Lunes, 21.01.2019 - 19:01 h
Tras el rechazo de julio y por 470 millones

El PDeCat da aire a las cuentas de Sánchez y apoya la senda de déficit en el Congreso

Los independentistas catalanes respaldarán el nuevo objetivo del 1,8% y se suman a PNV mientras que ERC no descarta ceder. 

Ferrán Bel, diputado del PDECAT y alcalde de Tortosa, en el Congreso
Ferrán Bel, diputado del PDECAT y alcalde de Tortosa, en el Congreso ./ EP

La semana del Consejo de Ministros en Barcelona sigue dando giros de guion. A la confirmación de las reuniones entre presidentes del Gobierno central y de la Generalitat, el PDeCAT acaba de insuflar aire a las aspiraciones económicas de Moncloa al anunciar que su grupo parlamentario prevé votar a favor de la senda de déficit público que será debatida el jueves en el Pleno del Congreso y que sitúa el objetivo de déficit público en el 1,8% del PIB para 2019.

Según han informado a Efe fuentes del partido nacionalista catalán, es "muy posible" y "muy factible" que el PDeCAT apoye con su voto favorable esta senda de estabilidad presupuestaria que vuelve al Congreso tras haber sido rechazada en julio y han argumentado que las dos décimas que ofrece de mayor margen a las comunidades autónomas supondrían para Cataluña unos 470 millones de euros.

Los objetivos de déficit público podrían ser aprobados si a los votos del PSOE se le suman los principales partidos que apoyaron la moción de censura contra Mariano Rajoy (Unidos Podemos, ERC, PNV y PDeCAT).

De momento, el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha confirmado recientemente que votará a favor de las nuevas metas de déficit más flexibles, tal como hizo hace cinco meses, y mientras ERC aún no ha desvelado el sentido de su voto, el PDeCAT ve muchas probabilidades de votar que sí y Unidos Podemos ha dejado la puerta abierta a sumarse a estos apoyos.

Por otra parte, fuentes de ERC también han señalado a Efe que "todavía está todo muy abierto". La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, volverá a argumentar que los objetivos de déficit socialistas permitirían que todas las administraciones tuvieran un margen mayor de gasto, de unos 6.000 millones de euros, para financiar servicios públicos.

Este importe se distribuiría en 1.000 millones para el Estado, 2.500 millones para las comunidades autónomas y otros 2.500 millones para la Seguridad Social. Y es que la senda de consolidación del Ejecutivo sitúa el déficit en el 1,8% del PIB para 2019, en el 1,1% para 2020 y en el 0,4% para 2021 y la meta de déficit para las comunidades autónomas es del 0,3% del PIB para 2019.

No obstante, las fuentes del PDeCAT han añadido que el previsible apoyo a estos objetivos se convertirá en un mero "gesto" de los independentistas catalanes al Gobierno de Pedro Sánchez, ya que la senda de déficit sería rechazada en el Senado por la mayoría del PP. La Cámara Alta ha habilitado un Pleno el 27 de diciembre para volver a debatir y votar estos objetivos de estabilidad presupuestaria.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios