Martes, 17.09.2019 - 07:37 h
El futuro de la legislatura

El PNV todavía cree en los Presupuestos y anima a insistir con los grupos catalanes

Los nacionalistas vascos no quieren "cerrar ninguna puerta" y esperan que el Gobierno vuelva a negociar con los soberanistas. 

Foto de archivo de reunión Andoni Ortuzar con diputados y senadores de PNV
El PNV todavía cree en los Presupuestos y anima a insistir con los grupos catalanes. / L.I.

Justo cuando más varapalos está recibiendo el Gobierno hacia su proyecto de Presupuestos Generales del Estado, el presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, continúa ofreciéndose como el socio más probable de Moncloa (excepción hecha de Podemos, con quien firmase todo el plan previamente) y ha afirmado que "no quiere cerrar ninguna puerta" en relación a las cuentas y ha asegurado que, si el Gobierno central es "capaz de crear las condiciones para hablar con los partidos catalanes, el PNV va a estar".

En una entrevista a Onda Vasca, recogida por Europa Press, ha señalado que es "bueno" que las instituciones tengan Presupuestos pero cree que "hay que crear las condiciones para que eso sea así". "Pero viendo lo que pasó ayer en el Congreso, parece difícil que podamos retomar el clima necesario para que eso pueda suceder", ha añadido. No obstante, ha asegurado que, si el Gobierno es "capaz de crear las condiciones para hablar con los partidos catalanes, el PNV va a estar". "Que nadie tenga duda", ha apuntado.

Ortuzar ha indicado que el "varapalo" por parte de Bruselas al proyecto de PGE al considerar que incumplen la reducción del déficit "no se lo lleva Pedro Sánchez, se lo lleva el Estado español". Además, ha apuntado que "una parte del varapalo es por la gestión anterior".

Por otro lado, el líder jeltzale ha reconocido que sintió "vergüenza ajena y también propia" por lo ocurrido este miércoles en el Congreso de los diputados entre representantes de ERC y el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, y, tras asegurar que en la Cámara baja "no hay ni golpistas ni fascistas" cree que la "culpa la tienen todos" porque se está cayendo "por una pendiente complicada y fea en la manera de hacer política". Por ello, espera que las "aguas vuelvan a su cauce" y se intente llegar a acuerdos".

Por otra parte, ha rechazado la posibilidad de un "súper domingo" electoral el 26 de mayo, en el que también coincidan las elecciones generales y se ha mostrado partidario de que "las cosas vayan a su ritmo y en su momento".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios