El PS luso rechaza más cortes y defiende el derecho a protestar

  • El líder de la oposición socialista de Portugal, António José Seguro, rechazó hoy la aplicación de más políticas de austeridad en su país y defendió el derecho "y hasta la obligación" de los ciudadanos de protestar contra los ajustes.

Lisboa, 26 feb.- El líder de la oposición socialista de Portugal, António José Seguro, rechazó hoy la aplicación de más políticas de austeridad en su país y defendió el derecho "y hasta la obligación" de los ciudadanos de protestar contra los ajustes.

Seguro, que mantiene una línea muy crítica con la política de austeridad del Ejecutivo conservador luso, subrayó que su partido se opondrá a cualquier iniciativa política que conlleve nuevos ajustes y recortes.

El líder socialista ya comunicó esa decisión por carta a los dirigentes de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Técnicos enviados por los tres organismos que supervisan las finanzas lusas -conocidos popularmente bajo el nombre de "troika"- se encuentran ahora en Lisboa en su séptima visita trimestral para evaluar el cumplimiento del programa de ajustes exigido por el rescate financiero concedido al país en abril de 2011.

"Tengo la seguridad de que la troika va a hacer una evaluación también política -de la situación de Portugal- de la que se extraerán consecuencias", señaló en declaraciones a los periodistas Seguro, secretario general del Partido Socialista (PS) la principal formación política de la oposición.

En su opinión, estas conclusiones pasan por reconocer que "no puede haber más austeridad" en el Portugal, más después de conocerse la semana pasada que la caída del PIB (3,8 %) y el desempleo (17 %) son más graves de lo previsto inicialmente.

Seguro recordó que Portugal fue "el país que más cortes hizo en el gasto social" de toda Europa y considera necesario cambiar de rumbo y poner en marcha políticas para "crecer y fomentar el empleo".

El debate político luso está dominado desde hace meses por las dificultades que afronta el Gobierno para cumplir con los objetivos de reducción de déficit debido al empeoramiento de las proyecciones económicas.

El Ejecutivo de Pedro Passos Coelho ha anunciado que propondrá a la troika un nuevo plan de "ahorros" para recortar en 800 millones de euros más el gasto público, aunque también ha pedido a la UE que suavice por segunda vez sus exigencias y le conceda un año más para colocar el déficit por debajo del 3 % del PIB.

Al comentar las protestas y manifestaciones populares contra la austeridad, Seguro defendió el derecho de los ciudadanos a mostrar su rechazo en la calle, aunque precisó que su partido no se sumará a esas acciones.

"Los portugueses tienen todo el derecho de manifestarse, e incluso el deber de hacerlo, ya que la situación económica y social es de pre-ruptura inminente", alertó.

Además de las huelgas y manifestaciones que se han repetido en Portugal en los últimos dos años, grupos de descontentos acosan ahora a los miembros del Gobierno en actos públicos e interrumpen sus intervenciones cantando el himno de la Revolución de los Claveles de abril de 1974, "Grandola Vila Morena".

Mostrar comentarios