Hará 163.000 entrevistas

El INE quiere saber a cuántos españoles se les hace trabajar en su tiempo libre

La nueva estadística revelará cuántos tienen opción de tomarse unas horas para atender cargas familiares o el tiempo que se tarda en llegar al trabajo

Pareja trabajando en un avión / EFE
El INE lanzará el año que viene una nueva estadística que revelará entre otras cosas cuántos trabajadores españoles tienen tarea en sus días libres / EFE

Sabemos mucho sobre las grandes cifras del mercado de trabajo, pero poco sobre las condiciones en que los trabajadores desarrollan sus tareas. El caudal estadístico oficial se orienta al conocimiento general de cuánta gente está ocupada, qué tipo de contratos tiene o qué jornada diaria, semanal o anual hace, y a lo sumo se aventura a alguna consideración sobre si ese trabajo constituye o no su primera opción o si se cambiaría de empleo si tuviera la oportunidad.

Eso va a cambiar. El Instituto Nacional de Estadística (INE) ultima estos días el proyecto técnico de la Encuesta sobre Organización y Duración de la Jornada Laboral que se elaborara por primera vez el año que viene para su publicación en 2020 y que revelará información tan interesante como la frecuencia con que las empresas requieren a los trabajadores para realizar tareas en su tiempo libre, el número de ocupados que tienen la posibilidad real de tomarse unas horas de su jornada laboral para atender urgencias familiares o el tiempo que tardan los españoles en llegar a su lugar de trabajo.

El objetivo de la encuesta es, según el INE, "recoger información sobre la flexibilidad de los horarios de trabajo, sobre la organización y métodos aplicados en los distintos centros de trabajo y sobre el lugar dónde se desarrollan la tareas". Una muestra cualitativa de la que carecía el acervo estadístico español y que implicará la realización de 163.000 entrevistas que se llevarán durante todo el año que viene.

La muestra se estructurará en torno a tres campos fundamentales de conocimiento. El primero de ellos tratará de chequear el grado de flexibilidad laboral del que disfrutan los trabajadores españoles. Para conocerlo, los técnicos del INE preguntarán por cuestiones como la disponibilidad o no de una jornada variable de trabajo, la posibilidad de tomarse horas libres durante una jornada laboral normal, la opción real de tomarse días de permiso avisando con tres días de antelación como estipula el Estatuto de los Trabajadores o la frecuencia con que las empresas para las que trabajan los encuestados les requieren para la realización de una jornada laboral diferente a la de referencia o para resolver cargas laborales en su tiempo libre.

El segundo eje de la muestra se centrará en los métodos de organización del trabajo que se estilan en España. Aquí se preguntará a los encuestados, por ejemplo, por la frecuencia con la que trabajan con presiones de plazos, por el grado de autonomía del que disfrutan a la hora de desempeñar su puesto o por si en su centro de trabajo existe o no un registro de presencia o de horas de trabajo

Se da la circunstancia de que el Gobierno parece no tener intención de esperar al diagnóstico del INE para regular el asunto del control horario y maniobra estos días para arrancar del diálogo social algún tipo de acuerdo para implantar de forma obligatoria sistemas de control horario en todos los centros de trabajo. CEOE ya ha avanzado que se opondrá.

El tercer campo de estudio será 'el lugar de trabajo' y arrojará luz sobre las características de los centros en que los trabajadores españoles desarrollan sus tareas diarias. El INE preguntará en este campo sobre cuál es el lugar principal de trabajo de los ocupados, el tiempo de desplazamiento hasta el mismo o la existencia o no de localizaciones alternativas al centro de trabajo principal.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios