Martes, 23.04.2019 - 22:49 h
Proyecto del Corredor Atlántico 

La línea de alta velocidad Madrid-Lisboa comenzará a construirse por Portugal

Tras 5 años sin conexión, Extremadura y el país luso vuelven a estar unidos por trenes. Es el punto de partida del macroproyecto previsto para 2021

Los trenes de Comboios han vuelto a circular por Extremadura.
Los trenes de Comboios han vuelto a circular por Extremadura.

Una línea regional de trenes, que ha vuelto a comunicar hace un mes Portugal y Extremadura después de cinco años, es en realidad el germen que representa el punto de partida de un proyecto mucho más ambicioso y postergado: la línea ferroviaria de alta velocidad que discurrirá entre el país vecino y España (para unir Madrid-Badajoz-Lisboa). Ese eje empezará a construirse por Portugal y utilizará el mencionado ramal para llegar hasta la frontera de Extremadura y enlazar con la capital de nuestro país.

Con un presupuesto de 700 millones de euros, según ha confirmado José González, director general de Transportes de la Junta de Extremadura, el tercer corredor que pretende electrificarse será precisamente el que salga desde Sines (al sur de Lisboa) para llegar hasta la frontera de Extremadura y después enlazar con Madrid.

Badajoz y  Portugal vuelven a estar unidos

Después de cinco años, los habitantes que viven en Badajoz y alrededores vuelven a tener ahora la posibilidad de cruzar al país vecino por este medio de transporte.

Uno de los beneficiados es Joao Silva, estudiante que está de Erasmus a "este lado" de la frontera. Nació en Oporto y, tras licenciarse en Administración de Empresas en su país, el joven portugués eligió España como destino en el conocido programa internacional de becas. El chico, de 24 años, y su novia Eli, han sido dos de los primeros 300 pasajeros que este mes han utilizado el tren que ha vuelto a conectar Portugal con Badajoz. 

La empresa estatal ferroviaria lusa Comboios ha habilitado la extensión del trayecto para que la denominada 'Linha Do leste' traslade pasajeros entre Badajoz y la localidad portuguesa de Entroncamento. De este modo, es la única que tiene conexión -por ahora- entre Extremadura y la nación vecina. En 2012 dejó de estar operativa la línea que comunicaba Badajoz y Abrantes. El motivo era su déficit: por volumen de pasajeros ingresaba apenas 147.000 euros anuales, cuando su coste operativo era de 1,78 millones. Y también se cerró el ramal que unía Lisboa con Cáceres

Pero la reapertura de esta línea marca otro horizonte. La conexión ferroviaria entre España y Portugal parece haber pasado de cero a cien, tras un lustro sin enlaces de trenes... El hecho de la puesta en marcha del nuevo servicio, según las fuentes consultadas ha sido acogido con gran optimismo por los habitantes de uno y otro país, que vuelven a estar comunicados entre los mencionados lugares.

"El hecho indica que esta situación es el punto de partida de lo que debería venir en breve, que en realidad es la línea electrificada que unirá Lisboa con Badajoz, para después enlazar con Madrid, como parte del proyecto del corredor del Atlántico", señala César Ramos, diputado y portavoz del PSOE de la Comisión de Fomento del Congreso, que además es extremeño.

Según José González, hasta ahora son unos 300 los pasajeros españoles que han estrenado el servicio que vuelve a comunicar la última línea regional ferroviaria que comunica Badajoz con 16 localidades portuguesas. "El perfil básico del usuario de este nuevo servicio es el de una persona joven, estudiante, que principalmente lo utiliza para paseos los fines de semana", ha manifestado el director general de Transportes extremeño.

Punto de partida para el tercer corredor 

Fuentes de Comboios (que es la 'Renfe' de Portugal) aseguran que para 2021 estará terminado el tercer corredor desde Sines (al sur de Lisboa) hasta la frontera de Extremadura. Posteriormente, enlazará con Madrid.

Portavoces de Renfe, por su parte, han advertido que oficialmente aún nada puede comunicarse, desde España, sobre la línea que tenía previsto unir la alta velocidad entre Madrid y Lisboa.

El Ministerio de Fomento español, por ahora, ha informado que en el calendario de fechas para la construcción de la línea de Alta Velocidad hay solo algunas certezas: antes de que concluya este año se adjudicará la redacción del estudio informativo, que se prolongará durante 2018. En 2019 Fomento prevé concretar el estudio de impacto ambiental, pero recomienda "prudencia" a la hora de hablar de plazos de ejecución de la obra.

Ahora en Portada 

Comentarios