Claves para afrontar el futuro

Habla el gurú del Santander: "Somos la 14 economía y los 38 en tecnología"

Adolfo Ramírez Morales, responsable de Tecnología y Operaciones en España, advierte que el 40% de las empresas caerán sin digitalización.

Inversiones en digitalización
 

Las datos se han convertido en el nuevo petróleo del mundo. Su mercado se ha triplicado en tres años y lo volverá a hacer en los próximos tres. Standard&Poor's pone cifra a esta realidad: el 40% de las empresas que no se hayan digitalizado en diez años... desaparecerán. ¿Están preparadas las empresas españolas para este reto? La respuesta es: no lo suficiente. Solo el 38% tiene una estrategia digital formalizada y un 26% carece de un responsable digital, según un estudio de Roland Berger y Siemens de 2016. No sobrevivirán. El big data deberá estar en el centro del negocio para lograrlo.

Como desvela Adolfo Ramírez Morales, director general adjunto del Banco de Santander y responsable de Tecnología y Operaciones en España, en su libro 'Digitalízate o desaparece' (editorial Planeta), "España es la economía 14 del mundo y en tecnología es la 38. Es vital reducir esa brecha para ganar en eficiencia y competitividad". A nivel país, los datos tampoco son mucho mejores; la percepción sobre la competitividad de España en el mercado tecnológico mundial es aún más baja, un 5,5. Una encuesta entre 6.000 profesionales del sector y estudiantes del ICEMD-ESIC elaborada por la consultora PWC dan una nota de 6,35 (sobre 10) al grado de integración tecnológica de las empresas españolas.

Se ha acabado el "yo pienso que..."

Las personas que no inviertan cinco horas a la semana como mínimo en aprendizaje 'on line' se quedarán obsoletas, confirma el consejero delegado de AT&T, Randall Stephenson. Como señala Alvin Toffler, los analfabetos del SXXI serán los que no pueden aprender, desaprender y volver a aprender. Como señalaba Henry Ford, solo hay algo peor que formar a tus empleados y que se vayan. No formarlos y que se queden. Si la formación es cara, la ignorancia lo es más. En este proceso de aprendizaje los liderazgos serán esenciales. "Ahora hablamos de líderes de proximidad, capaces de acompañar al equipo, enseñarles a tener conexión emocional. Es vital tener coherencia en la gestión. Dar ejemplo. No se puede hablar de conciliar y tener reuniones a las ocho. Y por parte de los CEO, tener una estrategia clara y lograr que se ejecute". Vale también para una pyme que tendrá que definir unos objetivos", destaca Ramírez Morales.

"Se ha acabado el yo pienso que... no pienses. Obten información del cliente. Porque debes saber si debes ampliar productos, mantener lo que tienes, lo que hace la competencia... Ahora hay que trabajar con el cliente y con el empleado. Si este no está convencido del camino el fracaso es seguro", señala el gurú.

Porque la tecnología no para. Intel predice que en el año 2020 habrá 26 objetos inteligentes conectados a cada ser humano. Las wearable technologies podrán ahorrar cerca de 700 millones de euros al mejorar los procesos productivos y la eficiencia en las empresas; la impresión tridimensional cambiará el entorno productivo.

Inteligencia artificial y big data, claves

El mundo de la inteligencia artificial y del big data ha llegado. Amazon, por ejemplo, ya envía pedidos antes de que se compren básandose en ellos. Y así arrasa a sus rivales. ¿Qué deben hacer empresas y pymes para no quedarse atrás? Adolfo Ramírez Morales deja claro que "las alianzas con competidores y plataformas estratégicas serán vitales. El ejemplo del Santander es claro: gracias a su alianza con Apple acapara el 60% de del pago por móvil en España". Esto implica cambios porque "muchas empresas intermediarias desaparecerán si no aportan valor. Hay que incoporar inteligencia artificial al dato porque ese será el activo de cualquier organización. De las mayores empresas del mundo, cinco son tecnológicas, pero son sobretodo Data-Driven, lo que conduce el camino de la empresas son los datos: Amazon es el ejemplo".

El big data ya es vital para gestionar datos y permitir a las compañías tomar decisiones en base modelos predictivos. ¿Ejemplo? Un consultor financiero (Jeff Luhnow) y su mano derecha (Sig Mejdal), un ex trabajador de la NASA, han logrado con su programa estadístico estrella, el Ground Control, hacer campeones de la serie mundial de béisboil a 'Los Astros', una de las peores franquicias de siempre. Contrataciones y despidos se hicieron gracias a algoritmos.

