El superávit chino se disparó en 2014 por la debilidad de las importaciones

El superávit comercial de China se disparó en 2014 y alcanzó los 385.000 millones de dólares como resultado de la debilidad de las importaciones, mientras que el total del comercio exterior subió un 3,4 %, lejos de la meta del Gobierno del 7,5 %.

Pekín, 13 ene.- El superávit comercial de China se disparó en 2014 y alcanzó los 385.000 millones de dólares como resultado de la debilidad de las importaciones, mientras que el total del comercio exterior subió un 3,4 %, lejos de la meta del Gobierno del 7,5 %.

La Administración Nacional de Aduanas de China publicó hoy los datos del comercio exterior del año pasado, que reflejaron el enfriamiento de la segunda economía mundial, al incumplir ésta, por tercer año consecutivo, el objetivo de crecimiento que Pekín había fijado para 2014.

Expresadas en dólares, las exportaciones de China aumentaron un 6,1 % el año pasado respecto a 2013 y llegaron a los 2,35 billones de dólares (2,29 billones de euros).

Las importaciones se incrementaron un 0,4 % en 2014, con lo que se quedaron en 1,97 billones de dólares (1,58 billones de euros) y, como consecuencia de su lento aumento, favorecieron una fuerte subida del superávit comercial chino, del 45,9 %.

De este modo, la balanza comercial china arrojó un saldo positivo de 385.000 millones de dólares (309.000 millones de euros) en 2014, frente a los 259.750 millones de dólares (220.000 millones) que sumó en 2013, cuando creció un 12,8 % respecto a 2012.

Sin embargo, los 4,3 billones de dólares (2,68 billones de euros) que movió en total el sector exterior de China el año pasado fueron insuficientes para cumplir con las expectativas de crecimiento del Gobierno y, de hecho, se quedaron por debajo de la mitad de esa meta y registraron un aumento cuatro puntos inferior al de 2013.

Después del aumento del comercio exterior del 7,6 % en 2013, Pekín se había marcado como objetivo un crecimiento del comercio exterior de un 7,5 % para 2014, aunque finalmente no pasó del 3,4 %.

"La economía china sufre un estrés a la baja. Con esta situación, las importaciones todavía aumentaron un 3,4 %. Hay una importante diferencia con la meta del Gobierno, pero no era fácil obtener tal éxito", dijo Zheng Yuesheng, jefe del departamento de estadísticas de la Administración Nacional de Aduanas, en rueda de prensa.

Zheng atribuyó a la lenta recuperación de la economía mundial y a la baja demanda interna la disminución del ritmo de crecimiento del comercio.

"En la Conferencia de Trabajo Económico central de diciembre se mencionó que la economía china ha entrado en una nueva normalidad. La apertura y el comercio exterior también han tenido nuevas características", explicó Zheng.

"Ahora el comercio exterior se encuentra también en un período de transición estructural y ha pasado de un aumento muy rápido a un aumento moderado-rápido", añadió el jefe del departamento de estadísticas de la Administración Nacional de Aduanas.

Los intercambios de China con la Unión Europea, principal socio comercial de la potencia asiática, alcanzaron los 620.000 millones de dólares (497.000 millones de euros) en 2014, un 8,9 % más que el año anterior.

Con Estados Unidos, segundo socio comercial de China, el gigante asiático comerció por un valor total de 559.000 millones de dólares (449.000 millones de euros), un incremento interanual del 5,4 %.

El comercio de China con la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN) subió un 7,1 % para situarse en 484.000 millones de dólares (388.000 millones de euros), mientras que con Japón se contrajo un 1 %, con lo que se quedó en 315.000 millones de dólares (253.000 millones de euros).

Las aduanas chinas también divulgaron hoy los datos de comercio exterior de diciembre, mes en el que el comercio exterior ascendió a 408.000 millones de dólares (328.000 millones de euros) y subió un 4,2 % respecto al mismo mes del año anterior.

La analista para China del banco HSBC Julia Wang pronosticó en una nota enviada a Efe que las exportaciones del gigante asiático crecerán un 7,1 % interanual en 2015, respaldadas por una mayor demanda de Estados Unidos.

Asimismo, Wang espera que la demanda doméstica de China se recupere como consecuencia de la continuidad de la inversión en infraestructuras, así como por la construcción del proyecto bautizado por el Gobierno chino como "Nueva Ruta de la Seda".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios