El sector presiona a la CE para renegociar del pacto pesquero con Mauritania

  • Representantes del sector pesquero europeo presionaron hoy al Ejecutivo comunitario para que intente renegociar unas condiciones técnicas "más favorables" en el acuerdo de pesca entre la Unión Europea (UE) y Mauritania.

Bruselas, 11 sep.- Representantes del sector pesquero europeo presionaron hoy al Ejecutivo comunitario para que intente renegociar unas condiciones técnicas "más favorables" en el acuerdo de pesca entre la Unión Europea (UE) y Mauritania.

La petición se realizó durante una reunión que sirvió para preparar la próxima comisión mixta entre las partes, que tendrá lugar el 17 y 18 de septiembre en el país africano, explicó a Efe el secretario general de Cepesca, Javier Garat.

Los armadores recordaron que la citada comisión es la "última oportunidad" para renegociar el protocolo pesquero antes de que sea examinado por el pleno del Parlamento Europeo (PE), en octubre.

Por ello, solicitaron que Bruselas aproveche para "renegociar unas condiciones técnicas que permitan la plena utilización del actual protocolo por parte de todas las categorías de pesca".

La CE, según Garat, se comprometió a "intentar conseguir mejoras técnicas y económicas" en el convenio.

Cepesca argumenta que como consecuencia del acuerdo actual se han quedado sin actividad en España 20 cefalopoderos y 19 marisqueros, y han perdido el empleo más de 400 tripulantes.

Los armadores reclaman, entre otras reivindicaciones, que se incluya a los cefalopoderos (pulpo) en las posibilidades de pesca y que se mejoren las condiciones para los marisqueros.

Asimismo, exigen que el protocolo se adecúe a la normativa de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) en relación a los controles por satélite.

En cuanto a la flota de palangre, que se dedica a la captura de palometa, los armadores demandan rebajar el canon de pesca a 60 euros/tonelada, frente a los 105 euros/tonelada actuales.

También piden un incremento "considerable" del volumen de capturas, una revisión a la baja del número de tripulantes mauritanos que los buques deben embarcar y una modificación de la zona acordada para el paro biológico.

En mayo, la comisión de Pesca de la Eurocámara ya rechazó el convenio en sus términos actuales y si el Pleno vota en el mismo sentido, el protocolo no podrá ser ratificado.

El eurodiputado del PP y presidente de la comisión de Pesca del PE, Gabriel Mato, instó también hoy al Ejecutivo comunitario a "modificar el protocolo de pesca", para que "sea más favorable para la flota comunitaria".

Mato criticó el pago a Mauritania de 70 millones de euros anuales, al considerar que la UE está "regalando el dinero en una época de crisis y de reducción de gastos cuando, en paralelo, a nuestros pescadores se les impide faenar en condiciones favorables y a parte importante de la flota, como es la cefalopodera, ni siquiera se la contempla en el acuerdo".

Además, consideró "irrenunciable" que se permita la pesca del pulpo, "teniendo en cuenta que se ha demostrado que su situación biológica no es de sobreexplotación", y exigió que se prevea incluir a buques cefalopoderos españoles en las campañas experimentales previstas.

Mostrar comentarios