Martes, 18.06.2019 - 19:22 h
Los analistas no descartan llegar a los 10.600

El IBEX 35 mira a Cataluña y los PGE para mantener el listón en los 10.000 puntos

El euro y el BCE juegan a favor mientras que una posible guerra comercial y la inestabilidad política española crea nubarrones en el horizonte.

Fotografía Bolsa de Madrid
La bolsa española espera afianzar los 10.000 puntos. / EFE

La Bolsa española ha cerrado la semana por encima de los 10.000 puntos y puede haber encontrado un nuevo soporte que se podrá sostener, entre otros factores, con un gobierno estable en la Generalitat de Cataluña, según aseguran los expertos.

"La crisis de Cataluña resulta vital", explica el analista de XTB Sergio Puente, porque pese a que la situación actual en la región está descontada por el mercado, "no lo está la solución final", que pasa por la formación de un gobierno estable. Si el IBEX 35 sigue una senda alcista desde los 10.000, no es descartable que alcance los 10.400-10.600 puntos, una nueva cota en la que Cataluña también jugaría un papel protagonista ya que, como apunta el experto de Renta 4, Eduardo Faus, "fue el nivel que marcó la caída por la crisis catalana y esa es la resistencia a batir".

El experto de ATL Capital, Ignacio Cantos, opina que pese a que el mercado "ahora" no mira mucho a Cataluña siempre es "tranquilizador" un gobierno seguro, y lo que sí apuntan todos los expertos consultados es que la situación en la región es nuestra moda y nos sigue marcando, al igual que lo fue el brexit. Parece que el IBEX 35 ha logrado romper la resistencia de los 9.800 puntos y aunque "hay que ser cautelosos" con los 10.000, los analistas aprecian una ruptura "fiable" que abre un nuevo camino con otros factores a tener en cuenta, como la aprobación de unos Presupuestos Generales del Estado "sólidos", comentan desde XTB.

El euro es otro de los componentes que más pueden ayudar a la Bolsa en sus subidas, ya que si la divisa continúa su depreciación será positivo para las empresas porque "se han quejado mucho en sus resultados de la escalada respecto al dólar", comenta Ignacio Cantos. La política de tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE) parece que se va a mantener en las mismas condiciones durante 2018 por lo que, en opinión de Cantos, "el dinero se seguirá moviendo en las bolsas", aunque desde XTB consideran necesaria una pronta subida de los tipos que sería "beneficiosa para la banca".

El sector bancario representa el 35% del IBEX y será uno de los sectores que más puede "tirar" del mercado en el camino hacia los 10.600 puntos, apuntan los analistas. "Los bancos deben tener el apoyo de, al menos, otro sector", explican desde Renta 4, y ese podría ser el petrolero, con Repsol "tomando peso" y "aupar al IBEX al siguiente registro" de los 10.600, por lo que, según esta casa de análisis "a poco que ayudase la banca, se podría".

De la mano del petróleo y la próxima reunión de la OPEP sigue latente la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que podría afectar negativamente a ArcelorMittal, Acerinox y Repsol y lastrar al IBEX 35, pero los analistas no esperan sorpresas en este sentido.

Aunque los grandes beneficiados de este escenario serían la aerolínea IAG -que incluye Iberia y Vueling-, las constructoras como Ferrovial o compañías como Red Eléctrica, pero su peso en el selectivo es mucho menor que el de Repsol.

A finales de 2017 y con el parqué madrileño a pleno rendimiento, muchos fondos, gestoras y expertos apuntaban a la posibilidad "real" de que se alcanzasen los 11.000 puntos a finales de 2018 o, incluso, al cierre del primer semestre. A dos meses de concluir la primera parte del año, los expertos comienzan a descartar ambas posibilidades, aunque Ignacio Cantos sí cree que se romperán las siguientes barreras y añade que "ojalá" el IBEX cierre el año en los 11.000.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios