento de Madrid al objeto de obtener la oportuna licencia y poner esos terrenos en el mercado.

Hace cuatro años lo que falló y lo que impidió sustanciar la operación fue precisamente ese planeamiento urbanístico. El Estado puso sobre la mesa una ambiciosa operación inmobiliaria que pretendía vender una parte de esos terrenos a un promotor privado para que pudiera desarrollar un edificio de siete plantas con 300 viviendas de lujo. La segunda fase del proyecto era utilizar los ingresos obtenidos en esa operación para edificar un moderno complejo administrativo que albergaría diferentes sedes ministeriales.

Había promotores interesados y el Gobierno ya daba la operación por encarrilada, pero ésta encalló a la hora de obtener la correspondiente licencia municipal. Los técnicos del Ayuntamiento la negaron al constatar que el proyecto implicaba el derribo de la rampa y de la bóveda del edificio que calificaron de interés patrimonial y arquitectónico para la ciudad de Madrid. El Gobierno valoró entonces las alternativas y decidió abandonar el proyecto ya que todas ellas resultaban muy costosas. Hasta ahora.

Un nuevo proyecto para el Parque Móvil

La efervescencia del mercado inmobiliario y la revalorización que han experimentado los activos, singularmente en la almendra central de la ciudad de Madrid, han convencido al Gobierno para reactivar la operación. Según han confirmado a lainformacion.com fuentes gubernamentales, los técnicos de la Dirección General de Patrimonio del Ministerio de Hacienda trabajan ya en un nuevo proyecto que parte de la premisa de respetar la valiosa rampa de la sede del Parque Móvil del Estado, que actualmente opera como depósito de automóviles y taller.

Estas mismas fuentes recalcan el sentido económico y urbanístico de la operación. Señalan que mantener el Parque Móvil en pleno centro de Madrid carece de sentido porque genera problemas de movilidad tanto para los conductores del organismo público como para el tráfico de la zona y, por otra parte, que los terrenos ofrecen una magnífica oportunidad para poner en valor y transformar en recursos públicos unos terrenos que hoy en día son un 'caramelo' para cualquier inversor, en un mercado ya muy maduro en el que oportunidades de este tipo ya escasean.

Desde el Área de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Madrid confirman que ya se han producido los primeros contactos. "El propietarios de los terrenos (el Ministerio de Hacienda) se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento para manifestar su intención de realizar una actuación sobre los terrenos, pero todavía no hemos recibido ningún proyecto ni planificación que los técnicos del Ayuntamiento puedan valorar", explican desde el Departamento de Comunicación.

Fuentes gubernamentales aseguran que eso ocurrirá en los próximos meses. "No es sencillo. Es un proceso largo, porque exige la aprobación de un plan parcial sobre esos terrenos, la obtención de la licencia municipal. Pero la intención de poner esos terrenos en el mercado es firme". El Gobierno está decidido a afrontar la que será una de las más importantes operaciones inmobiliarias con terrenos de propiedad pública de los últimos años.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios