Martes, 16.10.2018 - 19:08 h
El debate fiscal sobre los Presupuestos 2019

El lío de Hacienda con el IRPF o la utopía de poner de acuerdo a Podemos y PdeCat

El Gobierno atenúa su oposición a subir el Impuesto de la Renta y analizará cuántos ingresos reportaría la medida. El PdCat avanza que no la apoyará.

Fotografía María Jesús Montero, en Congreso / EFE
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, dio explicaciones ayer en el Congreso / EFE

Un puñado de horas después del embrollo provocado por la contradictorias explicaciones de los portavoces de Unidos Podemos, por un lado; y el Ministerio de Hacienda, por otro, tras la reunión bilateral mantenida el miércoles para analizar el paquete fiscal de los futuros Presupuestos de 2019, que algunos interpretaron como un principio de acuerdo para subir el IRPF a las rentas más altas y otros como un portazo de Hacienda a esa posibilidad, la opinión del Gobierno al respecto continuaba siendo un arcano. 

En un intento colosal por conciliar con cierto sentido los sucesivos mensajes enviados desde el Ministerio en las horas siguientes la posición oficial se podría resumir así. Hacienda mantiene su intención inicial de no tocar el Impuesto sobre la Renta en 2019, pero, al mismo tiempo, está dispuesta a "explorar" una eventual subida a los contribuyentes con rentas superiores a los 150.000 euros en aras de respetar la negociación en que se ha embarcado con el bloque de izquierdas y de hecho ya ha solicitado a los funcionarios del Ministerio que analicen el impacto recaudatorio que tendría la medida. 

Es decir: no quieren aplicar la subida, pero la considerarán en el marco de la negociación con Unidos Podemos y, por si acaso, estimarán su efecto recaudatorio, que, por cierto, ya fue estimado por el Partido Socialista en los presupuestos alternativos que presentó hace menos de cinco meses: 1.900 millones de euros. Un 'no' pero 'sí' que el jueves el PdeCAt aproximó más al 'no' tras sugerir que no apoyará la subida.

¿Cómo hemos llegado hasta aquí? Todo empezó al filo de las cuatro de la tarde del miércoles, tras la finalización de la primera reunión bilateral sobre el tema fiscal. El portavoz de Podemos, Pablo Echenique, explicó a los medios congregados a la puerta del Congreso de los Diputados los asuntos tratados en la reunión y las prioridades - ya avanzadas por La Información - del bloque izquierdas en la negociación, entre ellas, exigir una subida de la presión fiscal a los contribuyentes de mayores rentas. 

Echenique lo explicó con un sencillo "no nos parece justo que una persona que gana 60.000 euros pague lo mismo que otra que cobra 120.000 euros" pero otros asistentes a la reunión aportaron más detalles. En concreto, que Podemos había puesto sobre la mesa su propuesta de subir los impuestos a los contribuyentes que ingresaran más de 60.000 euros al año, que la ministra de Hacienda había respondido que ese planteamiento no era asumible porque afectaba a colectivos profesionales como los médicos o los profesores de universidad, que los negociadores del bloque de izquierdas habían trasladado entonces que se sentirían igual de cómodos si el alza afectara a los que ganan más de 120.000 euros y que, ahí sí, la ministra habría dicho que el asunto se podría estudiar.

Ésa fue la frase clave. Porque, claro, desde el otro lado de la mesa se entendió que la ministra abría la puerta a una negociación sobre ese punto, más allá de las otras opciones que se habían tratado, como subir el Impuesto de Patrimonio o crear un nuevo impuesto sobre la riqueza. Pero ante los primeros titulares Hacienda se apresuró a matizar que la posición del Ministerio no había cambiado y que no había intención de tocar el Impuesto sobre la Renta. Claro, que estamos aún en el miércoles...

De rechazar a "explorar"

Porque el jueves por la mañana los periodistas esperaban a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, a las puertas de la Comisión de Hacienda del Congreso para escuchar de viva voz sus explicaciones sobre la que a esas horas era ya una controversia nacional. ¿Se planteaba o no el Gobierno subir el Impuesto sobre la Renta a los ricos? Su explicación aportó algo de luz. En efecto, la ministra confirmó que el Ministerio 'exploraba' una subida a las rentas superiores a los 150.000 euros "que no pertenecen ni a clases medias ni a clases trabajadoras", matizó la ministra...aunque sí forman parte del Impuesto de la Renta.

En paralelo, desde el PdeCat, que tiene menos diputados que Podemos pero que son igualmente necesarios para aprobar los Presupuestos aseguraban que su partido "no es partidario de subir impuestos" y que una medida puntual de ese tipo no sería apoyada por su formación. 

El Gobierno socialista empieza a comprobar lo que ya se auguraba. Su posición en el Parlamento es tan frágil y depende de apoyos tan diversos que sacar adelante cualquier iniciativa será muy complicado.

Uno podría pensar que esa declaración ponía punto y final al asunto....pero no. "La posición oficial de Hacienda sigue siendo la de no subir el IRPF", insistían fuentes oficiales del Ministerio tras la declaración de la ministra.

Ahora en Portada 

Comentarios