Jueves, 23.01.2020 - 11:54 h
Los empresarios, ante el escenario postelectoral

La gran empresa 'mete presión' a Casado para que permita un Gobierno de Sánchez

Los empresarios ven la abstención del PP como única salida a la actual situación de bloqueo. Los populares dicen que es Sánchez el que debe actuar.

Imagen de Pablo Casado en el Congreso de la Empresa Familiar / EFE
El líder del Partido Popular, Pablo Casado, en el Congreso de la Empresa Familiar / EFE

"Cagada". "Cada vez peor". "Desastre". Éstos son solo algunos de los calificativos que desde elsector financiero se ponen al escenario abierto por el resultado de las elecciones generales del 10 de noviembre, que arrojan un panorama político desolador y aún más incierto, si cabe, que el del pasado 28 de abril. Así las cosas, las entidades bancarias del país se decantan por permitir un gobierno con la mayoría más amplia posible y por que el PP de Pablo Casado no obstaculice un Ejecutivo de Pedro Sánchez y el PSOE, ganadores de la cita con las urnas pese al retroceso tanto en votantes como en escaños.

"La abstención del PP en una segunda votación de investidura es lo único que queda", aseguran desde uno de los mayores bancos del país, desde donde se subraya que, tras casi un año de bloqueo político, ahora la "prioridad" es la formación de un Ejecutivo. En este sentido, desde la gran banca se insta tanto a PSOE como a PP a digerir el auge de Vox, que se ha convertido en la tercera fuerza política en el Congreso de los Diputados tras adelantar a otras formaciones como Ciudadanos o Unidas Podemos, que han perdido fuerza tras las nuevas elecciones.

No sólo los bancos se han situado en esta clave. El mundo de la gran empresa en general está en guardia ante lo que pueda suceder después de que las elecciones generales no sólo no hayan servido para aclarar el panorama sino que lo hayan enredado un poco más. La principal aspiración de los empresarios es lograr el desbloqueo lo antes posible. El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha llegado incluso a poner un plazo a los políticos. En declaraciones este lunes en TVE el líder de la patronal pidió a los partidos que pongan la responsabilidad y el sentido de Estado encima de la mesa y que "hagan los juegos que quieran", pero que de aquí a un mes monten un Gobierno para los próximos cuatro años.

Fuentes de la patronal comentan que la prioridad en estos momentos es que no vuelvan a repetirse las elecciones. Sostienen que un tercer proceso electoral generaría más incertidumbre e inestabilidad y convertiría en "insostenible" la situación política en un momento especialmente delicado para la economía.

Los empresarios quieren que el PP se implique en la solución

Los empresarios entienden que la solución pasa necesariamente por el Partido Popular. Por diversos motivos la gran coalición a la alemana se ve como una posibilidad remota, pero no así una posible abstención de Casado, que se valora como un escenario probable. Recuerdan que el líder popular ya abrió esta posibilidad en una reunión a puerta cerrada con empresarios de Cepyme y claman por una abstención "responsable" y "patriótica" del PP, al estilo de la que benefició en su día a Mariano Rajoy.

Fuentes empresariales revelan que incluso desde determinados sectores de CEOE se ha animado al PP a entrar en un Gobierno con el Partido Socialista en el caso de que la situación se tuerza hasta aproximarse a un nuevo bloqueo. No es ningún secreto que la CEOE es mucho más propicia a un gobierno en solitario de Sánchez o a una gran coalición que a un ejecutivo de coalición del PSOE y Podemos, con el respaldo más o menos explícito del resto de fuerzas de izquierdas.

Elecciones generales
El líder del PSOE, Pedro Sánchez (3i), celebra los resultados del 10N. / EFE

Los empresarios catalanes comparten esta visión. Aunque no hicieron mención expresa al PP en el comunicado oficial que remitieron este lunes a los medios de comunicación para valorar los resultados de las elecciones, Foment del Treball pidió a los partidos "una actitud de responsabilidad y compromiso para facilitar la gobernabilidad de España". Apostaron por un Ejecutivo "estable y moderado" y, lo más relevante en términos económicos, reclamaron a las fuerzas políticas "con más representación parlamentaria" –esto es PSOE y PP– que acuerden y aprueben unos Presupuestos Generales del Estado para 2020.

Fuentes cercanas al empresariado catalán aseguraban a La Información este lunes que lo que el tejido empresarial catalán espera es un acuerdo entre el PSOE y el PP para desbloquear la situación política y garantizar un gobierno. "El escenario que se prevé es el de un gobierno estable, pero corto, para los próximos dos años", aseguran.

Los autónomos elevan la presión y piden directamente a Casado que se abstenga. Para Lorenzo Amor, presidente de ATA, la organización de autónomos recientemente integrada en CEOE, "las fórmulas para buscar la estabilidad pasan por un acuerdo de fuerzas moderadas y  constitucionalistas" y, a su vez, este 'pacto de caballeros' pasa por una abstención del PP. "Si era de responsabilidad para el país la abstención del PSOE que facilitaba un gobierno del PP en 2016, también es de responsabilidad una abstención del PP ahora que facilite un gobierno del PSOE. Pensar lo contrario es no ser responsable", zanja el también vicepresidente de la CEOE.

La posición del PP: ver y esperar

La urgencia de las empresas españolas por que se alumbre un gobierno estable lo más rápido posible no coincide con la gestión de los tiempos que plantea el Partido Popular. El PP tiene claro que la 'pelota' de la gobernabilidad de España no está en su tejado sino en el de Pedro Sánchez, el candidato más votado en las urnas el 10-N y el protagonista de la última investidura fallida. En el partido conservador no se entiende que desde la CEOE se esté poniendo el acento en una eventual abstención del PP cuando Sánchez todavía no ha decidido si mirara a su izquierda o a su derecha. "¿Qué quiere, que respaldemos a un Gobierno que va a aplicar las recetas de Podemos y que va a subir impuestos?", aseguran fuentes próximas a la Ejecutiva del PP.

Estas mismas fuentes revelan que la posición del PP en las próximas semanas será la de esperar acontecimientos. Sostienen que la iniciativa tiene que corresponder a Pedro Sánchez y que es el presidente del Gobierno en funciones el que debe escoger entre las opciones que tiene sobre la mesa: mirar otra vez a Unidas Podemos para intentar por tercera vez un acuerdo de Gobierno o explorar la vía más moderada buscando un acuerdo o la abstención del PP. "La abstención no se contempla ahora, pero es evidente que si Sánchez pone determinadas condiciones encima de la mesa sería difícil negarse", aseguran. Una de esas condiciones, una indispensable, según aseguran estas fuentes, es que el PSOE renunciara a subir los impuestos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING