Martes, 26.05.2020 - 12:53 h

El PE aprueba un plan que sanciona a países que incumplan en déficit y deuda

El pleno del Parlamento Europeo (PE) aprobó hoy un plan de gobernanza económica europea, la receta de la Comisión Europea para salir de la crisis y que prevé sanciones para los países de la zona del euro que no cumplan con los objetivos de déficit y deuda.

Bruselas/Estrasburgo, 28 sep.- El pleno del Parlamento Europeo (PE) aprobó hoy un plan de gobernanza económica europea, la receta de la Comisión Europea para salir de la crisis y que prevé sanciones para los países de la zona del euro que no cumplan con los objetivos de déficit y deuda.

Los eurodiputados han aprobado las seis iniciativas legislativas que forman parte del llamado "six pack" y cuya negociación se ha demorado un año desde la presentación de la propuesta en Bruselas por las reticencias de los países de aceptar sanciones automáticas de la Comisión Europea (CE).

La CE podrá, tras emitir una advertencia y recomendaciones correctivas, imponer multas equivalentes al 0,2 % del PIB a los países que infrinjan el Pacto de Estabilidad y Crecimiento -que fija topes del 3 % del PIB para el déficit y del 60 % para la deuda- y del 0,1 % del PIB en casos de desequilibrios macroeconómicos serios como la pérdida sostenida de competitividad, el crecimiento excesivo del crédito y las burbujas inmobiliarias.

El Pacto de Estabilidad y Crecimiento ya incluye procedimientos por déficit excesivo, pero ahora se incluirá también la deuda y se endurecerá el control y las sanciones, sobre todo para la eurozona.

El sistema de sanciones -basado en dos fases, una preventiva y otra correctiva- requerirá la aprobación por parte de los gobiernos mediante un complejo sistema de mayorías normales e inversas, que en última instancia prevé un posible veto, siempre que 9 de los 17 socios del euro estén de acuerdo.

En el caso de la deuda, el país que supere el 60 % de deuda deberá reducir en una vigésima parte al año el importe que supere este umbral durante un periodo de tres años.

El paquete legislativo de gobierno económico prevé asimismo la introducción de indicadores más precisos para detectar desequilibrios macroeconómicos.

Bajo la vigilancia de la CE no solo estarán los países con un déficit excesivo sino también los que tienen superávit demasiado altos, como puede ser el caso de Alemania.

Se quiere evitar igualmente que se repitan episodios de falsear datos y estadísticas económicas, como ocurrió con Grecia, y por ello, los países de la zona del euro que falsifiquen sus estadísticas sobre el déficit y la deuda se enfrentarán a una multa del 0,2 % de su PIB.

El comisario europeo de Economía, Oli Rehn, afirmó que "se trata de la reforma institucional más sustancial e importante en materia de política económica a nivel de la UE".

El presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso dijo que "el paquete de gobernanza es crucial para salir de la crisis" pues "los ciudadanos no entenderían que las instituciones no se pusieran de acuerdo en un tema tan importante".

El presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek, consideró por su parte que el conjunto de medidas para mejorar la gobernanza económica representa "un poderoso y resistente blindaje contra cualquier futura crisis".

El líder de los liberales del PE, Guy Verhofstadt, consideró la aprobación de las seis medidas una "victoria para la estabilidad financiera y la base para el crecimiento",

Por contra, la Izquierda Unida Europea (GUE) calificó de "ataque a la democracia" las nuevas medidas, al considerar que los gobiernos pierden parte de su poder decisorio sobre la política económica nacional y se entorpece la recuperación económica.

El Consejo de Ministros de Finanzas (Ecofin) aprobará el paquete el próximo 4 de octubre, en su reunión en Luxemburgo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING