Martes, 18.02.2020 - 03:20 h
¿A qué se debe este temor?

El canario en la mina de la próxima recesión: el gráfico que asusta al mercado

Los expertos creen que, como muy tarde en 2020, Estados Unidos se enfrentará a una nueva crisis.

Recesiones



Todos ellos tienen algo en común. El capitán del mayor fondo de inversión libre del mundo, Ray Dalio; los gestores de los principales fondos a nivel mundial; los clientes con mayor patrimonio de un gran banco de inversión americano, o aquí, más cerca, el economista español Ignacio de la Torre. Todos ellos creen que, como muy tarde en 2020, Estados Unidos se enfrentará a una nueva recesión.

¿A qué responde esta especie de conjura? Más allá de la obviedad de que la economía son ciclos y EEUU está inmerso en uno de los periodos expansivos más largos de la historia, hay un gráfico que asusta al mercado e, incluso, a uno de los miembros del banco central del país (la Reserva Federal o Fed por sus siglas en inglés).

Es el que relaciona la rentabilidad que exigen los inversores a la deuda americana a distintos plazos y que históricamente ha predicho fases de recesión. Dicho así, parece algo muy técnico, pero tiene toda la lógica.

Lo normal es que la deuda a corto plazo tenga una rentabilidad más baja que a largo plazo. Si le prestamos nuestro dinero a un conocido, tenemos más probabilidades de que nos lo devuelva si se lo prestamos a un año que si lo hacemos a 30. De ahí que le exijamos que nos pague más intereses al plazo más largo, no vaya a ser que dentro de 30 años no pueda hacer frente a esa devolución (en este caso, los inversores “prestan” su dinero a EEUU).

Pero ese escenario normal, a veces se trunca. Cuando hay incertidumbre, ante dudas respecto al futuro, los inversores tienden a buscar seguridad y compran deuda a más largo plazo, que les garantice una rentabilidad alta durante muchos años. Y ese movimiento, que descompensa la lógica, llevado al extremo ha pronosticado una recesión históricamente.

Volviendo al plano técnico, las compras hacen que se aplane la curva de los tipos de interés: es decir, que los bonos a corto plazo ofrezcan rentabilidades muy similares a los de largo plazo. La zona de peligro vendría cuando la curva se invierte. Es decir, cuando un bono a 10 años paga menos que uno a 7 años, por ejemplo.

Y eso precisamente está cerca de suceder. Actualmente, la diferencia entre ambos está en apenas 4 puntos básicos, frente a los 17 puntos de hace un año o a los 50 de 2014 (100 puntos básicos son 1 punto porcentual). "Miro la curva del 7 y el 10 años como el proverbial canario en la mina de carbón", reconoce el director de estrategia de tipos de interés de BMO, Ian Lyngen, en declaraciones recogidas por Bloomberg.

Lyngen espera que ese momento pueda llegar tan pronto como esta semana, aunque haría falta que se produjese también en el resto de bonos y que la intervención de los bancos centrales en el mercado de deuda en los últimos años no haya desvirtuado la fiabilidad de esta referencia.

El propio presidente de la Fed de San Louis, James Bullard, ha utilizado ese gráfico que relaciona la curva invertida de los bonos con las recesiones en Estados Unidos en alguna conferencia.

¿Cuánto queda por ganar en bolsa entonces?

Según un análisis de JPMorgan, en los 24 meses anteriores al pico de mercado la bolsa americana todavía ha ofrecido una rentabilidad del 45% (con datos históricos desde 1973). En el año previo a que el mercado tocase techo, un 24% y 6 meses antes, un 14%.

Álex Fusté, economista jefe de Andbank, estima que no habrá inversión de la curva hasta abril o junio de 2019. "Una vez alcanzada, el S&P goza aún de un periodo benigno por espacio de 10-16 meses, lo que sugiere unos 23 meses de escenario potencialmente alcista desde el punto actual. ¿Debo deshacerme de todas mis posiciones en bolsa? Yo, no lo haría".

Además, según la última encuesta de BofA Merrill Lynch, los gestores de fondos a nivel global esperan que el mercado no toque techo hasta 2019 o más allá, coincidiendo con su expectativa de que se produzca una recesión entre la segunda mitad de 2019 y la primera mitad de 2020.

¿Cuánto puedo ganar invirtiendo a largo plazo?:

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING