Miércoles, 18.09.2019 - 08:11 h
En Consejo de Ministros extraordinario

Sánchez adelanta las elecciones al 28 de abril y antepone la política a la economía

El presidente hace un repaso, en clave electoral, a los principales logros que ha conseguido en los ocho meses y medio que ha permanecido en Moncloa.

Sánchez adelanta las elecciones al 28 de abril y antepone la política a la economía
Sánchez adelanta las elecciones al 28 de abril y antepone la política a la economía / EFE

Sin Presupuestos, sin apoyos mínimos para aprobar al menos por Real Decreto una batería de propuestas económicas como plan B, con todas las dudas del primer mundo sobre la ralentización que se extiende por Europa, con la creación de empleo en España ya pasando de la luz verde al ámbar y, finalmente, sin margen por delante con todo lo anterior, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha rendido a la evidencia. Habrá elecciones el próximo 28 de abril. Pero aún quedan más de dos meses por delante y el Ejecutivo no dejará de sacar adelante lo que pueda... o le dejen. Más que nunca, en los próximos viernes el Consejo de Ministros se convertirá en una sala de máquinas para seguir aumentando el argumentario electoral de lo socialistas de cara a esos comicios tras la Semana Santa.

Con toda la solemnidad que da el Palacio de Moncloa, tras la celebración de un Consejo de Ministros extraordinario y en una intervención muy cuidada, el jefe del Ejecutivo ha cumplido esta vez con el guion más esperado desde que el pasado miércoles el Congreso tumbase, por segunda vez en la democracia, unos Presupuestos Generales (María Jesús Montero emula así a Pedro Solbes). También por segunda vez en este periodo constitucional, el varapalo parlamentario a unas cuentas desencadena un adelanto de los comicios, tal y como sucedió entre 1995 y 1996. Entonces y ahora, la dirección de la veleta electoral la decidieron los diputados nacionalistas catalanes. 

Sánchez ha hecho un repaso a sus ocho meses y medio en Moncloa y ha dado las gracias a los ministros que aceptaron sumarse a su proyecto allá por el mes de junio, a pesar de lo que han sufrido algunos. En un discurso en clara clave electoral ha enumerado los principales retos a los que se ha enfrentado. Los ha resumido en tres pilares: consolidación del crecimiento económico y creación de empleo digno, reconstrucción del Estado del bienestar y reforzamiento de las instituciones democráticas. El todavía presidente ha hablado de un "intenso trabajo" desde la moción de censura y ha destacado que en las Cortes Generales se han aprobado 13 leyes y 25 reales decretos. 

Y aún tiene tiempo para seguir avanzando. Las cámaras se disolverán el próximo martes 5 de marzo y hasta entonces aún quedan dos viernes en los que el Consejo de Ministros puede aprobar reales decretos de importancia simbólica para los socialistas. Antes de entrar en funciones hay ministros que, efectivamente, miran a las próximas semanas. Es el caso de Magdalena Valerio, titular de Trabajo, que tiene pendiente modificar algunos aspectos de la reforma laboral del PP. Ella misma reconoció esta semana que todavía habría tiempo para echar mano del Real Decreto y activar cambios en el Estatuto de los Trabajadores. En concreto, el Ministerio tiene pendiente acabar con la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa, poner fin a la ultraactividad o aprobar el registro horario obligatorio, cuestiones que podrían ir en próximos cónclaves de ministros. "Vamos a trabajar hasta el último minuto", ha avisado.

"Dentro de la Constitución todo, fuera de la Constitución nada"

En un acto que más parecía un mitín electoral que un anuncio de final de legislatura, Sánchez ha criticado a la oposición "que ha utilizado las instituciones con intereses partidarios, que no ha atendido a razones y que no ha antepuesto el interés general". Se ha referido al bloqueo de leyes "importantes, muy importantes para el bienestar de la ciudadanía, con independencia de a quién voten" y ha enumerado la ley de Eutanasia, la derogación de la Ley Mordaza, acabar con la citada Reforma Laboral, el voto rogado, la ley de igualdad laboral, los bebés robados, la pobreza energética, la protección a los desempleados, la sostenibilidad del sistema de pensiones... "Todo se ha bloqueado no porque no hubiera una mayoría parlamentaria sino por el filibusterismo de PP y Cs, con mayoría en la Mesa del Congreso", ha criticado.

Sánchez adelanta las elecciones al 28 de abril y antepone la política a la economía
Imagen del Consejo de Ministros extraordinario de este viernes / EFE

El presidente también ha hablado del fracaso de sus Presupuestos este miércoles en el Congreso y se ha referido a ellos como "los más sociales tras siete años de recortes y desigualdad". "Han sido bloqueados por intereses partidarios", ha criticado, recordando que eran unas cuentas que "hubieran revitalizado nuestro sistema nacional de dependencia, hubieran impulsado la protección a desempleados de larga duración mayores de 52 años, las políticas de alquiler, las becas, el empleo juvenil, el impulso a la ciencia y el retorno del talento, la transición justa de nuestra economía, que hubieran reducido la carga fiscal a las pymes... Unos PGE buenos para los españoles y para todos los territorios", ha dicho pensando en la cita con las urnas.

Sobre su decisión de fijar las elecciones para el 28 de abril, Sánchez ha afirmado que "España no tiene tiempo que perder" y que "entre no hacer nada y continuar sin Presupuestos, o convocar y dar la palabra a los españoles" ha escogido lo segundo. "España debe continuar avanzando y progresando", ha añadido para culminar destacando que "lo que decidan los españoles bien decidido estará". "Llámenme clásico, pero sin Presupuestos uno no puede gobernar", ha ironizado.

Hay que recordar que en la segunda mitad de esta semana Sánchez ha echado mano de un 'mediador' para consensuar el 28-A con los dirigentes territoriales del PSOE. Se trata de Santos Cerdán, que ha interlocutado con los dirigentes territoriales. La decisión sobre la fecha la ha tomado el núcleo duro del sanchismo, compuesto por, además de Cerdán, el jefe de gabinete del presidente, Iván Redondo, y el secretario de Organización de los socialistas, José Luis Ábalos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios