Viernes, 13.12.2019 - 11:35 h
Las propuestas de Íñigo Errejón

Examen económico a Más País: un nuevo modelo productivo ante la desaceleración

El partido defiende una "reforma fiscal progresiva" centrada en suprimir "privilegios fiscales de superricos y grandes empresas". 

Segundo González, diputado de Unidos Podemos
La economía, según Más País: un nuevo modelo productivo ante la desaceleración

El debut de Más País en unas elecciones generales se vio en un primer momento como algo decisivo para la formación de un gobierno de izquierda. Pero sus expectativas electorales se han desinflado con el paso de las semanas, por motivos diversos como la mejoría de Unidas Podemos o por presentarse solamente en 18 provincias. Para intentar revertirlo, una de las grandes ofertas a la ciudadanía de los de Íñigo Errejón es su programa económico. Un plan marcado por los impuestos verdes, la subida de tasas a grandes fortunas a empresas o un giro al modelo productivo para afrontar el enfriamiento de la economía.

La Información ha pedido a Más País y a las otras cinco fuerzas con más posibilidades de sacar un mejor resultado que respondan a una serie de cuestiones en materia económica. Por el partido de Errejón ha respondido a este cuestionario Segundo González, número uno por Asturias y exportavoz económico de Podemos en el Congreso.

- Los datos apuntan a que estamos ante un enfriamiento de la economía. ¿Qué tres medidas impulsarían para contenerlo?

- En política económica hay que aprovechar el buen tiempo para reparar el tejado de la casa antes de que vuelva a llover. España ha perdido mucho tiempo debido al bloqueo político y las debilidades estructurales de nuestra economía siguen sin resolverse. La desigualdad es un lastre para la economía y es intolerable que en la cuarta economía zona euro haya 10 millones de personas bajo umbral pobreza y más de 2,5 millones trabajadores pobres. A su vez, seguimos teniendo un modelo productivo muy especializado en sectores de bajo valor añadido y que generan un empleo con bajos salarios y muy sensible al ciclo. En un contexto de agotamiento de la política monetaria, es imprescindible poner en marcha una política fiscal expansiva capaz de estimular el crecimiento, reduciendo la desigualdad y transformando el modelo productivo para abordar retos urgentes como la transición ecológica y la digitalización.

En primer lugar proponemos medidas para estimular la demanda interna reduciendo la desigualdad, como devolver la estabilidad en el empleo y mejorar el poder adquisitivo de los salarios mediante la derogación de la reforma laboral del Partido Popular o subiendo el SMI a 1000 euros. En el mismo sentido proponemos medidas de justicia que además permitirán mejorar la renta disponible de las familias como la actualización de las pensiones con el IPC.

En paralelo, es imprescindible transformar el modelo productivo para hacerlo más sostenible y resiliente frente a la desaceleración económica. El principal reto y, a la vez, la principal oportunidad que tiene nuestro modelo económico por delante es abordar la transición ecológica de la economía para lograr los objetivos de reducción de reducción de emisiones fijados en el acuerdo de París. Esto implica una enorme movilización de recursos mediante el impulso de energías renovables y el de industrias sostenibles...

- ¿Cuáles son las medidas que propone para que el sistema de pensiones sea sostenible?

- La Seguridad Social de este país tiene un déficit agudizado por la precariedad en el empleo y la devaluación salarial que merma las cotizaciones. En primer lugar necesitamos mejorar los salarios para que se incrementen las cotizaciones y se llene la hucha de la seguridad social. Simultáneamente hay que dejar de pagar con los ingresos de la Seguridad Social muchas políticas que ahora se pagan con las cotizaciones, como son los complementos a mínimos de pensiones asistenciales o las bonificaciones de políticas activas de empleo han de ser financiados a través de los presupuestos del Estado. También hay que eliminar los topes de cotización que existen actualmente para que los salarios a partir de 45.000 euros coticen por lo que realmente ganan. Con estas medidas se reduciría la mayor parte del déficit, y el resto podría ser cubierto por los Presupuestos Generales del Estado con los ingresos derivados de una reforma fiscal progresiva.

- ¿Qué propuesta tiene para el mercado de trabajo y atajar la precariedad en el empleo?

- Como decía, es necesario recuperar el poder adquisitivo de los salarios, que aún no ha llegado a los niveles de 2008 a pesar de que los beneficios empresariales sí lo han hecho. Para ello lo primero que hay que hacer es derogar la reforma laboral del Partido Popular para recuperar la ultraactividad o la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa. A continuación habrá que trabajar en una reforma del estatuto de los trabajadores junto a los agentes sociales que plantee aspectos como el reconocimiento de nuevas realidades como las plataformas tecnológicas o la reducción paulatina de la jornada laboral.

- ¿Cuál es su propuesta de reforma fiscal para España?

- España tiene una brecha de ingresos de 7 puntos respecto a la media de la Unión Europea y un sistema fiscal que en cierta medida incumple el criterio de progresividad definido en el artículo 31 la Constitución. Necesitamos recuperar la justicia fiscal, que se ha deteriorado mucho en los últimos año. Para ello es preciso incrementar los ingresos para mejorar nuestro Estado de Bienestar y poder abordar las inversiones necesarias para modernizar el modelo productivo y aprovechar las oportunidades que ofrece la transición ecológica y la digitalización. Para conseguirlo proponemos una reforma fiscal progresiva centrada en suprimir los privilegios fiscales de quienes más tienen y más defraudan: los superricos y las grandes empresas.

Lo primero es combatir el fraude y la elusión fiscal de las grandes empresas reforzando la inspección de hacienda y tapando los agujeros de nuestro sistema fiscal por el que se escapan los impuestos, justo lo contrario a lo que pretenden Ciudadanos, Vox y PP. Estableceremos también un tipo efectivo mínimo en el impuesto de sociedades para las grandes empresas del 15%, propondremos un recargo a los ultrarricos en el impuesto de patrimonio, un impuesto a las entidades financieras para que contribuyan a devolver el rescate y un impuesto a las grandes multinacionales tecnológicas para que paguen según lo que facturan en cada país. Al mismo tiempo planteamos reducir los impuestos por abajo, aumentando el número de productos de primera necesidad con IVA superreducido, con la reducción en el tipo que pagan las Pymes o una mayor progresividad en el impuesto de sucesiones, comenzando por evitar la competencia fiscal de las comunidades autónomas en las que gobierna la derecha.

- Sobre el SMI, ¿a cuánto debería ascender al final de la próxima legislatura?

- A pesar de los pronósticos agoreros de las derechas y de instituciones como el Banco de España, la elevación del SMI a 900€ no ha implicado destrucción de empleo, si no todo lo contrario, ayudando además a impulsar el consumo y la demanda interna. El objetivo tiene que ser cumplir con la recomendación de la Carta Social Europea de que el Salario Mínimo Interprofesional llegue al 60% del salario medio al final de la legislatura, lo que en España implicaría elevarlo de forma progresiva hasta los 1200 euros. Empezaríamos por subirlo a 1000 € el año que viene en cumplimiento del acuerdo al que llegó el Gobierno con los agentes sociales y cuya aplicación está ahora mismo en el aire por el bloqueo político. En general, para que todas estas medidas se pongan en marcha hace falta que las fuerzas progresistas nos pongamos de acuerdo en base a programas y para impulsar estos acuerdos se presenta Más País a estas elecciones.

Aquí se pueden consultar el resto de cuestionarios respondidos por PSOE, PP, Ciudadanos, Unidas Podemos y Vox.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING