Sábado, 17.11.2018 - 04:11 h
Nueva fiscalidad

El Gobierno ultima el impuesto al diésel con los precios en máximos desde 2014

El precio del litro de gasóleo toca los 1,25 euros, nuevo máximo anual, y ya se ha encarecido un 9% en lo que va de año

La ministra Reyes Maroto
La ministra Reyes Maroto / EFE

En plena polémica por el controvertido impuesto al diésel que prepara el Gobierno socialista, el litro se ha encarecido esta semana hasta rozar los 1,25 euros, un nuevo máximo anual que encarece este combustible hasta niveles no vistos desde noviembre de 2014, de acuerdo con los datos que maneja el Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE).

En lo que va de año, de hecho, el litro de gasóleo se ha encarecido más de un 9%. Recordemos que el próximo 15 de octubre finaliza el plazo para que el Ejecutivo remita a Bruselas las líneas generales de sus Presupuestos para el próximo ejercicio. Un proyecto que incluirá el borrador sobre la nueva fiscalidad del diésel que lleva preparando el Gobierno desde hace semanas, según confirmó la ministra de Industria, Reyes Maroto.

Esta misma mañana hemos conocido que el nuevo impuesto que prepara el Gobierno para el año que viene se va a complementar con un plan Renove para que los propietarios de coches antiguos con este tipo de carburante puedan cambiar a modelos híbridos o eléctricos, más respetuosos con el medio ambiente

Así lo ha anunciado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, quien ha defendido elevar la carga impositiva que soportan ciudadanos y empresas por este combustible para mejorar el medio ambiente. “Nos hemos planteado un impuesto barato -ha dicho-, para que salgan al mercado de forma más asequible coches híbridos y eléctricos". De este modo, ha confirmado que habrá además un plan Renove en 2020 para vehículos diésel y con más años, para que los ciudadanos con menos renta puedan cambiar a coches menos contaminantes”.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró cuando ratificó la imposición del nuevo tributo que no afectaría a los profesionales del transporte y que estaría en la línea del nuevo Gobierno, “ecologista y comprometido con la transición ecológica”. Según Sánchez, “todo lo que tenga que ver con transición energética y sostenibilidad del país, como la movilidad privada, que es altamente contaminante, tendrá su traducción en una subida de este impuesto”.

Y así será a partir de 2019. Se estima que el polémico impuesto elevará en tres céntimos el precio de cada litro. Aunque el Gobierno ha avanzado que la subida no afectará ni a autónomos ni a transportistas, no hay que olvidar que por nuestras carreteras circulan 17,96 millones de vehículos impulsados por gasóleo, el 57% del total del parque, según datos de la Dirección General de Tráfico.

El miedo a comprar coches diésel es ya un hecho. Las ventas han caído en picado: han pasado a suponer el 36%, desde el 42% de enero. Los compradores buscan alternativas y las consecuencias ya se dejan sentir en el sector. El ejemplo más claro es el de la factoría de Mercedes-Benz de Vitoria, que esta misma semana anunciaba que parará su producción durante cinco días más de lo previsto inicialmente, debido a la caída de ventas de vehículos diésel. Unos paros adicionales que se celebrarán en noviembre y diciembre, y que se añaden a las cinco jornadas de inactividad fijadas este mes.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios