Ligera caída en octubre

El tráfico aéreo entre España y Reino Unido ya nota la tempestad de Brexit

Puede tener "bastante" impacto, dado que el 35% de los vuelos en España es británico, por lo que Enaire estará alerta ante su evolución.

Más de tres meses después del Brexit, Londres sigue sin aclarar cómo se irá de Europa
El Brexit también afectará al 'cielo europeo'.

El Brexit no va a salir gratis. Enaire, gestor de navegación aérea en España, ya empezó a notar cierto impacto de este en octubre, cuando el tráfico entre España y el Reino Unido registró una caída del 1% respecto al mismo mes de 2016, según su director general, Ángel Luis Arias Serrano.

Aunque se trata de un descenso ligero, el dato ha puesto en alerta a Enaire, ya que contrasta con el repunte del 15% de octubre del año pasado y, además, el tráfico entre ambos países sigue disminuyendo en noviembre, ha destacado Arias. No obstante, también hay que tener en cuenta el cierre de la compañía británica Monarch a primeros de octubre y otros elementos más de la aviación, ha matizado.

Este año, Enaire ha registrado un crecimiento del 6,7% del tráfico y estima acabar 2017 en torno a un incremento del 6,5%, con 1,9 millones de vuelos gestionados. Aunque la empresa espera que "estos niveles de crecimiento tan fuertes se moderen hasta un 3,5%" en 2018, mantiene su previsión de un incremento acumulado en 2020 de un 20%.

Según Arias, esta previsión es razonable con los parámetros que la empresa maneja hoy, pero, teniendo en cuenta que el mayor número de turistas que viene a España por vía aérea proviene del Reino Unido, dependerá de cómo evolucionan la economía británica y el cambio de libra a euro, así como del comportamiento de otros mercados turísticos del Mediterráneo y del mundo.

A su juicio, el Bréxit puede tener "bastante" impacto, dado que el 35% de los vuelos en España es británico, por lo que Enaire va a estar muy alerta a la evolución de este mercado, mientras que no duda que los siguientes años, de forma global, el tráfico seguirá creciendo.

Aunque las previsiones del tráfico aéreo con todo los elementos que afectan al número de vuelos son complicadas, "tenemos que estar preparados para afrontar todos los crecimientos que nos puedan venir con un adecuado volumen de profesionales, controladores y técnicos, con la tecnología más moderna y con todos los procesos organizativos y de espacio aéreo más óptimos", ha explicado.

Además, en los próximos años, "vamos a entrar en una construcción del cielo único europeo más acelerada que traerá mayores exigencias en seguridad, reducción de precios, mejora de calidad de servicio y todo ello en un entorno más liberalizado y más competitivo", ha apuntado.
Esto requerirá grandes actuaciones en todas las áreas: conceptos operativos, modernización tecnológica, transformación digital, reestructuración del espacio aéreo y, muy especialmente, todo el equipo de profesionales -su plantilla se compone de 3.700-, ha dicho.

Plan de Vuelo 2020

Para ello, Enaire ha redactado el llamado Plan de Vuelo 2020 que, ante todo, es "un proyecto de transformación organizativa" y, en este sentido, "vamos a poner el especial foco en los planes de desarrollo y formación de todos nuestros profesionales".

El directivo ha reconocido que el avance en el cielo único europeo "no ha sido excesivamente rápido", pero se ha mostrado seguro de que en los próximos años "se va a acelerar mucho el proceso", ya que las aerolíneas y la Comisión Europea (CE) exigen mejor calidad de servicios y reducción de costes. En 2020 se fijarán nuevos objetivos a los gestores nacionales de navegación aérea, con lo cual "los próximos cinco o diez años se van a empezar a ver cambios importantes", ha augurado.

Ahora en portada

Comentarios