El juez decreta libertad provisional sin fianza para los dos detenidos de la empresa pública GISA

  • Barcelona.- El juzgado de instrucción número 5 de Barcelona ha decretado hoy libertad provisional con cargos y sin fianza para los dos detenidos tras los registros realizados en la sede de la empresa pública GISA y en varias empresas privadas gerundenses, han informado los abogados de los dos imputados.

El juez decreta libertad provisional sin fianza para los dos detenidos de la empresa pública GISA
El juez decreta libertad provisional sin fianza para los dos detenidos de la empresa pública GISA

Barcelona.- El juzgado de instrucción número 5 de Barcelona ha decretado hoy libertad provisional con cargos y sin fianza para los dos detenidos tras los registros realizados en la sede de la empresa pública GISA y en varias empresas privadas gerundenses, han informado los abogados de los dos imputados.

El gerente de obras de carreteras en Girona de GISA, Jordi Vergé, y el empresario Juan Mozo Llambia han sido imputados por los delitos de soborno y alteración de concursos y subastas públicas, por presuntas irregularidades en la adjudicación de obras de esta empresa pública.

La juez de instrucción ha decretado medidas cautelares para los dos imputados, que deberán presentarse una vez al mes en el juzgado.

Los abogados de los imputados, Francesc Jufresa y Carles Monguilod, han explicado que sus defendidos no han querido declarar ante la juez hasta que no se les explique "de qué y por qué se les acusa", según ha dicho uno de los letrados, ya que el caso está bajo secreto de sumario.

Los abogados han señalado también que la fiscalía había pedido prisión provisional incomunicada para los dos imputados, una petición que los letrados han calificado de "desproporcionada".

Han explicado igualmente que los dos imputados llevaban meses con los teléfonos intervenidos y han insistido en la necesidad de que se respete la presunción de inocencia.

La detención de Vergé, gerente de obras de carreteras de Gisa en Girona, cargo que ya ocupaba con el gobierno tripartito, ha llevado al PSC a recordar que el imputado tenía reponsabilidades en esa empresa cuando CiU gobernaba la Generalitat.

Vergé fue detenido ayer por la Guardia Civil en el marco de una operación judicial por presuntas irregularidades en adjudicaciones de obra pública que se habrían producido en GISA durante la etapa de gobierno del tripartito, desde 2007 hasta la actualidad.

El secretario de organización del PSC, José Zaragoza, ha negado que Jordi Vergé fuese un hombre de confianza del anterior conseller de Política Territorial y Obras Públicas, Joaquim Nadal.

Zaragoza ha quitado importancia al hecho de que Vergé asumiese el cargo de gerente de carreteras de Girona durante la etapa del tripartito: "No es un cargo de confianza política, es un cargo de la empresa, es un funcionario que lleva más de 20 años" trabajando en ella.

También el ex conseller de Política Territorial y Obras Públicas Joaquim Nadal se ha pronunciado y ha mostrado su disposición a colaborar con la justicia si así se le pide.

Fuentes socialistas han recordado que el nombre de Vergé aparece ya en el organigrama de GISA de 2001 como responsable de la gerencia de carreteras, que dependía de una dirección general de Obra Civil, que tenía al frente a Jordi Joan Rossell.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha destacado que la investigación judicial sobre presuntas irregularidades en la empresa pública Gisa se ciñe al periodo entre 2007 y 2010, cuando gobernaba el tripartito en Cataluña, si bien ha dicho que su intención no es "señalar con el dedo a nadie".

No obstante, para dejar claro que en ningún caso la investigación afecta al actual Govern, ha subrayado que la justicia está repasando adjudicaciones de obra en los años anteriores a su llegada al poder, que son "responsabilidad de otro gobierno".

El conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, ha recordado que el nuevo Govern ha encargado una auditoría general sobre las cuentas de la Generalitat y ha señalado la posibilidad de encargar auditorías de empresas públicas, como sería el caso de GISA.

ERC, por boca de su portavoz Ignasi Llorente, ha pedido que el proceso judicial "sea rápido y transparente", a fin de que las actuaciones "no se alarguen y se eternicen, como ha ocurrido en otros casos".

La portavoz de ICV, Laia Ortiz, ha calificado las investigaciones en la empresa pública GISA por supuesta adjudicación irregular de obras como una "nueva mancha de la administración a ojos de la ciudadanía" y ha reclamado "la máxima celeridad en el proceso y que se llegue hasta el final en esta trama" de presuntas irregularidades en la concesión de obras públicas en Girona.

Mostrar comentarios