Sábado, 17.08.2019 - 22:16 h
La inflación toma aire

El INE confirma la remontada del IPC en julio por las gasolinas y los alimentos

Estadística ratifica que el indicador retomó la senda alcista el mes pasado tras escalar en tasa interanual hasta el 0,5%.

La inflación tomó algo de aire el pasado mes de julio, aunque sigue registrando sus niveles más bajos en los últimos tres años. Así lo confirma el Instituto Nacional de Estadística (INE) en su publicación de los datos definitivos del séptimo mes del año, que ratifican que el Índice de Precios de Consumo (IPC) bajó un 0,6% en relación a junio y aumentó una décima su tasa interanual, hasta el 0,5%. 

Estadística ha atribuido el repunte de la tasa interanual del IPC de julio a la evolución de los precios de las frutas, que bajaron menos de lo que lo hicieron en julio de 2018, y al encarecimiento de los carburantes. Este indicador retoma así la senda alcista tras encadenar dos meses consecutivos de descensos, después de que en mayo bajara siete décimas de golpe y en junio cuatro décimas, hasta registrar su tasa más baja en tres años (0,4%).

Por su parte, la inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, se mantuvo en julio en el 0,9%, con lo que se sitúa cuatro décimas por encima del IPC general. Además, en el séptimo mes del año, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA), que aporta una medida común que permite realizar comparaciones internacionales, situó su tasa anual en el 0,6%, la misma que en junio.

Según el INE, entre los grupos que contribuyeron en julio al ascenso de la tasa interanual del IPC se encuentran la alimentación, que elevó cuatro décimas su tasa anual, hasta el 0,9%, por la evolución del precio de las frutas, y el transporte, cuya tasa anual escaló cinco décimas, hasta el 0,5%, por el encarecimiento de los carburantes.

Por contra, el grupo de vivienda recortó dos décimas su tasa interanual en julio, hasta el -1,7%, por la estabilidad de los precios del gas frente al repunte que registraron un año antes, mientras que la tasa anual de hoteles, cafés y restaurantes bajó dos décimas, hasta el 2%, debido a que los precios de los servicios de alojamiento subieron menos que en 2018.

Ahora en Portada 

Comentarios