El PE se muestra decepcionado con los líderes europeos y el egoísmo británico

  • Los grandes grupos de la Eurocámara han mostrado hoy su decepción por el resultado de la última cumbre europea en que se estableció un pacto fiscal del que decidió quedarse fuera Reino Unido, una actitud, la británica, que la mayoría de eurodiputados han tachado de insolidaria.

Estrasburgo (Francia), 13 dic.- Los grandes grupos de la Eurocámara han mostrado hoy su decepción por el resultado de la última cumbre europea en que se estableció un pacto fiscal del que decidió quedarse fuera Reino Unido, una actitud, la británica, que la mayoría de eurodiputados han tachado de insolidaria.

El Parlamento Europeo (PE) ha echado en cara al presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y al presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, quienes han reconocido que hubieran preferido un acuerdo a Veintisiete, la falta de avances de peso en la lucha contra la crisis en la Unión Europea (UE).

Los eurodiputados acusan a los líderes europeos de preocuparse en demasía por la austeridad en detrimento del crecimiento y de haber apostado por el plan B, el pacto intergubernamental, que no se regirá por las normas establecidas para la reforma de los tratados y que previsiblemente no dará gran protagonismo al PE.

"No hubo otra alternativa que un tratado a 17 -los socios del euro- abierto a los demás", ha señalado Van Rompuy en el debate.

Barroso, por su parte, reconoció que el acuerdo del jueves y viernes pasado de los líderes europeos fue "ambicioso y unánime" en el contenido, pero no lo fue en la forma.

Por su parte, el líder del Partido Popular Europeo (PPE), Joseph Daul, se ha preguntado por el lugar en que queda Reino Unido en el futuro de la UE y ha acusado a este país de egoísmo.

"La solidaridad es un camino en dos direcciones. No entiendo porque tenemos que seguir teniendo gestos con Londres", ha señalado Daul en una alusión que los eurodiputados ingleses han interpretado como una amenaza a poner fin al llamado "cheque británico" -en virtud del cual el Reino Unido recupera anualmente hasta el 66 % de su contribución neta a la UE-.

También el líder de los socialistas y futuro presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, ha acusado a Reino Unido de falta de solidaridad y de proteger a los especuladores de la City, el centro financiero de Londres.

"La cumbre no ha funcionado, no hay pacto de crecimiento, no hay más papel del BCE (Banco Central Europeo)", ha apuntado Schulz a Van Rompuy y Barroso.

Igualmente duro se ha mostrado el grupo liberal, cuyo líder, Guy Verhofstad, incluso ha dejado de usar en esta ocasión el inglés, el idioma que siempre usa para intervenir en el pleno, porque "está pasado de moda".

Según el liberal flamenco, el primer ministro británico, David Cameron, "cometió el error de su vida" al no sumarse al pacto fiscal.

El líder de los euroescépticos en la Eurocámara, Nigel Farage, dijo que "todo esto solo sirve para que esta mañana se cuestione aquí el cheque británico. Es hora de hacer referéndum para salir de la UE y establecer un tratado de libre comercio con el continente".

Por su parte, el eurodiputado del Partido Popular (PP) español José Manuel García-Margallo ha señalado que en la situación de emergencia "convertía el tratado intergubernamental en la única solución", una respuesta que dijo "significa una redistribución de la soberanía".

En opinión de su colega Juan Fernando López Aguilar, del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), la UE sigue optando por "buscar el aprobado de los mercados tras cada cumbre y de insistir en la austeridad dejando de lado al crecimiento".

Barroso ha cerrado el debate agradeciendo "la actitud positiva hacia la UE que mostró ayer Cameron en su intervención ante la cámara" británica, cuando explicó a los parlamentarios británicos su posición en la cumbre.

"Es importante situar al Reino Unido con el resto de socios de la UE. Hay que ver como salir de esta situación un tanto desafortunada", ha concluido el presidente del Ejecutivo comunitario.

"Un día volveremos a ser Veintisiete", ha señalado Van Rompuy, quien se mostró optimista sobre que el Reino Unido acabe sumándose a la integración fiscal de cara al futuro.

Mostrar comentarios