El data driven, es decir, la toma de decisiones basada en datos está liderada hoy por... Google, Amazon y Facebook. Pero eso no garantiza su supervivencia. Del top cien de las empresas de hace 100 años, solo 11 han sobrevivido. Como explica Scott Galloway, profesor de marketing de la Stern School of Business, en su libro 'Los cuatro: El ADN oculto de Amazon, Apple, Facebook and Google', el 55% de las búsquedas de productos en Google son de Amazon.  Está tomando la delantera. Su apuesta por la tecnología y por el talento da sus frutos y las pymes deben copiarlo: reclutan a miles de jóvenes de las mejores universidades del mundo, fundamentalmente de EEUU. Buscan talento. Netflixx NFLX ha entendido hacia dónde va el mercado. Gasta 6.000 millones en contenido propio, en aportar valor. 

La nube para mejorar la eficiencia y movilidad de los datos, el control del internet de las cosas para saber el comportamiento del cliente, el interface para dar sentido a lo que hagamos y la seguridad para ser fiables, o la inteligencia artificial para lograr que el usuario viva una experiencia son ya vitales en cualquier proyecto, según desvela el informe elaborado por IDG Connect con el patrocinio de Kyocera analizando los Smarter Workplaces.

Sin estrategia, derrota segura

"Sin estrategia todo combatiente terminará siendo derrotado", decía Sun Tzu en 'El arte de la guerra' y esa es una realidad hoy. Y las pymes tienen que tomar nota. "No hablamos de un cambio más y que si mi empresa va bien va a seguir vendiendo. Con pequeños ajustes tecnológicos no vale. Hay que entender lo que ocurre, a qué clientes me quiero dirigir, cómo generaré comunidad que es mucho más que poner a alguien llevando redes. El gran error es invertir sin tener un plan y hacerlo queriendo resultados tangibles a corto plazo", destaca Ramírez Morales.

Como explica el consejero delegado de Zappos, Tony Hsieh, hay algunas claves que no conviene olvidar en un proyecto: no participar en lo que no entiendas, diferénciate, ama el negocio y busca siempre la oportunidad. Diviértete y resiste. El liderazgo en este sentido es clave: las palabras mueven, pero el liderazgo arrastra. Y un consejo más. No todas las personas con talento trabajan para nosotros, por lo tanto los freelance son importantes así como el análisis del trabajo de proveedores, startups, competidores, partners... En eso Lego ha dado toda una lección. Ha acabado desarrollando piezas diseñadas por los usuarios. Su lema es ahora: "las personas no tienen que trabajar para nosotros sino trabajar con nosotros". Samsung ha puesto en marcha C-Lab, en la que sus empleados proponen ideas como si fuera una competición. El premio es liberarse del trabajo un año para liderar un equipo que ponga en marcha la ganadora.

Hacerse las preguntas adecuadas es tan importante como acertar en las respuestas. ¿Por qué la gente apuesta por la competencia? ¿Por qué se fuga en talento de mi empresa? ¿Qué nuevos competidores aparecen? ¿Qué ha cambiado en la regulación? No estresarse es vital, pero tampoco querer cambiar la empresa o pyme con demasiada celeridad. Hay fracasos que empiezan cuando se descuida la producción diaria mirando al futuro o cuando se olvidan los soportes del negocio pensando en nuevas plataformas. Las claves para el cambio son tener un plan entendido y comprado por la dirección y el negocio, tener un presupuesto asignado. Es vital crear rápido un mínimo producto viable, dotarle de valor y analizar su posible crecimiento. Empezar por lotes pequeños, testar con prototipos que sean probados por el cliente. En el mundo de hoy la simulación sustituye a la experimentación. Menos del 10% de las estrategias formuladas de forma correcta son llevadas al éxito, así que no hay que perder tiempo.

De jefes a GeFes

Para lograrlo es imprescindible involucrar a todo el equipo, comunicar continuamente tanto estrategia como sus avances, promover la participación de los equipos, y reconocer el compromiso y los resultados Como confesaba Steve Jobs, "no tiene sentido contratar a personas inteligentes para decirles lo que tienen que hacer, yo las contrato para que nos digan qué tenemos que hacer". Eso y la claridad marcan el éxito de una idea: "Toda estrategia debe poder contarse en 20 segundos, como un spot" confiesa Enric Pujadas, director del área de publicidad, patrocinios y marketing de MediaPro.

La planificación no es pensar en las decisiones futuras sino en el futuro de las decisiones presentes. En un mundo VUCA (volátil, incierto, complejo y ambiguo) hemos pasado de jefes a GeFes (Generadores de Felicidad). Sin ese liderazgo la empresa está abocada al fracaso. Como señala Ana Botín, "las pequeñas empresa necesitan hoy los mismos servicios que las grandes para crecer. Las pequeñas empresas son cada vez más complejas. Necesitan hacerlo rápido. A medida que avance la revolución digital, el éxito no se medirá sólo en términos de crecimiento y beneficios sino por la confianza del público y su opinión hacia los negocios". Ese es el reto.

Ahora en Portada 

Comentarios