Según expertos financieros

Empezar a invertir: 5 errores que debes evitar para no perder todo el dinero

La teoría muchas veces se tiene clara, pero llegado el momento de poner a trabajar nuestros ahorros la mayoría de las veces se comenten los mismos fallos.

Invertir dinero empezar
Empezar a invertir: los cinco errores que debes evitar para no perder dinero
©️[spxChrome] a través de Canva.com

Invertir siempre en productos que se entiendan, ser conscientes de los riesgos que somos capaces de asumir, nunca poner todos los huevos en la misma cesta (diversificar)… La teoría muchas veces se tiene clara, pero llegado el momento de poner a trabajar nuestro dinero la mayoría de las veces se comenten los mismos errores. Estos cinco son los más comunes, según dos expertos financieros.

No tener muy claro cuales son las expectativas

"Empezar a invertir y pensar que vas a lograr una rentabilidad del 400%, como les ha pasado a algunas personas con los bitcoins, es mal asunto", afirma Santiago Gil, asesor financiero de Personal Family Office en el consultorio organizado por La Información y Finect.

El índice más famoso de la Bolsa de Estados Unidos, el Standard & Poor’s 500, más conocido como S&P 500, en él se agrupan las 500 mejores empresas que cotizan en la bolsa de Nueva York, acumula desde 1927 una rentabilidad media anual en torno al 8%. Lograr esa cifra no resulta sencillo. Es cierto que habrá años en los que se pueda ganar mucho más, pero otros en los que se pueda perder. Compensar unos con otros es la clave para lograr una rentabilidad a largo plazo que nos permita superar a la inflación y las comisiones del vehículo que contratemos.

Confiar en vehículos o medios no contrastados

"En Internet se habla de muchas cosas, pero al final la mayoría son estafas donde podemos perder todo nuestro dinero", advierte Gil. En este sentido, Margarita Illescas de Inversimply recomienda siempre asegurarse de que el producto en el que vamos a invertir está regulado por los bancos centrales y supervisado por la CNMV. Y si no lo tenemos muy claro, "acudir a un asesor financiero, alguien que nos resulte de confianza", recomienda Gil.

Confiar en nuestras emociones

"Las emociones pueden jugarnos una mala pasada", señala Illescas. Aunque si se piensa con la lógica todo el mundo sabe que no es la mejor opción, cuando las bolsas caen, sobre todo si lo hace con intensidad, la reacción natural, promovida por el miedo, es vender.

Este acto hace que muchos pequeños inversores pierdan la oportunidad de beneficiarse de la revalorización posterior a las caídas, y lo que es peor vender cuando está barato y comprar cuando está más caro. En definitiva, las decisiones tomadas por el miedo terminan costando dinero. Por eso es tan importante conocer nuestro perfil de inversor y nunca adquirir productos que conlleven un nivel de riesgo mayor del que estamos dispuestos a asumir.

Pensar en el corto plazo

"Muchas personas comienzan a invertir que se van a hacer ricos en el corto plazo", dice Illescas. Al invertir lo más recomendable, según la asesora financiera de Inversimply, es pensar en el medio y largo plazo. Una cartera de renta variable de Estados Unidos en periodos de cinco años rara vez ha perdido más de un 5%; a 10 años, casi nunca más de un 3% y, a 20 años, casi siempre ha subido. Sin embargo, en periodos de un año no resulta complicado perder un 40%. Con esta calculadora puedes saber cuánto dinero puedes ganar en el largo plazo.

No tener educación financiera

Si no se tiene experiencia ni conocimientos es mucho más probable que nos equivoquemos a la hora de invertir. Ahora hay muchas herramientas y documentación gratuita que nos permiten aprender sobre finanzas, pero si no se tiene tiempo o la pereza nos pueda, Illescas recomienda confiar en un asesor financiero y, a ser posible que este sea independiente. 

"Yo antes trabajaba en la banca tradicional y tenía que vender los productos que me imponían. Ahora que soy asesora independiente no vendo, planifico utilizando las herramientas disponibles en el mercado y seleccionándolas en función del perfil y de las necesidades de cada cliente", reconoce. El servicio de asesores de Finect, de manera gratuita, por ejemplo, te permite elegir y comparar entre tres asesores financieros independientes, propuestos en función de tu perfil de ahorrador.

Mostrar comentarios