Miércoles, 26.06.2019 - 10:53 h
Morata, Thiago Alcántara y Busquets, socios en Manolo Bakes

'Manolitos F.C.': los futbolistas olvidan el ladrillo y se hacen de oro con los dulces

La firma elabora y vende los célebres 'minicrossants' que inventó Manolo Manzano en Colmenar Viejo hace 30 años y es el bollo de moda en Madrid.

Morata: "En el Europeo también salía de revulsivo y acabé siendo el máximo goleador"
'Manolitos F.C.': los futbolistas olvidan el ladrillo y se hacen de oro con los dulces. / L.I.

Facturan 800.000 euros al mes y cada día fabrican, solo en Madrid, 1.000 kilos del producto. Tienen ya una docena de pastelerías por la Comunidad de Madrid y Cáceres y este año se expandirán a Barcelona, Zaragoza y A Coruña. En un principio serán franquicias (han llegado a recibir hasta 800 solicitudes), pero la firma ya ha decidido que a partir de ahora la expansión se llevará a cabo con tiendas propias. La previsión pasa por 16 aperturas este año 2019, 12 el próximo y 20 en 2021. Además, estudian la posibilidad de desembarcar a Italia, Portugal, Francia o Reino Unido e incluso cruzar el charco y expandirse por Norteamérica y América Latina. Es el crecimiento del ‘manolito’, el dulce de moda, de la mano de la empresa Manolo Bakes.

El minicroissant que hace las delicias de los más golosos es la segunda marca más distribuida por Glovo o Deliveroo, solo por detrás del gigante McDonalds, y tras la misma hay un auténtico equipo de fútbol: el atlético Álvaro Morata; el madridista Nacho y su hermano Alex, jugador del Cádiz; el barcelonista Sergio Busquets; y Thiago Alcántara, que milita en el Bayern de Múnich. Es el verdadero equipo de lujo de Manolo Bakes, la marca que fabrica y distribuye los célebres ‘manolitos’ que hace 30 años, y por un error, al echar más mantequilla de la necesaria para elaborar una partida de minicroissants, creó Manuel Manzano en Colmenar Viejo.

El éxito de la familia Manzano con sus 'manolitos' fue creciendo espectacularmente y a la primera pastelería de Colmenar, aún hoy centro de peregrinación para los amantes de este pequeño bollo, que son legión, se añadieron otras en Tres Cantos, Majadahonda y Madrid capital. Desde hace tiempo no hay fiesta en Madrid sin que en ella estén presentes los célebres 'manolitos' de mantequilla.

Hace casi tres años, un joven empresario madrileño, Pablo Nuño, se planteó unirse a Pastelerías Manolo y crecer más allá de los confines de la Comunidad de Madrid. La familia Manzano desechó la idea y Nuño se decidió a crear una marca nueva para, con un producto similar, hacer la competencia de Pastelerías Manolo y sus ‘manolitos’, como ha reconocido el propio Pablo Nuño, hoy director general de Manolo Bakes.  Propuso la idea a Álvaro Morata y su familia y crearon Crosentino, pero el producto no era igual que el originario de Colmenar. Una máxima dice que si no puedes con tu enemigo, únete a él. Y la familia Manzano reconsideró su primera decisión y Pastelerías Manolo y Crosentino se unieron.

Los primeros tenían la idea original, eran los mejores elaborando este producto artesano, y los segundos les aportaban músculo financiero y la oportunidad de crecer. Así surgió en 2017 Manolo Bakes (aunque las antiguas Pastelerías Manolo siguen llamándose así), una empresa en la que la familia Manzano -Manolo, Remedios y Noelia- controlaría el 50% del capital y las familias Nuño y Morata el otro 50%. "El proyecto con el futbolista nos pareció atractivo y una posibilidad de crecer y tiramos para adelante porque además ellos sabían que su producto era parecido, pero no era lo mismo que los 'manolitos' que nuestra familia lleva elaborando desde hace casi 30 años en Colmenar Viejo", comenta la familia Manzano.

Desde entonces el negocio ha crecido exponencialmente y llega a vender hasta 1.200 kilogramos de 'manolitos' en Madrid un fin de semana, a un precio de 14,67 euros el kilo y en cajas de 8, 12, 16 ó 24 minicroissants. La presencia del delantero del Atlético de Madrid Álvaro Morata en el negocio (dicen las malas lenguas que mucho de su interés por volver al fútbol español desde el Chelsea londinense este invierno es debido a querer estar más al frente del negocio) atrajo a otros futbolistas. Así, Nacho, el central del Real Madrid, y su hermano Alex (Cádiz C.F.) ahan abierto una pastelería de Manolo Bakes en Alcalá de Henares (Madrid) y el mediocentro del Barça, Sergio Busquets, y el centrocampista del Bayern, Thiago Alcántara, otras dos en Barcelona, que serán las primeras de la marca en Cataluña. Las estrellas del balón, que hasta ahora se han decantado mayoritariamente por invertir sus enormes ganancias en el sector inmobiliario se pasan a la pastelería.

Cuando comenzó Manolo Bakes, sus dueños hicieron un lanzamiento de Abre tu Manolo Bakes (por unos 350.000 euros) para buscar inversores, y crecer de esta manera, con franquicias, pero al final se dieron cuenta de que preferían crecer con capital y financiación propia y gestionar ellos mismos el modelo de negocio a franquiciar de manera masiva y perder calidad en el producto y en el servicio, por lo que a partir del año que viene todas las nuevas pastelerías serán propiedad de la empresa matriz.

Pastelerías que cuentan con obrador propio y en las que se elaboran los célebres minibollos con la fórmula mágica que descubrieron un día por error Manolo Manzano padre e hijo. Una receta que se basa, sobre todo, en utilizar una materia prima y una mantequilla de "primerísima calidad", controlar los tiempos de cocción, humedad, fermentación… que es lo que distingue a los 'manolitos' tradicionales y a los nuevos, cubiertos de cacao, chocolate blanco… Pero Manolo Bakes es "mucho más que los 'manolitos', que aunque son nuestro producto estrella no es lo único que vendemos y elaboramos. Así están los 'manolitos' salados, todo tipo de bollería, helados…". Es la unión del fútbol y la pastelería, el negocio más dulce.

Ahora en Portada 

Comentarios